Detenido superintendente de complejo petrolero de Pdvsa por corrupción

Complejo Criogénico de Jose

26/02/2017

FISCALÍA | PDVSA | PETROLEO | PETROLERA ESTATAL |

Fue privado de libertad el superintendente de Ingeniería de Instalación del Terminal de Almacenamiento de Crudo del Complejo Petroquímico José Antonio Anzoátegui, Ramón Antonio Castillo Vargas, por presuntamente estar vinculado en el sobreprecio de la adquisición de monoboyas para la carga de buques petroleros.

Por este caso está detenido también el exgerente general de estas instalaciones, Jesús Cornelio Osorio Virguez, quien fue imputado por los delitos de peculado doloso propio y asociación para delinquir.

En nota de prensa del Ministerio Público se informó que en la audiencia de presentación, los fiscales 55º nacional y auxiliar, Pedro Lupera y Luis Sánchez, respectivamente, imputaron a Castillo Vargas por la presunta comisión de los delitos de peculado doloso, concierto de funcionario con contratista y asociación para delinquir, previsto y sancionado en las leyes contra la Corrupción, y Orgánica contra la Delincuencia Organizada y Financiamiento al Terrorismo.

El superintendente de Ingeniería, se encuentra recluido desde el 22 de febrero en la sede de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim) en Barcelona, estado Anzoátegui.

Adicionalmente, los fiscales solicitaron las medidas de prohibición de enajenar y gravar bienes muebles e inmuebles e inmovilización de cuentas bancarias de Castillo Vargas.

La investigación se inició en 2015 luego de la denuncia realizada por funcionarios de la estatal Petróleos de Venezuela, quienes detectaron irregularidades en el terminal de almacenamiento y embarque de crudo del criogénico relacionada con la adquisición, desinstalación e instalación de dos monoboyas por la cantidad de 76,2 millones de dólares. Se presume el sobreprecio en la negociación de los referidos equipos.

@ekbufalo Erik Del Búfalo: “Estamos más cerca del fascismo que del estalinismo”

ErikDelBufalo

26/02/2017

EL INTELECTO ACORRALADO | ÉRIK DEL BÚFALO | FILOSOFÍA | MUD | VENEZUELA |

Casi tiene que pedir perdón porque el color de sus ojos es idéntico al de su camisa o al del cielo despejado de Caracas a comienzos de año. Erik Del Búfalo, el filósofo de Chacao que se ha vuelto una especie de Bob Dylan del malestar irredento por su denuncia del chavismo, pero sobre todo de lo que llama “sumisión” de la MUD, asegura que es un creyente de la multiculturalidad y del intercambio entre grupos humanos, a pesar de que algunas de sus posturas puedan ser interpretadas como clasistas.

“Desprecio a ese mantuanaje que se casa entre primos. Me meten en el mismo saco de la derecha de la gente que quiere cerrar su país al mundo, de Marine Le Pen. Equivocadísimo. Yo apostaría más bien por acelerar los procesos de globalización: generan riqueza”, explica Del Búfalo, que recurre a una imagen del alemán Peter Sloterdijk para explicar cómo se volvió filósofo: “Era un niño que siempre estaba viendo a los otros niños jugar. Observaba mucho a la gente. Por supuesto, me gustaba jugar. Pero también pensar en porqué uno tiene que jugar, en vez de no-jugar”.

La conversación, que se desarrolla en la Plaza Los Palos Grandes de Caracas, es interrumpida al menos cuatro veces por gente que pide dinero o alimento. En el clímax, uno de ellos implora al entrevistador las dos bolsas de azúcar refinada que no ha empleado para el té. Cada una de las súplicas (o demandas) desfigura a un entrevistado que llama a quebrar la paradoja de Estado rico, sociedad pobre.

—¿Qué es un intelectual? ¿Usted es uno?

Yo no preguntaría tanto qué es un intelectual, sino cual sería su lugar hoy. Comparte lugar con el especialista: el perito, el economista, el jurista, que es entrevistado por temas específicos. El intelectual habla desde una supuesta cultura que, de suponerla, le da el privilegio de una visión más elevada de la realidad. A veces no se distingue bien, por ejemplo, un periodista de un intelectual.

“Yo no hablo desde el lugar del intelectual. No pretendo moralizar a la opinión pública a partir de un hecho concreto, una visión o una ideología, que también ocurre: hay intelectuales que trabajan para evangelizar. En ese sentido, no soy un funcionario o un propagador corporativo. No me llamaría filósofo, eso es demasiado grande. Me gustaría que más bien la gente me viera como un aprendiz de filósofo. Lo que hago es pensar en voz alta mi tiempo para invitar al otro a pensarlo conmigo. No ando pontificando desde una posición de supremacía moral, como ya me acusaron por ahí en Twitter”.

—¿Tuitea como filósofo o ciudadano?

—No separo. Claro, mis tuits no son académicos, están destinados a un público general. Lo de las redes fue un accidente. En este país siempre he estado un poco en el ostracismo. De lado y lado. Han sido un lugar de salida para mí. Me ha costado mucho publicar en Venezuela.

—¿Se ha imaginado a Kant o Descartes escribiendo tuits de 140 caracteres?

—El primer filósofo que agarré cuando era adolescente fue Nietzche, y la forma nietzchiana por excelencia es el aforismo, que es corto y veloz. Me gusta mucho esta forma de destello de la idea. Ver la idea como una intuición, un efecto de la palabra, no solamente como una argumentación. Me siento cómodo en ese uso de lenguaje. El lenguaje como una filípica, una provocación.

—En las redes sociales, usted ha tenido una postura contracorriente, que paradójicamente pudo haberse vuelto ya la predominante en ese ámbito. ¿Se puede mantener realmente la independencia de pensamiento cuando empiezas a acumular followers?

—Empecé a ganar seguidores cuando no me importó perderlos. Siempre tuve muy pocos seguidores. Hubo un salto cuando no me importó ya decir nada. Y eso fue una forma de hacer empatía con gente que se sentía fuera del lugar hegemónico, de los lugares de la verdad. Acerca de lo de la corriente o contracorriente: no soy un pensador independiente que está en la montaña como Zaratustra y va a bajar a orientar al ser humano. Por eso me molesta mucho la imagen del intelectual. Más bien trato, si uso el término un poco técnico, de deconstruir el discurso que está en el ambiente. De criticarlo. Porque ese discurso me afecta vitalmente, en mi día a día. Son discursos que legitiman cosas terribles de esta tiranía y sobre todo favorecen una muestra de sumisión que es la que hace juego con el chavismo. Si te pones a ver mis tuits, todos van hacia atacar esa atmósfera de sumisión, de resignación, de mediocridad, de dejadez, de autoculpa. De que nos merecemos esto porque somos unos privilegiados que no le paramos a los pobres. De que por nuestros errores tenemos que pasar esta ordalía, este desierto y sufrir hasta que el chavismo un día nos perdone y la gente nos dé su voto. Estoy montado en destruir ese discurso. En ese sentido soy heterónomo, es decir, muy dependiente de lo que recibo.

—¿Hace colas o se niega por principios?

—He tenido que hacer colas, por supuesto. No me queda más remedio en algunos casos. El problema no es tanto el hecho físico de hacer la cola, es la justificación de por qué la haces. Insisto en esto, es muy importante: el problema es el discurso autoculpabilizante y de resignación que tenemos todos aquellos que padecemos el chavismo. Eso es lo que no acepto. Yo tengo mis ideas, por supuesto, de cuál sería el modelo ideal para Venezuela. Mis posturas liberales de centro, diría yo. Pero el problema ahorita de Venezuela no es eso. Es reconstituir el pacto republicano. Que haya pluralidad, justamente. No la hay. Por eso hay que romper la doble hegemonía, que es una sola: forma una dialéctica. La hegemonía del tirano que hace juego con la hegemonía del resignado. Si tú te pones a ver son dos caras de un mismo discurso. Eso es lo que ataco, ese es mi enemigo.

—Nietzche distingue entre la moral del señor y la moral del esclavo. ¿Hay en usted predilección por él?

—Hay algo que me gusta de Nieztche: su gesto. Un gesto que lo diferencia de un intelectual. En el sentido de que sospecha de sí mismo, incluso cuando sospecha de su época. Él no veía las palabras de alguien, veía cómo ese discurso se vuelve un pathos: una postura que hace que el hombre ande cabizbajo por la vida. A mí la política me aburre muchísimo. Me gusta más hablar de arte, de fotografía, de estética. Pero justamente porque no me he podido ir, o no me quiero ir, o no aguanto mi época, como diría Nietzche, es que estoy dedicado a esto casi como una obsesión.

—¿Desde 1999 lo que hemos tenido es una revolución contra el intelecto?

—No soy historiador, pero se siente algo en el chavismo que viene de muy atrás. Sí, es como heredero de Zamora, diría que hasta de Boves, una especie de reacción contra-occidental muy fuerte. El chavismo es una irrupción de esa forma barbárica, no en un sentido necesariamente despectivo, sino de que no consolidó nunca una forma de expresión propia. Lo que pasa es que lo hizo de un modo muy destructivo, buscando, como siempre, conceptos que vienen de Europa: el socialismo, etcétera. Al final se volvió un experimento social terrible.

El chavismo también tiene que ver con la forma como vemos el petróleo los venezolanos, sobre todo a partir de los años setenta. Reivindica el reparto de la riqueza petrolera a partir del Estado, con la buena suerte para ellos y la mala suerte para la sociedad venezolana de que hay otra vez un boom de precios que lo hace mantenerse en esa falsa suposición. Estado rico, sociedad pobre. Hay un tercer factor, la mediocridad de las élites venezolanas. No sólo me refiero a las élites culturales o intelectuales, sino a las económicas que estuvieron muy tuteladas por ese Estado rentista. ¿Qué es el chavismo? Es una pregunta más complicada. Una reivindicación de cosas inviables, y sin embargo tiene 18 años en el poder. Sin China y Cuba el chavismo no se habría mantenido en el poder. Eso no significa que el chavismo sea un sistema comunista de socialismo real como lo conocimos en el siglo XX. Para mí su forma, su contenido está más cerca del nacional-socialismo que del estalinismo, que es igual de criminal que el otro. Pero aunque se acerque mucho al fascismo, no es tampoco el fascismo. No hay un desarrollo fascista de la sociedad, más o menos ordenado. El orden no es un valor del chavismo. Al contrario, es un desorden. Es una especie de caudillaje de masas, submundos malandros que se alían un poco como en Afganistán, para mantener su cuota de poder y retroalimentarse entre sí. El chavismo tiene algo muy feudal y destructivo.

El chavismo se ha pensado muy poco. Hay que pensarlo. Tenemos que entender qué pasó.

—Le tengo que hacer esta pregunta. ¿Alguna vez ha sentido que está defendiendo los intereses de una clase social privilegiada?

(Respira hondo).

(El entrevistador siente como si ha hecho alborotar un apellido).

—Esa pregunta supone que hay intereses de clase, que las clases sociales existen realmente como clases. Más allá de gente pobre o rica hay realmente unas clases homogéneas todos pensamos igual porque somos de la misma clase. Yo pondría eso en duda a estas alturas, no creo que haya clases en ese sentido de Marx.

No voy a esquivar tu pregunta, te voy a responder desde el afuera para ir al adentro. El afuera es: la oposición tiene ya varios años descuidando a los sectores medios so pretexto de que hay que atender la pobreza. Discurso que pudo ser válido hasta que la Asamblea Nacional ganó dos tercios. No me importa que me acusen de lo que sea: la política no la hacen las mayorías, sino las minorías cualitativas. La gente que tiene o el poder, el interés real, la visión y la voluntad de ir más allá de sus propias entrañas, que puede ver más allá de sí misma. Hegel decía justamente que la política pertenece al mundo de la libertad. Desde el mundo de la necesidad no se puede hacer política, ni construir repúblicas ni visualizar un país. Cuando las necesidades básicas están más o menos cubiertas, uno puede pensar en valores superiores al biológico de mantenerse vivo. Haber descuidado, humillado y maltratado a los sectores medios fue una catástrofe para el país y la política. Cualquier proyecto que quiera retomar fuerzas tiene que atender sectores que van desde, digamos, el técnico superior de Caricuao hasta el profesor universitario de Guatire, pasando por los comerciantes o los profesionales por cuenta propia: toda aquella gente que vive de su trabajo pero que tuvieron acceso a una formación más allá de las necesidades básicas o de la menesterosidad del día a día.

El interior de esa pregunta implica la suposición de que el chavismo es un movimiento popular. El chavismo fue puesto ahí no por las clases populares, para hablar así todavía, sino por una elite de notables que incluso viene del medinismo más recalcitrante y que pensó con Chávez podía volarse la corrupción adeco-copeyana y meter sus propios agentes. Ya que estamos hablando en ese discurso, para mí el chavismo es un pacto lumpen-oligárquico. Las elites del chavismo vinieron, por lo menos en primera instancia, de sectores oligárquicos que le dieron el golpe a CAP porque tocaba los intereses proteccionistas de sus empresas. Su acceso al Estado rentista.

—Usted dijo que le gustaría hablar más de estética que de política. ¿Cómo se ha entrometido el drama del país en su tarea de académico: producir conocimiento?

—Tengo que hablar como profesor universitario venezolano. Hay que decir algo: la universidad venezolana está devastada. Por muchas razones: es culpa de ella, en parte. Eso implica muchas cosas, no solamente para el universitario. Implica que las clases medias, o aquellos que eran de clases bajas y querían ascender socialmente, si esto sigue así, no van a poder. No es ya solamente un problema de intelectualidad, sino de acceso al conocimiento. Esta es una sociedad de conocimiento, de saberes. Si esos saberes no están vamos a ser peor que Haití o Surinam. Es un problema muy grave. Un profesor universitario desde hace tiempo no puede dedicarse más a la universidad. Tiene que buscar cosas muy estresantes del día a día. No hay vida académica en Venezuela. Es poca, muy rara, subsidiada por uno mismo, casi romántica.

—A propósito del ascenso social, ¿no le aterra pensar que quizás el único ascenso posible sea a través de la delincuencia?

—El problema es que, una vez que la riqueza está en un lugar, PDVSA, se vuelve como un pozo. El que agarra el pozo se agarra la riqueza. Una vez que yo monopolizo la riqueza en un sitio, la sociedad va a buscar la rapiña de esa riqueza. Ese es el estímulo. Si el Estado es rico, vamos a ser siempre pobres. Mendigando. Eso es una enseñanza, debe ser obvio. Lamentablemente parte de las elites tienen que renunciar a ese gran beneficio.

—¿Ése es el pecado original?

—No sé si es el pecado original. Creo que viene del siglo XIX. Pero es el mecanismo que ha permitido que ese pecado perviva.

Erik Del Búfalo (Caracas, 1972) es doctor en filosofía y profesor titular de la Universidad Simón Bolívar. Tiene cerca de 30.000 seguidores en su cuenta de Twitter, @ekbufalo. Ha publicado títulos como Deleuze y Laruelle, del esquizoanálisis a la no-filosofía (2003), El rostro lugar de nadie (2006) y la reflexión colectiva La política encarnada (2015). Actualmente prepara el no demasiado apolítico Sobre la imagen y la verdad de la imagen, y también intervendrá en un e-libro sobre la izquierda y las derivas autoritarias bajo la dirección de Gisela Kozak. 

Esta entrevista pertenece a una serie de jóvenes intelectuales venezolanos. Para leer las entrevistas a Guillermo Aveledo Coll, Daniel Esparza, Anabella Abadi, Rodrigo Blanco y Emila Díaz-Struck haga click sobre sus nombres.

Las 15 perlas que soltó Hugo “El Pollo” Carvajal al país

HUGO-CARVAJAL-DIVORCIO.jpg

El oficialista es diputado a la Asamblea Nacional por el estado Monagas / Foto: EFE

 

Este jueves el general retirado, ex director de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim) antes (Dirección Inteligencia Militar DIM)  y diputado, Hugo Carvajal, aseguró que es “inocente” de todas las acusaciones en su contra, como por ejemplo las vinculaciones con el narcotráfico.

Durante el programa la “Cola Feliz”, moderado por los periodistas Nelson Bocaranda y Mariela Celis, el parlamentario evadió la crisis alimentaria que atraviesa en estos momentos el país al igual que su cercanía con el ex ministro de Relaciones Exteriores, Justicia y Paz, Miguel Rodríguez Torres.

Igualmente, Carvajal no dijo si cobraba o no su sueldo como diputado, ya que actualmente los representantes de la AN llevan ocho meses sin recibir su remuneración mensual.

A continuación algunas de las frases más llamativas que dijo

1- “Estuve doce años en la Dirección de Inteligencia Militar (DIM)”.

2- “Las acciones que ha tomado el compañero Tareck El Aissami y las mías son puras coincidencias” con relación a la defensa por parte de las acusaciones del Gobierno de Estados Unidos.

3- “Si Estados Unidos hubiese presentado pruebas yo no estaría aquí“.

4-  “Fui a la Fiscalía General de la República a que me me investigara, no tengo nada que ocultar”.

5- “La computadora de Raúl Reyes (Ex líder guerrillero de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia) no es una prueba en mi contra. Hubo mal manejo y falsificaciones“.

6- “Yo tuve una visa por mucho tiempo y me la quitaron. Luego, me la entregaron de nuevo”.

7- “Aquí antes no se hacía contrainteligencia“.

8- “El análisis que hago es que me acusan por mi cercanía con Hugo Chávez“.

9- “Chávez sabía quien era yo, al final me dijo, búscate un abogado”.

10- “Yo revisaba los nombramientos, velar por el comportamiento correcto de la Fanb” (Fuerza Armada Nacional Bolivariana).

11- “No tengo propiedades ni cuentas en los Estados Unidos”.

12- “Estoy en las mismas condiciones de todos los diputados de la Asamblea Nacional”.

13-  “Me metí en la política porque sentí la necesidad de ayudar a la gente“.

14- “El presidente Maduro tiene que seguir apretando“.

15-  “El tiempo me dará la razón“.

JM de los Ríos: crisis se aguda,en los años 2014 y 2015 han muerto 290 niños

article-thumb

Caracas, 24 de febrero.- En 30 años el Hospital de Niños J. M. de los Ríos pasó de tener 100 mil a 3.800 ingresos hospitalarios. Las cirugías descendieron de 4.500 anuales a 2.500 y la mortalidad, que se mantenía en 3,7% de los ingresos, aumentó a 4,5% en 2014. De una capacidad para 420 camas, solo entre 130 y 160 están operativas.

El diagnóstico proviene de los profesores Rodrigo Mijares, Néstor Utrera, Noel Camilo Castro, Rubén Lugo, Zaida Sierra, Elena Rincón, Luis Azpúrua, Alfredo Mijares y Karedy Guillén que forman parte de la Unidad de Gestión de Tecnología en Salud de la Universidad Simón Bolívar. El equipo hizo entrevistas con los jefes de Servicio, médicos adjuntos y personal de enfermería, y recorrió las áreas de atención que forman los servicios del hospital de niños.

Desde que comenzó la crisis más aguda en el sector salud en los años 2014 y 2015 han muerto 290 niños, lo que hizo que hubiese un aumento del porcentaje de defunciones en comparación con los ingresos que se tuvieron dentro del hospital 30 años atrás. Para 2014 se atendieron 3.538 hospitalizaciones y fallecieron 158 pequeños, mientras que en 2015 la atención descendió a 3.331 y murieron otros 132.

En la Unidad de Terapia Neonatal hay un cementerio de 17 incubadoras dañadas, dos incubadoras radiantes (para proporcionar una zona térmica a los neonatos) que no están operativas. Además, siete ventiladores y cinco humidificadores no funcionan. El servicio se encuentra a 50% de su capacidad. También se contabilizaban 11 obras que debía ejecutar la Fundación de Edificaciones y Equipamiento Hospitalario, publicó El Nacional. 

La Guardia, ganaderos o Vielma Mora: El contrabando de ganado ¿La culpa es del Vaca?

prensamat.blogspot.com

23/02/2017

 CONTRABANDO | FARC | GANADO | JOSÉ VIELMA MORA | TÁCHIRA |

El contrabando de ganado vivo y carne a través de la frontera colombo venezolana es un problema nacional y un nuevo punto de choque entre el gremio ganadero colombo venezolano y el gobierno del Táchira. El 1% del rebaño nacional pasa a Colombia -según la Federación de ganaderos de Venezuela- lo que genera un negocio redondo y turbio, de varios millones de dólares.

La llegada de carne venezolana al departamento colombiano de Norte de Santander, en donde se compra a un promedio de 5.000 bolívares el kilo de ganado en pie, mientras que en Venezuela se comercializa el mismo kilo a 1.200 bolívares, es a juicio del gobernador del Táchira culpa de los ganaderos y “un tema de conciencia”.

“Los ganaderos deben revisarse, mis colegas deben revisarse, yo soy ganadero también. Ellos (los ganaderos) son quienes le venden los semovientes, los animales a los contrabandistas para que se los llevan a Colombia, porque los paramilitares, los delincuentes pagan mejor el ganado en pie para Colombia”, señaló en breve entrevista.

Niños con edades comprendidas entre los 9 y 12 años estarían siendo utilizados para llevar la carne de contrabando a través de los caminos verdes que conducen al vecino país, afirmó el mandatario tachirense.

Vielma Mora aseguró que los lugares por donde circula el contrabando hacía Colombia, son “zonas de silencio” donde no existe ningún tipo de comunicación, lo que es aprovechado por los contrabandistas para circular sin poder ser radiados.

“El contrabando lo pasan por donde no hay comunicación para poder radiar. Tengo bajo mi control en este momento 40 toros que agarramos por la vía de San Vicente de la Revancha, los llevaban de contrabando y otros 12 por Boca de Grita en la zona norte del estado”, dijo.

– En alerta –

Durante el encuentro binacional de la “Gremialidad Ganadera”, que se desarrolló el pasado miércoles 22 de febrero en la ciudad de Cúcuta, representantes de Venezuela y Colombia, discutieron sobre el contrabando de animales en pie y de carne en canal (beneficiado, entero) que afecta a la frontera colombo venezolana.

Afirmaron que el gobierno venezolano es el principal responsable de la situación.

El presidente de la Federación de Ganaderos de Venezuela, Carlos Albornoz afirmó que el contrabando de carne desde Venezuela hacía Colombia le costó al país en el año 2016, el 1% de su rebaño, en un momento en el que los venezolanos están consumiendo apenas una tercera parte de la carne que consumen sus vecinos colombianos.

“Lo que se está hiendo a Colombia lo están dejando de consumir los niños venezolanos. Las recientes encuesta de consumo demuestran que en el país 9.700.000 habitantes han perdido ocho kilos de peso en el año 2016” dijo Albornoz,

El representante de los ganaderos venezolanos, afirmó que sí existe complicidad en los más de 2.200 kilómetros de frontera que unen a ambas naciones. Pero también es cierto -dijo- que en Venezuela operan 1.200 hombres de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y del Ejército de Liberación Nacional (ELN) y que con grupos de indígenas traen de la Sierra de Perija y de otros lugares rebaños que les roban a productores agropecuarios de la zona.

“Un promedio entre 300 y 400 reses, son pasadas a Colombia en una noche arruinando generaciones de trabajo. Es un problema muy complejo que esta teñido con falta de colaboración de autoridades venezolanas, de la Fiscalía (Ministerio Público) Gobernaciones y demás autoridades que les competa el resguardo de la frontera”, dijo el ganadero.

– El negocio redondo –

La llegada por los caminos verdes de carne y ganado venezolano a las poblaciones fronterizas entre Venezuela y Colombia encendió las alarmas de las autoridades de la Federación Colombiana de Ganaderos (Fedegan) ante la amenaza del estallido de un problema sanitario.

“Estamos alerta ante lo que se pueda presentar porque Venezuela junto a Surinam son dos de los países que no se encuentran libres de fiebre aftosa. Mientras que Colombia es un protagonista estelar en el mercado de la carne a nivel mundial”, dijo el presidente ejecutivo de Fedegan, José Félix Lafaurie.

Como un negocio “grande” que no lo maneja cualquiera, catalogó el vocero de los ganaderos colombianos el contrabando de ganado desde territorio de Venezuela hacia el país vecino.

Citado por Radio caracol, de Colombia, Lafaurie dijo que el 80% de las 500 reses diarias que se consumen en Cúcuta provienen ilegalmente de territorio venezolano con el concurso de la Guardia Nacional de Venezuela.

La cifra equivale hoy a unos 104 millones de dólares. El ganadero no especificó en qué período se entera esa cantidad.

“Un negocio de 300.000.000 de pesos no es un negocio que manejen cuatro comerciantes aquí en Cúcuta, es un negocio que debe estar controlado por altos funcionarios de la Guardia Nacional o del Gobierno venezolano para habilitar las trochas y permitir el paso de tal cantidad de contrabando de Venezuela a Cúcuta”, denunció.

Entre 400 y 450 animales (reses) se estarían trasladando al día entre la frontera del Táchira al Norte de Santander, por lo que no se trata de un negocio ejercido por cualquier persona, “no es un negocio de principiantes”, aseguró el representante de Fedegan, coincidiendo con sus colegas de Venezuela.

“Este no es un negocio cualquiera, como el narcotráfico, o ¿usted cree que el narcotráfico que esta saliendo por Venezuela, lo hacen un par de bandidos atrevidos?, no, lo hacen con la complicidad de las autoridades porque de otra manera no es posible hacer lo que están haciendo”, dijo el presidente de la Federación Colombiana de Ganaderos.

José Félix Lafaurie, afirmó que el contrabando de carne es “un negocio de mafias incrustadas en las esferas del poder en Venezuela que negocian con comerciantes y otros actores del Norte de Santander para poder traer volúmenes”.

De acuerdo con el ganadero colombiano en la frontera venezolana están operando bandas criminales y guerrilleros de las FARC, y el ELN, independientemente del proceso de paz que haya surgido en Colombia.

Mientras tanto, autoridades policiales del Norte de Santander estudian el rastro de la cantidad de carne que entra a los centros de sacrificio localizados en la ciudad colombiana de Cúcuta y de allí la fiscalización a los órganos de distribución, dijo el Coronel Yesid Arango, Comandante de la Policía Metropolitana de esa ciudad colombiana.

Sector de la MUD pide primarias para elegir nuevos líderes

portada-MUD-trapos-Clímax-1100x618

24/02/2017

ELECCIONES | MUD | OPOSICIÓN | PRIMARIAS |

Miembros de la alianza plantean consultar a las bases en el corto plazo para escoger a los candidatos –incluido el presidencial – y darle rostro a la Unidad.

La Mesa de la Unidad Democrática (MUD) son todos y, a la vez, es nadie. Para resolver esta situación, un sector de la alianza propone una solución: convocar a elecciones internas en el corto plazo para definir sus liderazgos a escala nacional, regional y municipal.

No solo se trata de escoger a los candidatos que competirán en las distintas elecciones que se celebrarán eventualmente, destacan los promotores de la iniciativa. “Necesitamos tener a dirigentes que cuenten con el respaldo popular para acabar con la dispersión y tener referentes claros en todo el territorio nacional”, argumenta uno de ellos.

El planteamiento incluye consultar a las bases para seleccionar este mismo año al abanderado presidencial de la oposición. Ese dirigente le daría rostro a la MUD, que ahora es más noticia por sus diferencias que por sus coincidencias.

La última reestructuración dejó en evidencia las dificultades para seleccionar a una figura que tuviera la capacidad de entenderse con las diferentes fuerzas que componen la coalición. Representantes de partidos indican que José Luis Cartaya, quien hasta la fecha se ha caracterizado por su bajo perfil, llegó a la Coordinación Operativa por dos razones: “primero, porque todos confiamos en él y lo respetamos. Y segundo, porque no nos poníamos de acuerdo con ningún nombre, el que asomaba uno era objetado por el otro”.

Cartaya no es el “nuevo” Jesús Torrealba o Ramón Guillermo Aveledo. Los miembros de la MUD acordaron eliminar la Secretaría Ejecutiva e instalaron una Coordinación Operativa “para que cumpla labores operativas, de coordinación política y para que se encargue de la dirección del debate y la convocatoria a las reuniones”, señala el reglamento. El cargo no asumirá la vocería, que se rotará entre las organizaciones.

La Causa R (LCR) apostó en 2016 por ungir –vía primarias- a los candidatos a gobernaciones y alcaldías, para convertirlos en los principales defensores del referendo revocatorio y el derecho al voto en sus respectivos territorios. La moción no cuajó y el vacío se mantiene. En esta ocasión, la idea estaría siendo impulsada por dirigentes de Primero Justicia (PJ).

El representante de uno de los partidos del Comité Político Operativo –conformado por PJ, Acción Democrática, Un Nuevo Tiempo, Voluntad Popular, Movimiento Progresista de Venezuela, LCR, Avanzada Progresista, Vente y Alianza Bravo Pueblo – reconoció que las elecciones internas pueden aclarar el mapa de los liderazgos, pero admitió su temor ante el riesgo de que ciertas candidaturas se “desinflen” o desgasten con el paso del tiempo.

El precedente en este caso ocurrió con los candidatos a alcaldes elegidos en febrero de 2012 –junto con el presidencial y los regionales – y que terminaron midiéndose con los chavistas en diciembre de 2013. “No todos soportaron un trayecto tan largo y aunque a algunos se les pidió renunciar para dar paso a otro compañero, se negaron a hacerlo”, comenta la fuente. En este momento, en Venezuela ninguna votación tiene fecha. Si el Consejo Nacional Electoral (CNE) honra su palabra y se respeta la Constitución, este año deben renovarse gobernadores y alcaldes y en 2018 se escogería al Jefe de Estado.

¡Carísimo! Este es el nuevo precio no regulado en el que están vendiendo la mayonesa (+Foto)

article-thumb

Caracas, 24 de febrero.- Uno de los productos mas escasos en el mercado reapareció en algunos anaqueles de los supemercados caraqueños, sin embargo, con un costo bastante elevado y que difiere, por mucho, del precio regulado del mismo.

La mayonesa “Alberto Real” (946 ml) de marca extranjera, está siendo vendida en algunos centros de distribución de alimentos por la suma de 16.000 bolívares, el equivalente a casi una quincena completa para quienes devengan un salario mínimo mensual.

Recientemente, el presidente de la república, Nicolás Maduro, anunció el aumento de Unidad Tributaria a 300 bolívares y como consecuencia, el bono de alimentación, el cual quedó en 108.000 bolívares, sin embargo, esta cifra parece no ajustarse a la realidad.

Mayonesa