Cifras de @nicolasmaduro sobre salud no cuadran con la realidad, las cifras las saco de NARNIA

Maduro1

07/09/2016

BARRIO ADENTRO | CIFRAS | HOSPITALES | MADURO |

El seis de septiembre, durante una reunión con la vicepresidencia del área social, el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, destacó en cifras lo que calificó como  avances de la llamada revolución en la salud. Números que entran en contraste, como era de esperarse -valga la cacofonía-, con los que ha entregado la comisión de Salud de la Asamblea Nacional, la agrupación Médicos por la Salud y el Observatorio Venezolano de la Salud. 

“Un médico por cada 250 habitantes en Venezuela”, es la meta de la ministra de Salud, Luisana Melo, para el año 2017. Objetivo enmarcado en el relanzamiento de la Misión Barrio Adentro -ahora con un 100% al final del nombre-, y la ampliación de las Áreas de Salud Comunitaria (Asic). “Lo que queremos es cambiar el concepto ideológico de la salud”, afirmó Melo. Además, en las Asic se plantea la construcción de 13 mil consultorios “populares” para descongestionar la red de salud hospitalaria.

Esto choca con la huida de médicos de Venezuela desde 2008. Año en que la Escuela de Medicina “Dr, José María Vargas” de la Universidad Central de Venezuela (UCV) comenzó a registrar el éxodo de estos profesionales. Actualmente, y según estudios que ha realizado la agrupación Médicos por la Salud, se estima que al menos cinco mil médicos venezolanos buscaron residencia en países como Estados Unidos, España y Colombia en los últimos tres años. Cifras que “son conservadoras” para la UCV, donde al menos el 75% de sus estudiantes de medicina, acorde a consultas realizadas por los profesores de dicha facultad, ya tienen el boleto comprado para irse del país cuando se gradúen.

Esto no representa un problema para el presidente Maduro, quien tomó la palabra después de la ministra Melo. Luego de la creación de la Universidad de las Ciencias de la Salud  en 2014, según decreto presidencial 1.317, ya están listos cinco mil médicos especialistas en medicina integral para “salir a la calle”. Además, aprobó 499 millones de bolívares para el funcionamiento de sus instalaciones y programas entre septiembre y diciembre de este año. Esta universidad funciona en uno de los edificios anexos a la Maternidad Concepción Palacios, y los testimonios de los trabajadores de ese recinto apuntan a que los estudiantes que se forman aquí, “no adquieren la educación y experiencia necesaria para ejercer a corto plazo”.

“Se pretende con la medicina integral comunitaria se palee una educación de hasta diez años. Todo por ocupar unos espacios dejados por los verdaderos profesionales. Da mucha pena, porque estos son muchachos que quieren aprender, pero no cuentan con los recursos necesarios y pretenden que los médicos adjuntos le enseñen todo”, comenta la doctora Odra Angulo, médico adjunto.

Maduro volvió con las Asic, y de potenciarlas -unas quinientas en el país- para que se integren con los Centros de Diagnóstico Integral (CDI), los ambulatorios, módulos de Barrio Adentro y consejos comunales. Hizo especial énfasis en Barrio Adentro, asegurando que desde la creación de esta misión en 2003, se han realizado 778 millones de consultas en todo el país. De ese número, 389 han sido “en terreno”. Lo que significa que el médico se acercó hasta la casa del paciente.

Conseguir los números sobre Barrio Adentro pasan -casi- por el secreto sumarial. Desde la inauguración de esta iniciativa, con la ayuda del gobierno de Cuba, los números con resultados han sido vagos. Sólo, extraoficialmente, se sabe que entre un 30 y 35 por ciento de la estructura está en desuso. Mientras que muchos de los médicos cubanos que llegaron al país aprovecharon a Venezuela como trampolín para llegar a los Estados Unidos.

Ejemplos recientes los tenemos en Colombia, Ecuador y Costa Rica, donde los galenos pasan muchas necesidades para llegar al norte. Todos ellos tienen algo en común: vienen de Venezuela.

Sin embargo, para Maduro, ocho estados de Venezuela lograron en 2016 la meta de atender al 100% en Barrio Adentro. Guárico es uno, y Yaracuy es otro. Aunque, admitió que “algunos tienen fallas en equipos y personal”.

Los hospitales quedaron para otra reunión. Aunque todavía tenemos la expectativa en boca con el “plan de rehabilitación” anunciado por la alcaldía del municipio Libertador y el gobierno del Distrito Capital. Según estos dos entes, a partir del primero de septiembre empezaría la recuperación del Clínico Universitario, Carlos Arvelo, J.M. de los Ríos, Oncológico Luis Razetti, Algodonal, Pérez Carreño y Vargas. Las reparaciones van desde la adecuación de ascensores hasta las áreas comunes.

Trabajos que la mayoría del personal médico de estos hospitales espera con desespero. Evidencia en las constantes protestas que se registran en el Clínico -por mejoras salariales y falta de medicamentos-, el Vargas -retrasos en las operaciones y desperfectos en las instalaciones-, Periférico de Coche y el de Catia -por la inseguridad y faltas de consultas de especialistas-, y en los Magallanes de Catia -por la falta de productos de limpieza-.

Los números, de lado y lado, procuran hablar por sí solos.

Anuncios

Un comentario en “Cifras de @nicolasmaduro sobre salud no cuadran con la realidad, las cifras las saco de NARNIA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s