@Miguel_Pizarro “Crisis obliga al 17,5% de los padres pasar a sus hijos a colegios públicos”

Escuela Bolivariana El Arroyo_05_03082016_DCB

08/09/2016

CRISIS EN VENEZUELA | ESCUELAS | HAMBRE EN VENEZUELA | MIGUEL PIZARRO |

El alto costo de la vida obligará a muchos padres y representantes pasar sus hijos de instituciones educativas privadas a escuelas públicas, revela un estudio elaborado por la firma More Consulting sobre alimentación escolar.

De cara al regreso a clases el 26 de septiembre, la vida de muchos alumnos cambiará por la crisis. Un sondeo realizado a padres en agosto asegura que el 17,5% de los consultados tendrá que cambiar a sus representados a una institución pública por no poder pagar una privada.

En tanto, el 5,5% de los consultados confiesa que sacará a sus hijos o representados de la educación formal ante el costo que representa tenerlos en las aulas.

La mayoría de los encuestados (54,8%) afirma que mantendrá a sus niños o adolescentes en un colegio privado o subvencionado, aunque implique sacrificar otras prioridades en el presupuesto familiar.

La encuesta, realizada del 8 al 12 de agosto de 2016, fue divulgada por el diputado opositor Miguel Pizarro, presidente de la Comisión Permanente de Desarrollo Social Integral, quien impulsa desde la Asamblea Nacional una ley sobre alimentación escolar.

El análisis sobre alimentación de escuelas tuvo una muestra de 767 casos, con un error muestral de 2,39% y un nivel de confianza de 95%. More Consulting dijo que el 60,0% de los consultados tienen a sus hijos o representados en una escuela o liceo público: 29,6% en un colegio privado y 8,6% en una institución subvencionada como Fe y Alegría.

La falta de comida entorpece a la educación

El estudio también revela datos escalofriantes sobre el hambre en los salones y los hogares de los estudiantes venezolanos. A la pregunta sobre cuál fue la razón más frecuente por la cual sus hijos no asistieron a clases, el 48,1% de los consultados lo vincularon a problemas con alimentos: “no habían comido y estaban muy débiles; se ahorraron el pasaje para invertirlos en comida; fueron a hacer la cola para comprar comida”, fueron los mayores argumentos citados en el análisis.

El 38,1% de los consultados también revela que sus hijos debieron dejar de ir algún día a la escuela porque no había suficiente comida en el hogar.

Además, el análisis refleja los sacrificios que hacen los padres para mantener a sus representados dentro del sistema educativo. Más de la mitad de los encuestados (57,8%) declara haber dejado de comer para darle comida a sus hijos o representados.

Según los padres, el 36,5% de los escolares comieron dos veces al día en promedio para el mes de agosto; el 52,5% tres veces o más en la jornada. El 10,2% ingirió alimentos una sola vez.

A la pregunta si la única comida ingerida por el estudiante fue en la escuela, el 11,9% de los padres dijo que sí. El 86% dijo no.

En tanto, el 33,6% de los consultados confiesa que sus hijos dejaron de acudir a la escuela algún día para ayudar a conseguir alimentos.

El diputado Miguel Pizarro, también divulgó un estudio elaborado por la misma firma, en la que realiza un análisis sobre la alimentación en Venezuela.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s