Estos son los enchufados del Gobierno que llenan sus bolsillos con la importación de alimentos

Oct 23, 2016

Foto

“Se instauró un bachaquerismo legal”

.- El pasado viernes, comenzó la venta de productos importados desde Colombia en toda Caracas, como parte del Plan de Abastecimiento Complementario. Sin embargo, sus precios no están muy alejados del que ofrecen los “bachaqueros” y las ganancias que estas dan a los “enchufados” del Gobierno encargados de abastecer los anaqueles son astronómicas.

Desde el año 2003, el Gobierno impuso el control de precios para rubros de la cesta básica, de lo cual, lo único que ha surgido es desabastecimiento y escasez debido a la caída de la producción, lo que ha obligado al Ejecutivo importar alimentos.
“Mientras William contreras (superintendente de Precios Justos), persigue a los empresarios y comerciantes que venden por encima del precio justo, Vielma Mora (Gobernador del estado Táchira) y Daniel Aponte (jefe de Gobierno del Distrito Capital) se llenan sus bolsillos con el pretexto de llevar alimentos al pueblo”, denunció un Cooperante, quien no está muy lejos de la realidad.
Los responsables del plan, entre ellos Aponte, venden los productos por encima del “precio justo” que fijó el Gobierno para los fabricados en el país. El champú importado cuesta 3.861 bolívares, cuando el nacional vale 24,71 bolívares. El desodorante lo comercializaban en 1.340 bolívares y el hecho en Venezuela está regulado en 32,95 bolívares, lo que equivale a una diferencia de 3.964%. La crema dental la expendían en 1.394 bolívares y la nacional está controlada en 118 bolívares, 1.081% por encima. El paquete de 30 pañales lo venden en 10.950 bolívares, según reseña El Nacional tras un recorrido por Centro Endógeno Libertador Simón Bolívar, en La Florida.
Con respecto a los productos alimenticio, el kilo de harina de maíz importada tiene un costo de 1.833 bolívares, y la venezolana está en 190 bolívares. El arroz está regulado en 120 bolívares y el Gobierno vende el colombiano en 1.590. El aceite importado está en 2.590 bolívares y en nacional regulado a 28 bolívares. Un kilogramo de azúcar hecha en Venezuela 26 bolívares, mientras que la importada tiene un precio de 1.780 bolívares.
Ante este panorama, representantes del sector productivo e industrial del país aseguran no entender dicha medida de importación cuando en el país hay infraestructura instalada, mano de obra y capacidad para producirlos. En este sentido, aseguran que con un dólar para importar materia prima los industriales nacionales fabrican cinco veces más productos que los que se importan terminados.
“No tiene sentido obligar a las industrias nacionales a vender a precio regulado mientras que ellos le compran a particulares en el extranjero y venden a precios fuera de regulación y por encima del internacional. La ley aplica para unos y para otros no. Se instauró un bachaquerismo legal”, sentenció Manuel Felipe Larrazábal, presidente de la Cámara Venezolana de la Industria de Alimentos, lo que deja en evidencia la gran jugada de los “enchufados” quienes desfalcan a la nación bajo una mentira: solo les importa la tranquilidad y estabilidad de un pueblo hambriento.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s