¿Por qué Venezuela tiene la gasolina más cara del mundo?

Gasolina

04/01/2017

GASOLINA | PRECIO | VENEZUELA |

Solemos pensar que la gasolina es barata porque cada vez que se llena el tanque apenas se le deja al bombero unos 400 bolívares máximo. Pero no hay que dejarse engañar.

Alos 400 bolívares hay que sumarle todo el dinero inorgánico que “imprime” el gobierno para poder “regalar” la gasolina. A medida que Pdvsa paga a proveedores y empleados públicos con bolívares que se devalúan a una velocidad escandalosa, cobra un impuesto inflacionario creciente que después usa, entre otras cosas, para proveer gasolina supuestamente muy barata.

A medida que el salario se estanca y la inflación se desborda, lo que está ocurriendo es que el gobierno confisca sin compasión el salario de los trabajadores, por lo que cada vez que se va a comprar un par de bolsas en el supermercado y el sueldo no alcanza, es porque se pagó gasolina por adelantado.

También se pagaron otros bienes y servicios “baratos” que provee el gobierno, y también se pagó por adelantado la vida excesiva y lujosa de un puñado de personas visibles en la sociedad.

Este mecanismo muy ineficiente hace que el país tenga realmente la gasolina más cara que se pueda imaginar.

Hay otros costos asociados como la “cola” que hay que hacer para llenar el tanque, pero estos son menos onerosos.

Pero lo socialmente injusto de esta carísima gasolina es que cada vez que una persona adinerada llena el tanque de su camioneta blindada o carro nuevo en la bomba, recibe un subsidio masivo e inmenso de la población más pobre del país. Dado que la inflación afecta a estos sectores con mayor incidencia.

El monto de este perverso subsidio es difícil de conocer, pero se estima en casi 17.000 bolívares por tanque, que es el precio “internacional” sin impuesto a la gasolina calculado a la tasa de cambio de Bs 670 por dólar, que es lo que tiene que poner el gobierno.

Esta distorsión de precio en el momento del pago genera incentivos para consumir mucha gasolina, por lo que crece el monto. Lo razonable sería que fuera al revés, que se cobrara el precio que cuesta producir la gasolina más un impuesto que puede usarse para financiar el transporte o vías públicas.

Este subsidio de pobres hacia ricos lo pagan cada vez que no consiguen productos básicos a precios regulados y deben comprarlo en el mercado negro a precios que suben semanalmente.

Antes, cuando no había hiperinflación, la gasolina cara la pagaban proveedores externos. Pero hoy cuando ya nadie le presta un centavo al gobierno, no queda otra que esquilmar el ingreso de la población.

Si queremos quitarnos todos esta durísima carga, se debe tomar la medida de pagar Bs 17.000 cada vez que se llena el tanque. Así es la economía, no la inventé yo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s