Sacando la cuenta: Los precios en el extranjero de productos de las cajas Clap

CLAPCAJAFOTO.jpg

Foto / @ClapOficial

Rebeca González


Para nadie es un secreto que durante los últimos años la escasez de productos de primera necesidad ha repuntado; solo en Caracas alcanzaba 82,8% según informes presentados por la firma Datanálisis en 2016, por lo que los ya conocidos Comité Locales de Abastecimiento y Producción (Clap) llegaron “para solucionar” la crisis según el mismísimo Nicolás Maduro.

En abril de 2016  el Mandatario anunció la creación de los Clap; casi un año después, la modalidad sigue en ejecución, ahora con las llamadas “cajas Clap” que vienen con productos extranjeros y son distribuidas en -algunas- comunidades de todo el país, según denuncias reiteradas de miles de personas que exigen el “beneficio” gubernamental. Aunado a ese punto, también son varias las irregularidades alrededor de la entrega de los alimentos; entre esos “los guisos” con los precios de los productos importados y posterior venta al detal.

El diputado  a la Asamblea Nacional Carlos Paparoni, explicó que desde el Poder Legislativo se investigan diversos casos ya sea en la distribución de los alimentos, como de las transacciones que se manejan detrás del entramado comercial; y es que la diferencia de precios luce desproporcionada.

 

Infografía/ Rebeca González – Caraota Digital

Los precios de los productos no corresponden con el valor asignado en el país, ya que cada paquete Clap se vende a costos elevados en Venezuela. Incluso, por las redes sociales algunos ciudadanos denuncian que los productos llegan a manos de los “bachaqueros” (personas que venden a sobreprecio), quienes terminan obteniendo ganancias hasta de más del 100%.

El costo actual de los productos Clap ronda los 10.000 bolívares, lo que algunos “bachaqueros” llevan hasta los 15.000 bolívares, según la investigación del Parlamento, así como los reportes que los ciudadanos han hecho por las redes sociales.

Se debe recordar que, desde su implementación, la tasa de divisa protegida (Dipro) estuvo dirigida al pago de “las importaciones de los bienes determinados en el listado de rubros pertenecientes a los sectores de alimentos y salud y de las materias primas e insumos asociados a la producción de estos sectores”, tal como lo expresa el convenio cambiario Nº 35; mientras que la de divisas complementarias, (Dicom), sería destinada a las demás operaciones.

Desastre alimentario

Paparoni, detalla que debido a que “no se puede distribuir alimentos si no se producen”, el Estado se vio obligado a importar cada vez más. ““Para el 2015, nueve de cada diez productos que se vendían en Pdval, Mercal, Abastos Bicentenario y todas las demás redes de distribución del Estado, eran importados. Hoy en día en las cajas Clap solo hay productos importados, pero a un costo de 35 dólares por caja nosotros pudiéramos estar produciendo 16 veces más”, dijo. 

A eso le sumó lo que denominó como el  desvanecimiento de la capacidad productiva del país se ve reflejado con mayor claridad a través del sistema que el mismo Estado alaba: Los Clap. Resulta que en los productos que vienen en las bolsas o cajas Clap destacan frases en las que se exalta la producción, pero no la de Venezuela, sino la del país del que en realidad vienen los alimentos. En la mayoría de los casos proceden de México, pero también se anexa mercancía de otras naciones como Panamá, Brasil, Ecuador, Bolivia y Colombia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s