“9 horas de trabajo para solo el desayuno..”


Mientras preparo mi desayuno, escucho a @rondoncm comentar la noticia de un niño fallecido en Santa Rita, en Maracay por desnutrición. Aunque mi desayuno es modesto, no puedo evitar sentirme culpable. 

Me siento culpable por desayunar (y eso que no soy presidente de la república) en un país en el que mis compatriotas tienen que trabajar durante nueve horas para pagar el desayuno.

 Es decir, una jornada laboral de un día no alcanza para cubrir la primera comida. Estamos en Cuaresma y nuestro gobierno se ha convertido en una penitencia: el venezolano esta crucificado por el hambre y la corrupción. 

La Cuaresma es tiempo de ayuno y meditación. Esta es la lectura de hoy, del profeta Isaías:
“El ayuno que yo quiero es éste: Abrir las prisiones injustas, hacer saltar los cerrojos de los cepos, dejar libres a los oprimidos, romper todos los cepos; partir tu pan con el hambriento, hospedar a los pobres sin techo, vestir al que ves desnudo, y no cerrarte a tu propia carne. Entonces romperá tu luz como la aurora, en seguida te brotará la carne sana; te abrirá camino la justicia, detrás irá la gloria del Señor. Entonces clamarás al Señor, y te responderá; gritarás, y te dirá: “Aquí estoy…”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s