¿A qué saben las arepas hechas con la harina de la Mexi-CLAP?

Arepas-4-1920x1080

03/03/2017

AREPA MEXICANA | CLAP | HARINA DE MAÍZ |

Si hay algo para lo que ha servido la llamada “soberanía alimentaria” es para poner a prueba la capacidad de aguante del venezolano. La llegada al país de harina de maíz para hacer tamales mexicanos en los CLAP, la solución de Nicolás Maduro para enfrentar la escasez de comida, supone probar -a juro- nuevos sabores en el paladar de los adictos al plato más universal de Venezuela: la arepa. 

Considerada como el mejor desayuno del mundo por el portal thrillist de gastronomía y tendencias, la arepa es un sinónimo de orgullo y tradición de los venezolanos.

Pero con la escasez de alimentos y la llegada masiva de productos mexicanos en los polémicos Clap, el método chavista para racionar alimentos en tiempos de hambre, la harina de maíz mexicana se ha convertido en un salvavidas para los que quieren asegurar una arepa en sus mesas.

¿A qué sabe el plato más venezolano con harina para tamal mexicano? Con la ayuda del equipo de la revista Bienmesabe, una reportera de El Estímulo entró a la cocina de La Casa Bistró, en la urbanización Los Palos Grandes, para preparar y saber a qué sabe este platillo criollo con la mano experta de Luis Hernández, jefe de cocina de este local conocido por la elaboración de platos con productos hechos en casa.

Los pasos para la preparación de arepas con harina mexicana son los mismos –mezclar la masa con agua y sal, para luego cocinarla-, pero la composición es diferente. La harina de México es maíz ligado con cal en un proceso llamado nixtamalización, según explicó Hernández, para luego ser cocinado, secado y molido.

Arepas con harina mexicana La Casa Bistro

La harina con cal es perfecta para elaborar tortillas, tamales y tacos. Su empaque y el olor inconfundible que desprende el polvo en su interior son pruebas de ello.

Además, las diferencias entre los productos se notan al instante: la harina con cal es ligeramente más gris y refinada que la harina de maíz hecha en Venezuela. Al momento de mezclarla con agua, la harina se asemeja a la levadura por su pastosidad.

Arepas con harina mexicana La Casa Bistro

El amasado es largo y extenso, de 10 a 15 minutos, explicó Hernández mientras juntaba la mezcla en un recipiente grande hasta lograr una masa blanda y consistente. La masa es elástica, lisa y pegajosa, muy parecida a la plastilina. “Es más suave, no porque sea de mejor calidad, sino porque el proceso de molido de la harina hace que quede más delgado”, dijo Hernández.

Su textura flexible facilita el proceso para darle forma a las arepas: el puñado de masa en forma de bola para luego presionar con las palmas y extenderla.

¡Al fuego!

La cocción de las arepas con la harina de maíz Harimasa es otro cuento. Mientras el plato autóctono con harina nacional se tarda en cocinar en un budare entre 8 minutos por los dos lados, aseguró Hernández, las “arepas mexicanas” se hacen muy rápido o muy lento. No hay un tiempo en específico.

Arepas con harina mexicana La Casa Bistro

Hernández preparó seis arepas para que dos fueran cocinadas de tres formas diferentes: a la parrilla, a la plancha y frita. Las arepas a la parrilla tardaron solo cuatro minutos en cocinarse y las fritas alcanzaron los cuatro minutos en el aceite. La cocción en el budare, el más utilizado por las personas en casa, fue de casi 20 minutos.

Arepa venezolana vs arepa mexicana

El resultado final dista bastante a lo que los venezolanos están acostumbrados a obtener con la harina de maíz nacional. Las arepas se inflan, parecidas a un pan redondo, y se cuartean en la concha, a diferencia de las de harina de maíz venezolano que quedan crocantes y planes.

A pesar de que las“arepas mexicanas” quedan crujientes por fuera, por dentro quedan “chiclosas” y ligeramente amarillentas. Además, se hacen difíciles de abrir sin dañarlas. “La arepa con harina mexicana no queda tan ligera, es más densa”, expresó la experta culinaria.

La gran diferencia entre las arepas es en el olor y el sabor: tortilla mexicana. “La harina de maíz mexicana se hace con la idea de preparar tortillas y tacos, por eso su olor y textura”, explicó Hernández.

La razón se hace evidente al momento de utilizar la misma harina para hacer unas especie de panquecas y freírlas, puesto que quedan exactamente iguales a las tortillas para hacer tacos o burritos.

Arepas con harina mexicana La Casa Bistro

Aunque las arepas con harina mexicana no van a quedar de la misma forma que las que se hacen con harina de maíz nacional, el resultado es bastante agradable, tal como dijo Hernández: “Sirve para resolver”. Mezclar la harina mexicana con harina venezolana, de cualquier marca, también resulta una opción para aumentar la cantidad y eliminar el olor a tortilla.

En tiempos de escasez y de hambre, hasta la harina de maíz mexicana en Venezuela también es buena opción.

PD: Gracias al chef Francisco Abenante de La Casa Bistró por su colaboración en este trabajo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s