el #26Jul : así estaba cuando “Voy Petare rumbo a La Pastora..”

paro civico 26 de julio

26/07/2017
CARACAS | LA PASTORA | PARO CÍVICO | PETARE | RECORRIDO |

Amanecí con la misma sensación de Felipe, el personaje dientón de Mafalda, cuando llegaba el fin de las vacaciones escolares: un paracaidista al que le faltan cinco metros para estrellarse contra la tierra. Compay, el domingo el país se nos termina.

Este miércoles 26 de julio, primer día de paro, decidí sacar a caminar a mi angustia con el reto que siempre había querido hacer: el recorrido a pie Ilan Chester, es decir, de Petare rumbo a La Pastora. Las cosas que he visto.

12:46 del mediodía: Hay Metro gratis y me trajo hasta Petare, es decir, la normalidad anota un gol. En la redoma parece haber menor movimiento de bachaqueros, es decir, se puede decir que el paro se anota un triunfo parcial. Harina Pan a 12 bolos y aceite a 13. Un informal me ofrece anticonceptiva de emergencia y Colgate. En Petare se está comerciando hasta la candela para encender cigarrillos: 20 bolívares. Suena la changa de José Vicente (hijo): “Tenlo clarito, tenlo presente, José Vicente para la constituyente”. Comienza mi debate interno diario acerca de las opciones para un almuerzo ajustado a mi presupuesto. Opto por una naiboa (casabe con papelón) a 1.200 bolívares.

1:13 pm: Confieso que soy un hombre que orina en la calle. Para mí, Caracas se divide en dos y no necesariamente en Este y Oeste: sectores en los que te da pena mear en la vía pública y sectores en que no. El Dorado (municipio Sucre) pertenece a los últimos y es un sitio en el que la ciudad del 26-J empieza a estar menos movida incluso que un 1º de enero, aunque prefiero aguantar las ganas un poco más.

1:26 pm: Mi primera barricada. En el trancazo entre el Unicentro y el CC Líder se genera algún tipo de sinergia entre gente muy pobre y vecinos de clase media. Si esa convivencia es espontánea o interesada, no me pregunte, pero pude constatarla. Pintan en naranja las palabras PROGRESO y PAZ en el asfalto. Una doña de La California le dice a unos niños de la calle: “La ‘B’ de Bolívar. ¿Saben cuál es? Pongan LIBERTAD”. Conflicto con una moto y un automóvil que alegan emergencias médicas. “Ahórrate un peo de gratis”, amenaza el motorizado al desobediente civil de origen humilde. Al final lo dejan pasar. Al carro no: “Deja la maldita verga, no hay paso. Da la vuelta”.Un auténtico regalo en el Unicentro: cuatro bollitos de jojoto por 2.500.

1:51 pm: Trancazo total y cierre de estación de Metro en Los Cortijos. Estatua humana con pancarta: Constituyente impuesta, vacía y perpetua.

2:03 pm: Por primera vez en mi vida camino sobre los elevados de Los Ruices y Parque Miranda, que están totalmente despejados (una vez escuché que no es recomendable hacerlo, porque te puedes quedar atrapado allá arriba en caso de conflicto). Un patinetero adolescente se goza la pendiente vacía. Un joven que parece de la resistencia se hace sesión de fotos con el torso descubierto y pide a su compañero que no le tome la cara. Trancón en La Carlota mientras en la Sudeban, atrincherados, ponen “Abran la puerta” de Alí Primera a todo volumen. Finalmente riego las matas en la isla de la solitaria avenida Francisco Miranda frente al Parque del Este, que es un paraíso de la hierba Caracas o pira, de la que se dice que tiene tanta proteína como la quinoa pero que aquí nadie se ha preocupado por aprovechar.

2:26 pm: Tres visitantes en PDVSA La Estancia de Altamira: una linda parejita y un lector de periódico. Puedes caminar por el medio de la avenida Francisco de Miranda pero te expones a llamar la atención y que te pidan real.

2:37 pm: Beligerancia en Bello Campo. “Están lanzando tuerca, plomo, toda vaina”, asegura un manifestante. Estornudo pero no llego a llorar por el gas lacrimógeno.

2:55 pm: Altar de Neomar en la avenida Libertador. Dejan pasar a bomberos universitarios que llevan un herido de Bello Campo. La gente es más bonita con capucha: quizás sea mejor que nunca veamos a Neomar con la cara destapada. Es tan hermoso como el Hermano Rex de Meteoro. Una placa lo declara héroe de la VI República. Frase atribuida a Neomar: “La lucha de pocos vale por el futuro de muchos”. Comienzan mis preguntas eternas: ¿de verdad son pocos los que luchan? ¿Cómo debe ser esa lucha? ¿Cómo es más efectiva? ¿Necesariamente hay que hacer algo porque a juro hay que hacer algo, o en caso de duda es preferible no hacer nada? ¿Funciona culpabilizar a los indiferentes?

3:14 pm: Finalmente ingreso a mi querido, odiado y nunca comprendido municipio Libertador. Cerca del Beco de Chacaíto hicieron un mural con billetes de 5 que dice “fraude constituyente”. El Bosque está tranquilo. En el bulevar de Sabana Grande se podría decir que es un día normal, pero no enteramente normal. Aquí empiezan las consideraciones subjetivas, ninguna 100% exacta: “Parece un 4 de enero”. “Parece un feriado”. “Parece un domingo”. “Parece mitad de quincena”. En la emisora 90.3 FM escucho una cuña en la que anuncian al grupo Azúcar, Cacao y Leche para el 4 de agosto en el restaurante Sótano Grill. ¿Ese día todavía tendremos país?

3:39 pm: Toque de diana y verguero de gente en la sede del instituto público Fontur (avenida Los Jabillos, El Recreo). Un camión con motos nuevas: parece que hay algún tipo de reparto de algo. Que el ritmo no pare.

3:46 pm: Cinco aguacates por 3.000 cerca del hotel Ritz (avenida Las Palmas). La prostitución no está en paro en la avenida Libertador. Creo ver de lejos a Nicmer Evans trotando en mono deportivo junto a una dama, pero no estoy seguro de que sea él.

3:58 pm: La panadería “Mamá Rosa” y la lunchería “Cómete tu Arepa” están cerradas en el complejo de la Misión Vivienda en Santa Rosa (avenida Libertador), lo que no es atribuible al paro: ocurre todos los días. El Movimiento Revolucionario de Ciclismo Urbano agasaja a la candidata lista 16 de la Constituyente, Lisbeth Duarte. Un cartel anuncia un curso de capacitación de promotora comunal de parto. Inscríbete. Más información en Inamujer: 08006853737. Una joven y guapa empleada pública sale perfumadísima de CANTV, como si no sucediera nada en el país, y contrasta con mis emanaciones corporales.

4:21 pm: Funcionarios de la PNB con pijamas militares negros reposan debajo del elevado en la avenida Vollmer. Los heladitos caseros de la avenida Urdaneta ahora cuestan 1.400 bolos.

4:42 pm: Funcionarios de la GNB graban video a anciano que pinta mariposas en el bulevar Panteón.

4:55 pm: En la esquina Amadores de La Pastora, donde atropellaron a José Gregorio, juegan dominó, lo que se podría alegar que difícilmente ocurriría en un miércoles normal, aunque carezco de pruebas para afirmarlo. El arroz chino con huevo frito, uno de mis platos predilectos, está costando 6.800 bolos en el sitio donde quizás se consigue más barato en toda Caracas.

4:59 pm: Mis zapatos deportivos de 2011 están un poco más rotos y mis shorts más descosidos. 4 horas y 15 minutos después, completé la ruta Ilan Chester: estoy en la iglesia de La Pastora, donde nadie es tan malo que no pueda entrar ni tan bueno que no lo necesite. Los niños jugando, las palomas volando. Ni un solo vendedor de papelón o chupi-chupi para saciar mi sed de peregrino. A mi alrededor la gente no parece darse cuenta de que Venezuela se nos va a acabar el domingo, o lo disimulan muy bien. Me pregunto si de todos modos es posible hacer algo para evitarlo. Los reparadores de autos reparan autos tan grasientos y jodedores como siempre. El día es precioso y el Ávila estará allí dentro de un año, intento consolarme. Sigo estando totalmente angustiado, lo que en Venezuela es ya mi estado de equilibrio.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s