Lucena, la funcionaría que firmó cheque en blanco a radicales del chavismo

 

Tibisay Lucena Ramírez, presidenta del Consejo Nacional Electoral, ha sido la mujer más esperada en 15 históricas noches de nuestro pasado reciente, por reservarse –durante largas y angustiosas horas- el secreto mejor guardado: los resultados de las elecciones en Venezuela.

Voz cantante del Poder Electoral desde el 30 de abril de 2004, fecha desde la cual ha sido endiosada por unos y odiada por otros en este país polarizado. De los último 15 eventos comiciales, que el país se ha planteado como de vida como muerte  sin importar a quien o que se elija, el que más caro ha costado a Lucena ha sido las recién celebradas elecciones para escoger a la Asamblea Nacional Constituyente (ANC).

Los más de 8 millones de votos anunciados por la rector principal del ente comicial, cuestionados por Luis Almagro, secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA); y su hasta hace poco compañera de luchas, Luisa Ortega Díaz; por citar solo a algunos; costaron prácticamente el desmontaje del sistema electoral venezolano.

Un proceso inimpugnable

Según denunció el también rector principal del CNE, Luis Emilio Rondón, para llevar cabo la elección, cuestionada por oposición y chavismo disidente de inconstitucional, se violaron 34 auditorias contempladas en todo proceso comicial.

El politólogo Jesús González, sostiene que es prácticamente imposible comprobar que los resultados no fueron los anunciados por la máxima representante del Poder Electoral, ya  que no hubo testigos, ni veeduría internacional y mucho menos auditorias confiables.

En función de ello, reitera que es muy complicado establecer sanciones legales contra los responsables de, lo que a su juicio es, un proceso viciado de origen, legalmente y en todos sus procedimientos.

¿Qué dice la Lope?

De acuerdo al artículo 3 de la Ley Orgánica de Procesos Electorales (Lope), “El proceso electoral se rige por los principios de democracia, soberanía, responsabilidad social, colaboración, cooperación, confiabilidad, transparencia, imparcialidad, equidad, igualdad, participación popular, celeridad, eficiencia, personalización del sufragio y representación proporcional”.

Al respecto González destaca como una violación flagrante a la ley el hecho de que se haya cambiado el sitio de votación de electores de varios municipios del Área Metropolitana para nuclearlos en el Poliedro de Caracas. “La rector Lucena habla que ella confía en que los venezolanos no votaran dos veces en el proceso Constituyente, cuando ella no está ahí para confiar, sino para garantizar la transparencia del proceso”, resaltó el experto en política.

Jesús González

Bailar pegado con el presidente de turno

Los abusos de poder y violaciones a la Ley de Procesos Electorales, así como a la Ley Contra la Corrupción, han estado presentes en todas las campaña electorales, gracias al silencio cómplice de Lucena  y las otras tres rectoras de tendencia oficialista.

Uso de bienes y medios públicos a beneficio de una tendencia política, así como artilugios jurídicos para entrampar a la alternativa democrática han estado siempre a la orden del día con este CNE. Por citar un caso, previo a elecciones para renovar la Asamblea Nacional en el año 2010, el CNE modificó el número de diputados por circuitos donde la oposición se ha impuesto tradicionalmente.

Los resultados del citado proceso comicial fue el célebre “metieron más goles pero igual perdieron el juego”, y es que a pesar de haber obtenido más del 50% de los votos, apenas lograron ocupar 65 curules.

Presidentes a pesar del cáncer

A pesar de que la socióloga de profesión sostuvo en 2015 a la cadena BBC que “Cuando ha habido ventajismo, lo hemos regulado”, muy lejos parece estar esto de las omisiones suscitadas en torno a la inscripción, elección y posterior juramentación –esta última en ausencia- de Hugo Chávez como presidente de la República para el período 2013 – 2019.

El fallecido mandatario participó en los comicios celebrados el 7 de octubre de 2012, pese a padecer cáncer terminal que terminó costándole la vida en marzo de 2013, ocasionando esto que se tuvieran que repetir las elecciones presidenciales en abril del mismo año.

Pero no fue Chávez el único al que el cáncer no le resultó suficiente para apartarse de responsabilidades de Estado. Lucena siguió el ejemplo que Caracas dio.

En noviembre de 2011, según reseñó en exclusiva Runrun.es, la jefa del Poder Electoral fue intervenida quirúrgicamente por laparotomía en la Policlínica tras una aparición de dolores en la zona pélvica.  Tras la misma se descubrió lo que terminó siendo un cáncer que comenzó en el músculo Psoas Ilíaco y que se  habría extendido a otros órganos cercanos en la cavidad pélvica, tomando incluso áreas del peritoneo y el diafragma.

Repitió en el cargo a punta de TSJ

La sucesora de Jorge Rodríguez en el trono comicial, se mantiene hasta la actualidad en el cargo, luego que el 26 de diciembre de 2014, fuese reelecta como Rectora Principal del CNE por designación del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), tras ser admitida la solicitud de declaratoria de omisión de la Asamblea Nacional efectuado por Diosdado Cabello, en su condición de Presidente de la Asamblea Nacional.

El vencimiento del cargo que se había suscitado en  abril de 2013, se extendió sin apuros hasta 2014 cuando la Asamblea Nacional juramentó al Comité de postulaciones para designar a su reemplazo y el de otras dos de sus colegas, esto debido a que el parlamento no pudo llegar a un acuerdo con la mayoría requerida por ley, por lo que se procedió a un nombramiento autorizado por el TSJ

Claridad para el chavismo, oscuridad con la constitución

Mientras que el Poder Electoral es más rápido que la velocidad de la luz, para lo que pide el oficialismo: revisión de las firmas contra el decreto de Barack Obama y la organización de las elecciones  a la Asamblea Nacional Constituyente; para cumplir con lo que la constitución establece se hace  de rogar.

Muestra de ello es la falta absoluta de alcalde en la ciudad de Río Caribe, estado Sucre, donde el alcalde Enrique Franceschi fue asesinado en julio de 2014 y hasta la fecha no se ha elegido el sucesor. Lo propio ocurrió con los diputados electos en diciembre de 2015 por el estado Amazonas.

Sobre este tema, que acarreó la declaración por parte del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) de desacatado contra la Asamblea Nacional, el CNE no ha dicho ni pio. También un silencio ensordecedor ocultó por largo periodo de tiempo la celebración de las elecciones regionales, vencidas en diciembre de 2016, y que a pesar de haber sido anunciadas para el último mes de 2017, han quedado en veremos con la aprobación de  la Asamblea Nacional Constituyente.

Cheque en blanco

Con el aval otorgado por el organismo electoral a la Asamblea Nacional Constituyente hecha por Nicolás Maduro, con unas bases comiciales hechas como un traje a la medida; Tibisay Lucena dio luz verde a las prioridades que tiene en agenda el Ejecutivo Nacional para los meses por venir.

Y es que según recalcó el propio Jefe de Estado, desde la Plaza Bolìvar de Caracas la propia madrugada del anuncio de resultados de votación de la ANC, allanarán la inmunidad parlamentaria a quien haga falta, reestructurarán la Fiscalía General de la República; además de poner orden en medios privados y acabar con el sector privado citándolo como “burguesía parasitaria”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s