Asalto al Fuerte Paramacay deja tres muertos y al menos 15 heridos

VENEZUELA-CRISIS-OPPOSITION-PROTEST

06/08/2017

|
CRISIS EN VENEZUELA | FANB | FUERTE PARAMACAY | GNB | NICOLÁS MADURO | RAMÓN RIVAS | REPRESIÓN | VALENCIA |

Un asalto de un grupo de militares y civiles a las instalaciones del Fuerte Paramacay, en la 41 Brigada Blindada del Ejército, ubicada en el municipio Naguanagua de Carabobo, este domingo dejó el saldo de 3 muertos y al menos 15 personas heridas.

Vecinos de la urbanización La Granja, frente al regimiento castrense, narraron que desde las 4:00 de la madrugada comenzaron a escuchar detonaciones pero no sabían de dónde provenían. Una hora después oyeron cómo pasaban también algunas ambulancias que entraron a la 41 Brigada Blindada.

“Al amanecer me dí cuenta que estábamos con varias tanquetas de la Guardia Nacional, patrullas del Cicpc y del Conas desplegadas por toda la avenida Universidad y escuchábamos aún los disparos”, indicó una habitante de la zona de La Granja en Naguanagua que observaba a media mañana lo que continuaba ocurriendo desde la azotea de su edificio.

En un video, difundido por las redes sociales, el capitán retirado de la Guardia Nacional, Juan Caguaripano, se atribuyó la jefatura de la llamada “Operación David Carabobo”.

Horas después señaló en la red social Twitter que lograron sustraer el parque de armas de la 41 Brigada Blindada. Caguaripano logró escapar junto a otros que le acompañaron.

Algunos de los que participaron en el asalto huyeron hacia la zona montañosa detrás del cuartel y otros fueron detenidos, confirmaron fuentes militares.

Entre los detenidos contabilizaron a unos 10 hombres, entre civiles y militares, que serán presentados ante tribunales militares en Caracas.

Muertos

 

De acuerdo al reporte de fuentes del gremio médico, se conoció que a la Clínica La Viña, en Valencia, ingresó Ramón Rivas, de 51 años de edad, que estaba herido por arma de fuego en la zona del tórax. Fue atacado por organismos de seguridad mientras se retiraba de una concentración que ocurrió en la avenida Bolívar de Valencia, entre el Hotel Stauffer y el Polideportivo Misael Delgado. Llegó sin signos vitales al centro asistencial.

Rivas era dirigente regional en Carabobo del partido político Avanzada Progresista. Aunque su muerte no se produjo dentro del cuartel militar, sí ocurrió en medio de la situación que derivó de la situación en el interior de esa plaza castrense que es muy importante porque en ella se encuentran varias unidades militares de gran poder de fuego, según confirmó a El Estímulo una fuente militar en Carabobo.

Durante la mañana ingresaron a la Morgue de Valencia, ubicada en la Ciudad Hospitalaria Dr Enrique Tejera de la ciudad, dos muertos. El reporte indicaba que ambos de sexo masculino, con varios impactos por arma de fuego, y sin identificar.Los dos provenían de la 41 Brigada Blindada de Naguanagua. Hasta el final de la tarde, los cadáveres estaban sin identificación.

Heridos

 

La represión se vivió al interior del cuartel y en las zonas aledañas. De acuerdo a la información confirmada por fuentes médicas, se supo que a la Clínica La Viña ingresaron 3 militares heridos y 3 civiles, uno de ellos fue Rivas que falleció.

En ese centro de salud, llegó procedente del Hospital Carabobo (Naguanagua), el teniente del Ejército, Gerardo Silva, que recibió una herida en la zona craneal y otra en la cadera. Otros dos militares eran atendidos, uno con herida en la pierna y otro en el hombro derecho. El Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) se mantuvo desde temprano en distintas zonas de la clínica.

También se registraron ingresos de heridos por este hecho en la Ciudad Hospitalaria de Valencia Dr. Enrique Tejera (CHET) y la Cruz Roja, entre otros.

Ataque a los medios de comunicación

 

En horas del mediodía, cuando llegaron tres tanquetas más de la Guardia Nacional a dispersar a los vecinos de distintas zonas de Naguanagua que se acercaron a unas dos cuadras de la entrada del Fuerte Paramacay a gritar “Libertad, Libertad”, se produjo una intensa represión militar que se extendió hacia las zonas de La Granja y Las Quintas en Naguanagua.

El vehículo militar avanzaba custodiado de un pelotón de GNB que disparaba bombas lacrimógenas y perdigones. Avanzaron por la avenida Universidad primero, continuaron por la avenida Carabobo y en ese sector destrozaron varios carros estacionados alí, entre ellos los de tres periodistas: Kristian Rodríguez, corresponsal de TV Venezuela en el estado; Luis Natera, corresponsal de Radio Fe y Alegría y el de Juan Carlos Hernández, fotoperiodista que trabaja para varias agencias.

Los militares dispararon a los cauchos y con las armas rompieron los vidriosde las ventanas. También numerosos apartamentos fueron impactados por los perdigones.

No muy distante, en la Redoma de Guaparo, la fotógrafa Jennifer Infante fue sometida por funcionarias de la Policía Nacional Bolivariana que ignoraron su petición de respeto por tratarse de una trabajadora de la prensa. Indicó que la montaron en un camión de la PNB y le trataron de quitar su cámara fotográfica.

Al final, le regresaron la cámara pero le sustrajeron la memoria donde tenía el registro fotográfico del día. Infante trabaja para el diario Notitarde, con sede en Valencia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s