Hegemonía roja y consolidación de una dictadura regente.

El chavismo arrasó en las elecciones municipales, un impulso decisivo a los planes de Nicolás Maduro de buscar la reelección en 2018 frente a un adversario obligado a superar las divisiones para evitarlo.

El Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) de Nicolás Maduro consolidó hoy su hegemonía municipal en unos comicios en los que se impuso en la inmensa mayoría de las capitales de estado, según el primer boletín de resultados oficiales, ante la ausencia de gran parte de la oposición.

“Hemos ganado más de 300 alcaldías del país, de las 335”, aseguró el presidente Maduro en la celebración de la victoria ante sus seguidores.

De los primeros 43 municipios cuyos resultados anunció el Consejo Nacional Electoral (CNE), el chavismo gobernante ganó en 42, por uno solo en el que venció el candidato de la oposición.

Tres de los cuatro grandes partidos contrarios a Maduro se negaron a participar en la votación al no confiar en el CNE.

Con más del 97 % de las máquinas de votación centralizadas, el Consejo Nacional Electoral sitúa en un 47,32 % la participación, lo que supone que más de 9,1 millones de venezolanos fueron a las urnas.

La única victoria de la oposición confirmada oficialmente con los primeros resultados corresponde al municipio de San Cristóbal, capital del estado de Táchira, fronterizo con Colombia, donde el candidato del partido democristiano Copei, Gustavo Delgado, derrotó al aspirante oficialista.

En los dos municipios de la Gran Caracas cuyos resultados avanzó el CNE, Sucre y Libertador, se alzaron con la victoria los aspirantes del PSUV.

En Sucre, que cambia de manos, el nuevo alcalde será José Vicente Rangel Ávalos, que ya estuvo en ese cargo en dos gestiones consecutivas desde el año 2000 hasta 2008.

Libertador, mientras tanto, continuará en manos del chavismo, con el triunfo de la candidata oficialista Érika Farías. Su territorio comprende gran parte de la capital y alberga el palacio presidencial y la mayoría de los ministerios y sedes oficiales.

El PSUV conquistó también la segunda ciudad del país, Maracaibo, capital del estado petrolero de Zulia, en el oeste de Venezuela, donde el candidato Willy Casanova pondrá fin al dominio opositor en esa metrópolis.

El chavismo logró asimismo el control del municipio de Iribarren de Barquisimeto, capital del estado de Lara, donde hace cuatro años ganó la oposición con el veterano líder sindical Alfredo Ramos, del partido La Causa R, hoy detenido bajo custodia del servicio de inteligencia.

Ramos forma parte de un grupo de 13 alcaldes opositores que han sido destituidos e inhabilitados en los últimos años y están presos o huidos del país.

Junto a las municipales se celebraba además la elección a gobernador en Zulia, donde se repetían los comicios regionales del pasado 15 de octubre tras ser despojado de su cargo el opositor Juan Pablo Guanipa.

Guanipa ganó la votación entonces, pero no se le permitió tomar posesión por negarse a jurar el cargo ante la Asamblea Nacional Constituyente impuesta por el oficialismo.

El candidato del PSUV, Omar Prieto, ganó esta vez en Zulia contra su rival opositor, Manuel Rosales, del partido Un Nuevo Tiempo (UNT), la única gran formación no oficialista que concurrió a las votaciones de este domingo.

Minutos después de la comparecencia del CNE, el presidente Nicolás Maduro tomaba la palabra en la plaza Bolívar de Caracas para celebrar la victoria, y aportaba micrófono en mano nuevos datos que no habían sido publicados por la autoridad electoral.

Además de felicitarse por el triunfo del PSUV en “más de 300” municipios, Maduro se refirió a la victoria de candidatos de la oposición en tres feudos tradicionales del antichavismo en la capital, los municipios de Chacao, El Hatillo y Baruta.

Candidatos opositores han denunciado numerosas irregularidades a lo largo de la jornada mientras que el Observatorio Electoral Venezolano informó de “85 incidencias, 50 relacionadas con propaganda política” prohibida en la jornada electoral, “34 por hechos de violencia y 23 fallas en la organización”.

En varias zonas populares de Caracas, Efe vio cómo el PSUV pedía el voto a los electores con potentes altavoces montados en camiones o en puestos de propaganda habilitados a menos de 200 metros de los colegios, algo prohibido por la ley electoral.

En esos mismos puntos, quienes acudían a votar dejaban constancia de ello registrándose con el Carnet de la Patria, un censo paralelo que el Gobierno utiliza para repartir comida subsidiada y otras ayudas sociales.

Maduro y otros dirigentes oficialistas habían pedido a los venezolanos que acudieran a las urnas con el Carnet de la Patria y dieran constancia de su voto en los puestos del PSUV, lo que permite al Gobierno saber quién vota.

“Nuevamente vimos a todo el aparato del Estado abusando de su poder, incluyendo el uso perverso del ‘carnet de la patria’, para someter la voluntad de un pueblo en situación de extrema necesidad”, reza el documento.
A continuación le dejamos el comunicado íntegro emitido por la MUD:
Quien se vale del hambre del pueblo mediante un sistema electoral fraudulento no debe cantar victoria.
 
Las irregularidades y la escasa participación han marcado la jornada electoral del 10 de Diciembre.
 
Unas elecciones creíbles se caracterizan por la inclusión, la transparencia y la igualdad de condiciones. Ninguno de esos atributos estuvo presente hoy en Venezuela.
 
Nuevamente vimos a todo el aparato del Estado abusando de su poder, incluyendo el uso perverso del “carnet de la patria”, para someter la voluntad de un pueblo en situación de extrema necesidad. 
 
Estamos claros de que hoy, en Venezuela, no hubo elecciones en los términos que establece la Constitución. Una inmensa mayoría de la población electoral venezolana expresó su repudio a este régimen; unos no acudiendo a votar ante lo que consideraron un campo minado y otros defendiendo su derecho al voto ejerciéndolo a pesar de las trabas y el ventajismo oficiales y expresándolo a favor de candidatos y partidos que decidieron participar.
 
Ambas opciones merecen nuestro respeto por ser legítimas y debemos trabajar en función de reagrupar fuerzas y unificar criterios para ejercer y obtener la mayor presión nacional e internacional por el rescate del derecho al voto con las garantías que permitan consolidar el cambio que nuestro pueblo exige y reclama.
 
Entre los que acudieron a votar hay una parte significativa que lo hizo por presión gubernamental. A ellos también les hablamos hoy; entendemos la dramática situación que están atravesando y es para liberarlos del chantaje y la opresión que les tendemos la mano. 
 
Mientras los altos personeros del poder se denuncian unos a otros por escandalosos casos de corrupción; mientras esos corruptos celebran y se felicitan por haber arrebatado hoy las alcaldías mediante el fraude y el chantaje, la gran mayoría de los venezolanos padece por la falta de alimentos y medicinas y aumentan trágicamente las muertes por desatención médica y por desnutrición. Hospitales y escuelas se caen pedazos. 
 
La crisis humanitaria es verdadera, la fractura democrática es real, la corrupción originada desde Miraflores es evidente. 
 
No cabe lugar a duda de que Nicolás Maduro no cuenta con el apoyo de la gran mayoría del país y nunca lo obtendrá.   Venezuela clama por un cambio y los que hoy celebran sobre sus ruinas saben que hay un pueblo con hambre de alimentos, de medicinas y de libertad.
 
Esta Venezuela de futuro y progreso está dispuesta a luchar con firmeza para que tengamos verdaderas elecciones justas y transparentes donde la inmensa mayoría que hoy expresó su rechazo al Régimen le abrirá las puertas al Cambio.
Caracas, 10 de diciembre de 2017

 

Anuncios

Las fraudulentas las elecciones municipales del Régimen de Maduro

Así se dio a conocer en una comunicado enviado por la MUD, en el que asegura que quien se vale del hambre del pueblo, mediante un sistema electoral fraudulento no debe cantar victoria. “Las irregularidades y la escasa participación han marcado la jornada electoral del 10 de Diciembre. Unas elecciones creíbles se caracterizan por la inclusión, la transparencia y la igualdad de condiciones. Ninguno de esos atributos estuvo presente hoy en Venezuela”.

Recalcaron que una vez más se observó a todo el aparato del Estado abusando de su poder, incluyendo el uso perverso del “carnet de la patria”, para someter la voluntad de un pueblo en situación de extrema necesidad.

“Estamos claros de que hoy, en Venezuela, no hubo elecciones en los términos que establece la Constitución. Una inmensa mayoría de la población electoral venezolana expresó su repudio a este régimen; unos no acudiendo a votar ante lo que consideraron un campo minado y otros defendiendo su derecho al voto ejerciéndolo a pesar de las trabas y el ventajismo oficiales y expresándolo a favor de candidatos y partidos que decidieron participar”.

Destacan que ambas posiciones opciones merecen respeto por ser legítimas y “debemos trabajar en función de reagrupar fuerzas y unificar criterios para ejercer y obtener la mayor presión nacional e internacional por el rescate del derecho al voto con las garantías que permitan consolidar el cambio que nuestro pueblo exige y reclama”.

Carnet de la Patria

Cabe recordar que el Carnet de la Patria es un censo paralelo establecido por el régimen, en el que ya hay inscritos 16 millones de venezolanos (la mitad de la población) y a través del que la administración chavista reparte ayudas sociales y los alimentos subsidiados de los que dependen numerosos venezolanos. Este carnet es la única identificación válida para recibir las bolsas de comidas conocidas como los CLAP. Además este diciembre el régimen ha prometido entregar regalos para los niños a quienes presenten el carnet.

El dictador Maduro y el resto de la cúpula chavista habían llamado insistentemente a los electores a acudir a las urnas con el Carnet de la Patria, de manera que pudieran registrarse en los puestos habilitados por el oficialista Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) frente a los colegios electorales.

Esta práctica, calificada por algunos de ilegal, permite al Gobierno saber quién va a votar.

Más de 9 millones de venezolanos -más de un 47 % del censo electoral- acudieron a votar hoy según las cifras del Consejo Nacional Electoral, un dato que ha sido tachado de falso por varios opositores en Twitter.

El clientelismo que representa “ser chavista”: Una carnada en el anzuelo

“Mi vida cambió. Tengo una casa digna gracias a la revolución”. Oswaldo Sánchez, cazador de votos del chavismo, presume de un televisor de 42 pulgadas en la sala de su apartamento en Caracas. AFP

Devoto del fallecido expresidente Hugo Chávez, cuyos ojos y firma dominan la fachada del edificio, Sánchez empuja la maquinaria del gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) en cada elección.

Foto cortesía

Y este domingo, en la de alcaldes, no faltará a su compromiso con el mandatario Nicolás Maduro.

“Era impensable para un pobre vivir aquí”, cuenta a la AFP este líder comunal de 47 años en su vivienda de La California, una urbanización de clase media.

 Hace seis años habitaba un precario “ranchito” de cuatro metros cuadrados en Petare, la favela más grande del país petrolero.

Está orgulloso de ser una pieza del engranaje electoral chavista, estrechamente ligado a los programas sociales, que la oposición llama “clientelismo puro”.

Aunque los principales partidos opositores se marginaron por “falta de garantías”, no baja la guardia y está listo para movilizar a sus vecinos.

Puntos rojos del Chavismo /Foto El Universal

Debe garantizar que voten de 10 a 30 personas, y de paso acallar posibles denuncias de amaños como las que vertieron esas agrupaciones tras los comicios del 15 de octubre, en las que el oficialismo ganó 18 de las 23 gobernaciones.

Para ello, el PSUV usa la base de datos del “Clap”, un sistema de distribución de alimentos subsidiados que según el gobierno beneficia a seis millones de familias.

También emplea el “Carnet de la patria”, una tarjeta electrónica lanzada por Maduro como requisito para acceder a las “misiones sociales” y tramitada por 16 millones de venezolanos, según cifras oficiales.

– “Nos tienen como ganado” –

Sánchez pasa sus días en el Núcleo Socialista Francisco de Miranda, centro de operaciones chavista donde entregan carnés, para lo cual Maduro organizó jornadas especiales antes de las municipales.

Música “revolucionaria” suena a todo volumen mientras cientos de personas hacen fila para registrarse. Según Sánchez, en la última semana hubo 30.000 inscripciones.

Foto cortesía

Dentro del núcleo funciona un mercadillo con queso, jamón, salchichas y verduras a precios bajos, todo un privilegio en un país acosado por la hiperinflación y la escasez.

El carné, que los opositores consideran un “mecanismo de control social”, es necesario para acceder a otros planes como el de distribución de medicinas, escasas en 85% según la Federación Farmacéutica.

“Nos tienen como ganado”, se queja Dilia de Camacaro, de 70 años, en fila el último día de prórroga para los trámites. Teme que se convierta en requisito obligatorio para “muchas otras cosas”.

“Con este aparato clientelar, las elecciones han perdido carácter democrático pleno y son manipuladas. Es una revolución censitaria”, explica a la AFP el politólogo Luis Salamanca, aludiendo a un sistema de voto restringido que adoptaron algunos países en el siglo XIX.

– Satanización del carnet –

Sánchez acusa a la oposición de “satanizar el Carnet de la patria”, aunque reconoce que se usa como “medición a boca de urna”.

Maduro, que buscará la reelección en 2018, pide a los carnetizados chequear su voto en los “Puntos Rojos”, unos toldos del PSUV situados a unos 200 metros de los centros electorales: “Sabemos cuáles y cuántos carnetizados votaron gracias al código QR”.

Foto El Estímulo

“En ese dispositivo está lo que usted hace”, advirtió el poderoso dirigente chavista Diosdado Cabello, quien antes de unos comicios suele amenazar con despidos a empleados públicos “escuálidos” (opositores).

Maduro logra “que sus votantes vayan a las urnas sobre sus propios estómagos hambrientos”, declaró a la AFP Jesús Torrealba, exsecretario ejecutivo de la opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD).

Un trabajador con el salario mínimo gana 456.547 bolívares (153 dólares a tasa oficial y 4,9 en el mercado negro). Un kilo de carne promedia 150.000 bolívares.

Según un estudio de las principales universidades del país, la pobreza alcanzó 30,2% y la pobreza extrema 51,5% en 2016. El gobierno las ubica en 18,3% y 4,4%.

También hay denuncias de ventajismo por el uso de medios de comunicación estatales y empresas como la petrolera PDVSA con fines electorales.

Sánchez admite “muchísimas fallas” en la revolución, pero la defiende porque le dio “libertad de conciencia”, una casa, estudios universitarios para sus hijos y “sin falta” le llega su caja de comida cada mes.

Desmantelan galpón en Vargas con alimentos de los CLAP y medicinas para diabéticos

article-thumb

Caracas, 09 de diciembre/Foto portada: La Patilla.- Este sábado, las Fuerzas de Acciones Especiales (FAES), incautaron comida, medicinas, gandolas y contenedores almacenados en un galpón ubicado en el estado Vargas.

De acuerdo con La Patilla, los efectivos policiales hallaron 50 paletas de comida importada de México, 1000 cajas vacías de los Comité Local de Abastecimiento y Producción (Clap), un tomógrafo de última generación, medicamentos importados para pacientes con diabetes, dos gandolas y un contenedor.

La información provista por las FAES, apunta a que las cajas eran vaciadas en el lugar para luego ser traficadas en redes clandestinas de alimentos. Hasta el momento, no se conocen los nombres de las personas vinculadas con el hecho, sin embargo, las autoridades se encuentran analizando el caso para dar con los responsables.

El chiste se cuenta Solo: Robaron a tres efectivos del Plan República en Barinas #10Dic

Resultado de imagen para plan republica


(Caracas, Venezuela).- La madrugada del sábado 9 de diciembre, fueron robados tres efectivos del Comando Estratégico Operacional de la Fuerza Armada Nacional (Ceofan), mientras cumplían con la custodia de un centro de votación en la Escuela Básica Bolivariana Flor Amarillo, en Sabaneta, estado Barinas.

Los efectivos identificados como Trejo González, soldado (EJB), Jiménez Jerdez, soldado (EJ) y Díaz Alejo Alimar, son miembros adscritos al Plan República y fueron despojados de sus fusiles, municiones y dos baterias según lo publicado por el periodista Daniel Colina.

el “hombre nuevo” nacido en revolución: estudiante de la “patria” en el bolso tricolor

Un estudiante de bachillerato del liceo Juan Antonio Pérez Bonalde de Ocumare del Tuyfue arrestado por efectivos de la Brigada Motorizada de la Policía Municipal de Tomás Lander, por poseer un arma de fuego.

Jackly Peña / Venezuela Al Día 

Así lo informó para este medio el director de Polilander, supervisor jefe José Luis Ojeda, al detallar que el adolescente de 16 años de edad se desplazaba por la calle principal del sector El Calvario y al notar la presencia de los uniformados mostró una actitud extraña, por lo que fue sometido a una revisión corporal.

El muchachito, quien estaba uniformado, llevaba un arma de fabricación casera en un bolso tricolor, por lo que fue arrestado y llevado al comando”, aseguró Ojeda.

El joven reside en la urbanización Ciudad Betania II de Ocumare del Tuy.

Venezuela está considerado uno de los países más violentos del mundo según diversos índices sobre inseguridad ciudadana.

Según una lista presentada recientemente por la consultora política internacionalEurasia Group, cuatro de las diez ciudades más peligrosas del mundo están en Venezuela.

Estas cuatro ciudades venezolanas son Caracas, que encabeza la clasificación mundial y la capital del país caribeño, Maturín (este), Ciudad Guayana (sur) y Valencia (centro-norte).

Cámara baja de EEUU aprueba plan de ayuda humanitaria para Venezuela

Sumarium - Cámara baja de EEUU aprueba plan de ayuda humanitaria para Venezuela

La medida, aprobada 388-29 por el pleno de la cámara, también extiende hasta el 2022 la vigencia de una ley aprobada en 2014 por el entonces presidente Barack Obama para sancionar a funcionarios venezolanos acusados de violar derechos humanos o perpetrar actos de corrupción.


(Washington, Estados Unidos. AP) — La cámara de representantes aprobó el jueves un proyecto de ley que ordenaría al Departamento de Estado trabajar con organizaciones no gubernamentales para enviar alimentos, medicinas y asistencia técnica a Venezuela.

La medida, aprobada 388-29 por el pleno de la cámara, también extiende hasta el 2022 la vigencia de una ley aprobada en 2014 por el entonces presidente Barack Obama para sancionar a funcionarios venezolanos acusados de violar derechos humanos o perpetrar actos de corrupción.

El mandato para imponer sanciones que estipula la ley vigente –y que ha permitido a Washington congelar bienes y suspender visas a decenas de funcionarios venezolanos– culmina en 2019.

El proyecto de ley –de los republicanos Ileana Ros-Lehtinen y Mario Díaz-Balart, y los demócratas Eliot Engel y Albio Sires– busca dar al Departamento de Estado 90 días para definir un plan para distribuir la ayuda humanitaria.

Engel exhortó en un comunicado a los senadores “a aprobar este proyecto de ley inmediatamente, para que pueda llegar al presidente antes de fin de año”.

Una versión similar del demócrata Ben Cardin sólo cuenta con 13 patrocinadores desde su presentación en mayo en el Senado.

The Associated Press solicitó un comentario a la comisión de relaciones exteriores del Senado, sin obtenerlo de inmediato.

Los 100 integrantes del Senado sólo podrán votar esta iniciativa una vez haya sido aprobada por la comisión de relaciones exteriores.

IMPULSARÍAN EN LA ONU UNA RESOLUCIÓN QUE OBLIGUE AL GOBIERNO A RECIBIR LA AYUDA

El plan describiría la estrategia de Washington para lograr el apoyo de donantes internacionales y países en la región dispuestos a brindar ayuda técnica y financiera.

En el caso de que el gobierno del presidente Nicolás Maduro se oponga a distribuir la ayuda humanitaria, la propuesta de ley dispone que el presidente Donald Trump ordene a la embajada estadounidense en la ONU impulsar una resolución que ordene a Caracas recibir la ayuday distribuirla.

“Durante casi dos décadas, este país ha sufrido bajo los regímenes chavista y de Maduro, y Estados Unidos se mantiene firme en su promesa al pueblo venezolano”, dijo Díaz-Balart.

Hasta el momento el gobierno de Maduro se ha negado a abrir un canal humanitario alegando que no es necesario, pese la aguda escasez de alimentos y medicinas que aqueja a los venezolanos.

El proyecto de ley también daría 180 días al Departamento de Estado para entregarle al Congreso un reporte sobre la vinculación de altos funcionarios gubernamentales venezolanos en actos de corrupción.
Además ordenaría otro informe detallando la cooperación de las fuerzas armadas venezolanas con Rusia.

La cámara baja acompañó el proyecto de ley con una resolución que exhorta a los mandatarios del continente y a la Organización de Estados Americanos a seguir presionando a Maduro para que libere a los presos políticos, disuelva la Asamblea Nacional Constituyente y convoque elecciones libres y justas.