@EmpresasPolar paralizó producción de Las Llaves en polvo

produccion-trabajaron-capacidad-Foto-Twitter_NACIMA20150819_0080_19

Empresas Polar paralizó la producción de jabón en polvo Las Llaves, por falta de materia.

De acuerdo con un reporte de Globovisión, empleados de la planta protestaron para exigir la asignación de divisas para importar la materia prima necesaria para producir el rubro.

“El sulfato de sodio no se produce en Venezuela. Viene de China, México o España y sin divisas no tenemos la cantidad necesaria para continuar produciendo. Nosotros fabricamos mensualmente seis millones de kilos de detergente y se utilizan cuatro millones de kilos de sulfato de sodio“, expresó el secretario general del sindicato, Freddy Padrón. Esperan recibir ocho toneladas de materia prima en aproximadamente 25 días.

El sindicalista informó que hasta este martes las cinco líneas de producción trabajaron a 100% de la capacidad para garantizar el abastecimiento.

Aseguran tener materia prima para producir lavaplatos y jabón de panela por lo que queda de año.

 

Consumidores sentirán que se agudiza escasez por situación de Polar

Reubicación de galpones incrementará 40% el costo del flete, calculó Tomás Socías | Foto EFE

Reubicación de galpones incrementará 40% el costo del flete, calculó Tomás Socías | Foto EFE

Tres plantas están paralizadas por falta de materias primas debido al retraso en la liquidación de divisas a proveedores

Esta semana pasará a la historia de Empresas Polar, de sus trabajadores y  consumidores, dijo Tomás Socias, especialista agroalimentario. En los últimos siete días el Ejecutivo ha ordenado la ocupación de los galpones en La Yaguara, donde funciona el Centro de Distribución que surte a la Gran Caracas. Ha ocasionado la paralización por falta de materia prima de una de sus planta de cerveza en Los Cortijos, la de Superenvases que produce las latas y tapas y la de Pepsi-Cola en Valencia, donde se elaboran los jugos Yukeri y Té Lipton, debido al retraso en la liquidación de divisas para pagar a los proveedores extranjeros.

Los consumidores sentirán con mayor intensidad las consecuencias de las decisiones del gobierno en contra de Polar cuando se agudice la escasez de algunos productos que fabrica esa empresa. La Cámara Venezolana de Fabricantes de Cerveza anunció que se afectará 25% de la producción de cerveza, bebida predilecta de la población. Además, se dejaron de elaborar 1,2 millones de litros de jugos y té, 100 millones de tapas, y está en riesgo la distribución de 12.000 toneladas de alimentos y 6 millones de litros de bebida.

En cuanto a los trabajadores, más de 1.600 puestos formales directos y 1.400 indirectos podrían perderse. Del principal centro de despacho se verán afectados 477 empleados de Pepsi y 138 de Polar. La paralización de la planta capitalina de cerveza perjudica a 740 trabajadores, también a 200 de Superenvases y a 100 de la planta de Pepsi Valencia. Algunas de estas personas ya están en su casa bajo la figura de “suspensión laboral” hasta que llegue la materia prima y se reanuden las operaciones.

Socias señaló que la opción para reubicar los galpones de Polar sería Guatire o en las adyacencias de la autopista Regional del Centro, lo que incrementará 40% el costo de los fletes. Sin embargo, debido a que no se puede reflejar el aumento en el precio de los productos porque en su mayoría están regulados la empresa tendría que asumir la diferencia.

Alertó que la actuación del gobierno está ahuyentando al capital extranjero y que los inversionistas han manifestado su preocupación porque no se esperaban expropiaciones ni intervenciones a la propiedad privada este año.

 

Poca harina PAN y cebada
Tibisay Romero
El secretario del sindicato de Empresas Polar de la planta Chivacoa en el estado Yaracuy, Wilder Alvarado, advirtió que quedan solo días de producción de harina PAN. “Tenemos aproximadamente 12.000 toneladas que equivalen a 12 días de trabajo”.

Le proponen al gobierno autorizar la fabricación de harinas mezcladas a partir de la harina de maíz precocida, prohibida en febrero pasado, para sobrellevar la situación. “En la planta de Turmero y la de Chivacoa están en desuso y en riesgo de pérdida los insumos para la producción de esta harina mezclada, son varias toneladas de los componentes y también de empaques”, añadió.

La planta de cerveza situada en el municipio San Joaquín del estado Carabobo también trabaja con la reserva. El dirigente sindical Arquímides Sequera indicó que están utilizando el último residuo que les queda en los tanques.

Aunque hace pocos días salió desde Francia un barco que trae un cargamento de cebada, necesaria para la elaboración de la cerveza, calculan que llegará a mediados de agosto.

@EmpresasPolar “ha sido inspeccionada 22 veces por mes desde 2008”

Tomado de notihoy.com

15/07/2015

DIVISAS | GOBIERNO | INSPECCIONES | MATERIAS PRIMAS | POLAR |

En el más reciente reporte de Empresas Polar se señala que desde enero de 2008, el Ejecutivo nacional ha realizado 2.007 inspecciones en plantas y sucursales de la corporación, un promedio de 22 fiscalizaciones al mes.

Entre el 1° y el 14 de junio, última data del reporte, se llevaron a cabo 15 inspecciones a través de distintos organismos, es decir, una por día.

Polar ha enfrentado en las últimas semanas paralizaciones en algunas de sus líneas de producción por falta de materias primas, mientras que otras trabajan a la capacidad que les permite la disponibilidad de materias primas e insumos.

En la categoría de atún enlatado Margarita, los niveles de producción se han visto reducidos por la falta de lomo de atún por la no aprobación de los certificados de no producción nacional, lo que ha sido debidamente notificado a las autoridades competentes en diversas oportunidades, dice el reporte.

La categoría de aceite de maíz, marca Mazeite, está impactada por la poca disponibilidad de materia prima y por operaciones de mantenimiento en las líneas de envasado.

En la categoría de lavaplatos líquidos Las Llaves, la producción se vio interrumpida debido a la poca existencia en las líneas de producción del Copacker que nos presta el servicio de manufactura y envasado. Del mismo modo, el ausentismo laboral incidió negativamente en la producción de suavizantes Las Llaves.

Los productos de limpieza sometidos a regulación de precios, se producen a pérdida. En promedio, tienen 275 días desde el último alza autorizado por el gobierno.

Muchos de los procesos se han visto entorpecidos por los retrasos en la liquidación de divisas. Existen 314 solicitudes de ALD esperando respuesta del Centro Nacional de Comercio Exterior para pagar a los proveedores una deuda que supera los $110 millones.

El reporte completo de Polar puede consultarlo aquí.

@LorenzoMendozaG Trabajamos sin ideología y sin colores

lorenzo

22/06/2015

CANIA | COMPROMISO SOCIAL | LORENZO MENDOZA |

El presidente de Empresas Polar, Lorenzo Mendoza, indicó que el compromiso de la corporación que dirige trabaja sin tipo de ideología, pensamiento o colores, “sino abiertamente por la comunidad que nos ha dado su confianza”, refiriéndose a la parroquia de Antímano, al oeste de Caracas.

Durante su participación en el acto del 20° aniversario del Centro de Atención Nutricional Infantil Antímano, Mendoza reiteró el compromiso social con las comunidades.

Destacó la labor interdisciplinaria que Polar lleva a cabo con varias organizaciones gubernamentales y consejos comunales, en el desarrollo comunitario.

Desde Antímano, Mendoza afirmó que el trabajo que adelanta Empresas Polar en comunidades, “en los temas de educación, salud, deporte y agricultura sostenible, son ejes que vamos a seguir desarrollando en los próximos años. Vamos rumbo a nuetro 75 aniversario, y mantendremos ese compromiso de seguir trabajando responsablemente con esfuerzo venezolano, para los venezolanos y hecho por los venezolanos, que es lo que nos ha caracterizado”.

 

Deuda de Empresas Polar con proveedores alcanza $530 millones

dolares 4 modif

12/06/2015

DEUDA | EMPRESAS POLAR | MATERIAS PRIMAS | PARALIZACIÓN | PROVEEDORES INTERNACIONALES |

Luis Alberto Rodríguez, director de Administración y Relación con los Proveedores, dijo que del total adeudado por el gobierno a los suplidores internacionales, $375 millones es deuda registrada y los restantes $155 millones corresponden a compromisos adquiridos por importación.

En entrevista concedida al programa A Tiempo, transmitido por Unión Radio, Rodríguez señaló que la situación es bastante crítica para Polar por cuanto las líneas de crédito con los proveedores de materias primas, insumos y repuestos están agotadas.

Indicó que el gobierno tiene el monopolio de las divisas y por tanto es quien decide cuánto y a quién se le otorgan los dólares.

“Empresas Polar no requiere divisas para sus operaciones de producción y distribución en Venezuela. Polar trabaja, cobra y paga en bolívares, los que necesitan dólares son los proveedores de insumos que no se producen en el país. El gobierno  es quien liquida directamente a estos proveedores por los despachos de materia prima, insumos y en ningún momento los dólares pasan por nuestras cuentas”, dijo.

De no honrarse las deudas se van a paralizar los despachos a las plantas en Venezuela con los consecuentes efectos sobre la producción.

“Ya tenemos situaciones puntuales de paralización como la línea de jugos en botella de vidrio y té Lipton y la planta de atún Margarita en Sucre que trabaja a 30% por falta de lomo de atún importado. La situación impacta a la totalidad de categorías que comercializa Empresas Polar, no es algo puntual”, afirmó.

Rodríguez insistió en que quieren ser parte de la solución y en tal sentido tienen propuestas que hacerle al gobierno. Estas se centran en mecanismos de pagos para los proveedores. “Estamos convencidos de que hay soluciones y maneras de enfrentar esta situación”.

@EmpresasPolar “invierte Bs 260 millones para incrementar producción de margarina”

Polar-margarina

28/01/2015

LÍNEA DE PRODUCCIÓN | MARGARINA | MATERIA PRIMA | POLAR |

Alimentos Polar aumentó en 40% su capacidad de producción de margarinas de las marcas Mavesa, Chiffon y Dorada, para alcanzar una producción total aproximada a 8,1 millones de kilos al mes, informó la empresa en un comunicado.

Luego de la optimización y actualización tecnológica en sus líneas de producción, que requirió una inversión de más de Bs 260 millones, Polar incrementó su capacidad de 6.362.000 kilos mensuales a 8.100.000 kilos y a partir de junio, con unas adecuaciones adicionales, se alcanzarán los 8.800.000 kilos mensuales, dijo Lorenzo Mendoza, presidente ejecutivo de Empresas Polar.

“Sin duda alguna hace falta que tengamos siempre la materia prima disponible, que el gobierno entregue oportunamente las divisas a nuestros proveedores para que puedan despachar la materia prima y para que nuestros suplidores de material de empaque también cumplan con sus inversiones para tener material de empaque disponible para envasar lo hecho en Venezuela”, señaló Mendoza en un recorrido por la planta de Salsas y Untables, en Valencia.

@EmpresasPolar sobrevive a las politicas chavistas del “Gobierno”

Publicado el Domingo, 11/Enero/2015

Empresas Polar se jacta de generar el 3% del PIB no petrolero de Venezuela y de contribuir con 4% de los impuestos no procedentes del crudo. Además, con 29 plantas de producción en todoel país, su capacidad industrial solo es equiparable con la de la petrolera estatal PDVSA. Pero estas cifras, por elocuentes que sean, no alcanzan a expresar suficientemente la importancia que esa corporación familiar, fundada en 1941, tiene no solo en la economía venezolana, sino hasta en la cultura popular.

La empresa tiene que lidiar constantemente con los controles de precios oficiales. Foto: AFP

Como otros emporios en la región, el grupo tiene origen en la producción y comercialización de cerveza, un negocio pingüe en Venezuela, un país de clima cálido, altos ingresos y, sobre todo, buenos bebedores: todavía en 2012, los venezolanos aparecían en el octavo lugar del ranking mundial de consumidores de cerveza, con 85,5 litros per cápita al año —un hábito y un mercado a los que, en buena medida, Polar contribuyó a dar forma—.

En 1960, Polar consiguió industrializar la producción de la harina precocida de maíz para preparar la arepa, el pan venezolano. Es probable que cualquier habitante del país, de cualquier condición social, consuma a diario algún producto de las 38 marcas de Polar. En la actualidad el grupo de empresas organiza sus negocios en tres áreas —cervezas, alimentos y bebidas, este último nucleado en torno a su asociación con la multinacional PepsiCo—.

Solo en alimentos procesados, en 2014 se calcula que Polar producía el 24% de los volúmenes que se consumen en todo el país. De vinos a agua, de detergentes a pastas, de gaseosas a alimentos concentrados para animales, medio centenar de productos figuran en su catálogo.

Sin embargo, la omnipresencia de Polar en la vida del país —es además el principal patrocinador de los espectáculos deportivos más populares, y financia una de las fundaciones filantrópicas más grandes de América Latina— inevitablemente la expuso a las turbulencias políticas de los últimos 15 años. Durante décadas el grupo encarnó, en el imaginario de la izquierda local, la figura del empresariado oligárquico. Por eso no extraña que, desde la llegada del chavismo alpoder, en 1999, haya sufrido permanente acoso.

“Un monopolio con forma de pulpo”, lo llamaba en un titular de 2010 el portal Aporrea, portavoz del chavismo más radical. El mismo comandante Chávez hizo recriminaciones públicas al grupo en varias ocasiones, hasta llegar a amenazarlo con la expropiación. La empresa tiene que lidiar constantemente con los controles de precios oficiales, las trabas en la concesión de licencias de importaciones o en el acceso a divisas para el pago de proveedores, contratiempos que lastran la eficiencia de sus operaciones. De vez en cuando algunos sindicatos internos, dirigidos desde el oficialismo, plantean conflictos laborales que afectan la producción. En su Informe de Alimentos, colgado en la web corporativa, Polar contabilizaba, de marzo de 2008 a noviembre de 2014, 1.835 inspecciones de autoridades gubernamentales a sus instalaciones.

Aunque resulte paradójico, el áspero entorno para los negocios en Venezuela —una auténtica rémora para cualquier emprendimiento, de la escala que sea— ha servido para comprobar la solidez del grupo. Aún sintiendo el aliento del Gobierno en la nuca, sigue siendo capaz de producir 1,6 millones de toneladas de alimentos al año y facturar al año alrededor de 2.400 millones de dólares (2.033 millones de euros), un cálculo grueso y muy determinado por el complejo esquema de paridad cambiaria vigente desde 2003.

El desafío también se produce en el campo de la reputación corporativa. Mientras en Venezuela se agrava el desabastecimiento de productos de consumo básico, varios portavoces gubernamentales apuntan con frecuencia a Polar como cómplice de la presunta “guerra económica” que se fraguaría en su contra. En recientes intervenciones televisadas, el presidente Nicolás Maduro insinúa que el consejero delegado de Polar, Lorenzo Mendoza Giménez —a quien se refiere con el mote de El Pelucón—, se prepara para hacer su incursión en la política como líder de la oposición.

Mendoza Giménez, de 50 años, cabeza visible de la tercera generación de la familia fundadora, niega tales intenciones. De bajo perfil, apareció en el puesto 464 de la lista de Forbes de las 500 mayores fortunas del mundo en 2014. La revista le atribuye un patrimonio de 3.500 millones de dólares.

En mayo de 2013 Mendoza tuvo que hacer una inusual aparición en la televisión nacional. En ese momento, en el marco de los diálogos que propulsaban el Vaticano y Unasur, y ante la escasez de productos alimenticios que ya empezaba a mostrar su crudeza, fue convocado por Maduro a una reunión. A la salida, Mendoza ofreció su versión sobre el cónclave, en el que, si bien daba la bienvenida a la concertación, no vaciló en asegurar cómo Polar producía a plena capacidad mientras otras empresas del sector alimenticio, la mayoría en manos del Estado, estaban paradas o trabajaban a medio gas. Su corta alocución dio al público venezolano pistas para entender por qué, a pesar de tanta diatriba, el chavismo ha contenido su apetito expropiatorio frente a Polar: si diera el último paso, el Gobierno —que ya tiene que importar 10 millones de toneladas al año— se quedaría con la única fuente de alimentos en la que se puede confiar.

Concentrada en defender su bastión local, Polar no ha descuidado su estrategia de paulatina internacionalización. Desde 1996 tiene operaciones en Colombia, donde produce 60.000 toneladas de harina precocida y vende alrededor de 120 millones de dólares al año. En 2010 terminó una planta para la producción de maltas en el estado de Florida, Estados Unidos.

Otro alcance tienen sus alianzas con jugadores internacionales. En 2010 fundó Pascual Andina en sociedad con el español Grupo Leche Pascual, con el objetivo de atender el mercado de la costa pacífica de Sudamérica, y que ya comercializa la marca MiGurt en Venezuela. Un año más tarde entró a participar en el grupo GEPP para crear, junto a Geusa y Pepsico, una de las mayores embotelladoras de gaseosas en México.