Noticia echa satira “Enseñanza del inglés será prioridad en #Cuba, tras acercamiento con #EEUU “

AP

01/09/2015

CUBA | EEUU | INGLÉS |

A tono con el histórico deshielo entre Estados Unidos y Cuba, la enseñanza del inglés será una de las “prioridades” en el sistema educacional en la isla, informó este lunes la prensa local.

“Como prioridades en la educación se mantienen en este curso la enseñanza de la Historia de Cuba y de la lengua materna (español), así como el dominio del idioma inglés”, señaló el diario oficial Granma, al informar sobre la apertura del año escolar, que empieza este martes.

En los años 70 la enseñanza del inglés fue reemplazada por el ruso, idioma del principal aliado y benefactor de Cuba desde la revolución de Fidel Castro en 1959: la Unión Soviética.

Tras la desintegración del bloque soviético en 1991, el inglés regresó a los programas de enseñanza, pero ahora el histórico acercamiento entre Washington y La Habana ha desatado un gran interés de los cubanos por aprender esa lengua.

“El idioma (inglés) es imprescindible, porque cada día vamos a tener más contacto (con Estados Unidos y otros países). Además, ustedes lo saben, la tecnología, hay que hablar inglés. Si hablan dos o tres idiomas mejor, pero el inglés es imprescindible”, declaró el número dos del Partido Comunista cubano (único), José Ramón Machado Ventura, al clausurar un congreso de estudiantes universitarios el sábado.

Fidel Castro reconoció en 2008, dos años después de delegar el mando a su hermano Raúl, la importancia de hablar el idioma del enemigo: “Los rusos estudiaban inglés. Todo el mundo estudiaba inglés, menos nosotros que estudiábamos ruso”, se lamentó.

Pese a las tensiones con Estados Unidos, los cubanos incorporaron muchas palabras del inglés al habla cotidiana.

Ambos países anunciaron el 17 de diciembre de 2014 el fin de medio siglo de enemistad y el 20 de julio restablecieron relaciones diplomáticas, rotas en 1961.

Anuncios

#Titulares “Mas Soberbia que dignidad esta pasando #Grecia “

AP

13/07/2015

ALEXIS TSIPRAS | GRECIA | GRIEGOS | PLAN DE RESCATE |

El discurso de la dignidad es muy frecuente en líderes y gobernantes de pueblos empobrecidos que atribuyen su decadencia a una humillación.

“Dios ensoberbece a los que quiere perder”. Alexis Tsipras sorprendió a la comunidad europea cuando la semana pasada se levantó airosamente de la mesa de negociación y llamó a un referendo nacional para votar en contra de las medidas humillantes de sus acreedores. Tsipras hablaba de la dignidad de los griegos y de la necesidad de votar “No “para conseguir posteriormente un compromiso más honorable.

Una semana más tarde Grecia se enfrenta a un ultimátum que la obliga a elegir entre un paquete de medidas mucho más duras que las que rechazó en el referendo o la suspensión de su membrecía en la comunidad europea. Tsipras pensó que sus manejos políticos y su discurso sobre la dignidad podían tener el mismo efecto en los tecnócratas y líderes europeos que en el pueblo griego. No fue así. Europa reaccionó con mayor dureza y austeridad.

El discurso de la dignidad es muy frecuente en líderes y gobernantes de pueblos empobrecidos que atribuyen su decadencia a una humillación. Fue utilizado por Hitler como catalizador emocional del pueblo alemán hundido en la crisis económica y política de la República de Weimar tras las medidas impuestas por los vencedores de la Primera Guerra Mundial.

Pero quienes más han explotado el discurso de la dignidad han sido los comunistas y otros gobernantes de izquierda. Entre ellos destaca Fidel Castro, quien logró justificar todos sus crímenes constituyéndose en el representante simbólico de la dignidad de los pueblos latinoamericanos. Es una de las grandes paradojas de la historia de la humanidad, que una de las naciones más indignas del planeta, la cubana, acostumbrada a vivir parasitariamente de otras naciones, como la rusa o la venezolana, que una sociedad habituada a someterse pasivamente y a sobrevivir bajo la pisada de un solo hombre, haya sido considerada el paradigma de la dignidad.

La retórica de la dignidad encaja en la psicología del narcisismo y de la soberbia. Ocupa a líderes poseídos por un complejo de grandiosidad que se nutren del complejo de inferioridad de los débiles, empobrecidos y marginados. Tiene que ver con la negación del propio fracaso, con la atribución de la responsabilidad de nuestro destino a terceros.

Como sucede en la psicología del malandro para quien el respeto es también un referente substancial, implica la negación de la norma como forma de organización social, la idea incivil de que cualquier sometimiento del individuo a una regla es humillante. Hugo Chávez unificó la figura del revolucionario y el malandro en un arquetipo falazmente excelso y heroico que jactándose de su grandeza labró la decadencia de una sociedad que hasta ese momento había sido una de las más prósperas y orgullosas de América: la venezolana.

@yoanisánchez: “Venezuela está peor que Cuba”

La periodista y bloguera cubana escribe en su diario digital 14ymedio.com sobre la detención del líder opositor venezolano Antonio Ledezma y advierte que estas teorías conspirativas y la forma de destruir a opositores forma parte del guión aprendido por el gobierno de Maduro, de la mano de sus mentores en La Habana

Yoani Sánchez / @yoanisanchez

Nunca pensé que iba a llegar a decir esto, pero Venezuela está peor que Cuba. Es cierto que el país suramericano no ha sobrepasado en número –ni en intensidad– el desabastecimiento de productos básicos, el colapso económico, ni la vigilancia policial que padecemos nosotros; pero Venezuela está peor que Cuba. Su gravedad viene dada porque repite ese pasado fallido del que los cubanos estamos tratando de escapar.

En el caso de ambas naciones, el fiasco ha estado determinado en gran medida por un liderazgo incorrecto y nocivo. Cuba, con un Fidel Castro que intentó moldear el país a su imagen y semejanza, teniendo él tan marcada tendencia al autoritarismo, la intolerancia, la obsesión por el poder y la incapacidad de lidiar con el éxito ajeno. A lo cual hay que sumarle una paranoia feroz, que lo hacía desconfiar hasta de su propia sombra y que parece haberle transmitido a su discípulo Nicolás Maduro.

Por eso, cuando supe del arresto del alcalde opositor Antonio Ledezma, acusado de una supuesta vinculación con actos violentos contra el Gobierno, no pude dejar de recordar todas las veces que los temores de nuestro “Máximo Líder” terminaron con la vida profesional, política e incluso física de algún cubano. ¿Cuántas veces no justificaron una vuelta de tuerca política bajo el pretexto de un atentado contra el Comandante en Jefe? ¿Cuáles de esos magnicidios los inventó la propia propaganda oficial sólo para desviar la atención sobre otros temas?

El esquema de “ahí viene el lobo” resulta ya tan manido que daría risa si no fuera por las funestas implicaciones que tiene para los pueblos. Maduro representa teatralmente y ante las cámaras el papel de víctima a punto de sucumbir ante una conspiración internacional. Se le ven las costuras de la farsa, pero aún así sigue siendo peligroso. Él cree encarnar la nación, por lo que al denunciar complots y maquinaciones para matarlo, intenta obtener el beneficio de un nacionalismo tan ramplón como fugaz.

Su presidencia ha sido una secuencia de supuestos golpes de Estado, confabulaciones que se gestan fuera de sus fronteras y enemigos que intentan desestabilizar el país

El sucesor de Chávez no sabe lidiar con la normalidad, mandar con mesura ni ofrecerle a los venezolanos un proyecto de país donde estén incluidos todos. De manera que sólo puede echar mano del miedo. Su presidencia ha sido una secuencia de supuestos golpes de Estado, confabulaciones que se gestan fuera de sus fronteras y enemigos que intentan desestabilizar el país. No conoce otro método de liderazgo que la perenne crispación.

Ledezma es la última víctima de esa política paranoica. Leopoldo López acaba de cumplir un año en prisión y en los próximos meses es muy probable que otros opositores se sumen a las listas de detenidos y procesados. Nicolás Maduro volverá a denunciar conjuras en su contra, señalará a los presuntos culpables de alguna intentona y dirigirá el dedo acusador hacia la Casa Blanca.

Todo eso para esconder que no sabe gobernar y que sólo puede imitar el pésimo modelo que le han heredado sus mentores de la Plaza de la Revolución. El resultado es una copia mala del modelo cubano, un calco tosco en el que la ideología ha cedido todo su terreno a los delirios de un hombre.

Ángel Vivas: #Venezuela Must Resist the Cuban Invasion

Former General Will Defend His Homeland Through Any Means

ft-angel-vivas-venezuela

In 2012, former Venezuelan President Hugo Chávez announced that at least 44,000 Cubans were working in “social missions” throughout Venezuela, welfare programs created by the Chavista government, that had then been in power for 13 years.

However, General Ángel Vivas was one of those who publicly criticized the Cuban presence, alleging it was spearheading wider interference in Venezuela’s politics, economics, and armed forces by Havana.

In 2008, Vivas was arrested and charged with insubordination for petitioning the Supreme Court of Justice (TSJ) over its denial of a petition he had filed. Vivas had taken issue with the armed forces’ new motto, “Homeland, Socialism, or Death,” a creation of former Cuban President Fidel Castro.

The former Venezuelan army general further clashed with the government of Nicolás Maduro in February 2014. Vivas took up position with a rifle on the roof of his house, resisting arrest for accusations that he was responsible for the death of a motorcyclist, who was killed when he rode into metal wires strung across the street. The incident took place during a wave of opposition protests, which were routinely subject to attack by Chavista supporters on motorcycles.

In December, Vivas announced the creation of the national Anti-Castro-Communist Venezuelan Resistance, an organization with the objective of combating Cuba’s influence over Caracas. Vivas spoke of his political struggle and his new initiative with the PanAm Post.

Mission: Capture Venezuela

“It’s nothing new, nor did it start with Chávez,” Vivas says, arguing that Cuba’s penetration of its South American neighbor began as early as 1959, when Fidel Castro directed his gaze towards Venezuela and its immense natural wealth, above all in petroleum reserves.

“There was a huge war over almost 10 years [1949-59], in which the Cubans and Fidel Castro penetrated different parts of national territory, especially in coastal areas,” he explains, adding that Venezuelan guerrilla were also trained in Cuba and returned to their homeland to carry out attacks. For Vivas, Castro “wanted to take Venezuela by force.”

During the 1960s, the Venezuelan army was engaged in asymmetrical warfare with communist guerrilla, inspired by fierce rhetoric from Fidel Castro against Venezuela, and killing large numbers of soldiers and rural farm laborers.

In response, Venezuela’s top military commanders created a unit of Cazadores (“Hunters”), an elite body of regular soldiers who confronted and expelled the majority of Cuban cells operating within the country.

In November 1963, the Betancourt government presented proof about Cuban operations in Venezuela to the Organization of American States (OAS). Soldiers captured significant numbers of armed foreigners on Venezuela’s northern coast. Following an OAS investigation, in July 1964 it declared Cuba “guilty of aggression and intervention in Venezuelan affairs.” Cuba was expelled from the multilateral organization and member-states, with the exception of Mexico, broke diplomatic and commercial relations with the island.

Ángel Vivas reiterates that while Cubans had been active in his country for 55 years, Chávez increased the scale of Cuban activity to “brazen and incredible” levels. The late Venezuelan leader began by receiving some 2,000 Cuban doctors, but the “current situation has come to be so alarming” that the Venezuelan electoral system and civil registry (SAIME) is now completely subject to the Caribbean interlopers.

General Disobedience

En su casa de Caracas (PanAm Post)

In February 2014, a series of protests against President Nicolás Maduro began, and video images were screened around the world showing elements of the National Guard committing acts of violence towards opposition demonstrators.

General Vivas says that upon observing the “abuse of power” by Venezuelan soldiers towards citizens who were exercising their right to peaceful protest, he issued an video clip in which he called for Castroist elements within the country to “cease bearing arms against the population.”

On Saturday, February 22, Nicolás Maduro issued a television and radio broadcast to demand Vivas’s arrest, accusing him of “training” those responsible for stringing a guaya (steel cable) across Caracas’s Rómulo Gallegos avenue, causing the death of a young motorcyclist on the previous day.

“Throwing me in prison for telling unarmed citizens how to defend themselves with a wire against criminal bands, tanks, and missiles, is an aberration,” he wrote on Twitter. He’d formerly used the social network to disseminate strategies about how to use guarimbas (barricades) as a form of protest.

On Sunday, February 23, the first military units came to his house — among them several Cubans, Vivas alleges — saying that they had an order for his arrest. Vivas refused to open the gates to his house until his lawyers arrived. Citizens opposed to the government gathered in the street outside the general’s house to support him. When his legal advisers arrived, they reported that the document being presented by the authorities had no legal foundation; if he was taken from his house, they said, it could be considered a kidnapping.

When Vivas saw that the soldiers were storming the gate of his house, he decided to “exercise the right of legitimate defense, acting in the process like an officer of the army,” and he appeared brandishing a rifle to avoid being arrested.

The general adds that when the authorities saw the popular support that he enjoyed, they sent a delegation to negotiate and meet with his lawyers. “They thought that I was going to ask for money, and that they’d then let me leave the country,” he relates.

“What I asked for in writing, as later came to light, was that I told them I’d submit to the law if they met three conditions first,” Vivas says.

Firstly, “that the usurper of the presidency of the republic, the man that goes by the name of Nicolás Maduro Moros, prove the legality and legitimacy of his power in accordance with Article 2 of the Constitution, that he proves that he’s a Venezuelan. If he’s asking me to submit to the law, he has to do so first,” he said.

Secondly, “I also asked that every Cuban within the public administration, in all the structures of power, including the armed forces, should be expelled from Venezuela.”

For General Ángel Vivas, Venezuela was under “foreign occupation.” In response, “I made a call for the nation to declare itself in open resistance. Joining together is the only way we’ll be able to expel the Cuban invaders from our territory and begin to restore the republic once more,” he concludes.

 Famoso bloguero @Yusnaby #YusnabyPérez cubano asegura que hay fuertes rumores sobre muerte de Fidel

La periodista venezolana María Elena Lavaud logró una entrevista con el joven bloguero cubano Yusnaby Pérez, quien día a día ha mantenido informado al mundo de todo lo que sucede en los pequeños rincones de La Habana. A continuación, la conversación completa, en la que Pérez habla sobre los fuertes rumores de la muerte de Fidel Castro.

Tenía varios meses leyendo detenidamente el time line y el blog de Yusnaby Pérez cuando decidí intentar conversar con él. Se trata de un joven bloguero que a diario documenta con fotografías la realidad del cubano de a pie, luego de 56 años de revolución. Bien reza el dicho que “una imagen vale más que mil palabras”, pero en su caso, las imágenes van acompañadas de breves comentarios que dejan sin aliento a más de uno.

Fidel-Castro-Dictador-Cubano-Castro-Comunista--2-800x533

Luego de haber recorrido yo misma “La Habana sin tacones”, y saber cómo se bate el cobre allá, es mucha la admiración que siento por jóvenes como él que lo desafían todo para luchar por la libertad y los derechos fundamentales. Yusnaby tiene 26 años y es ingeniero en telecomunicaciones. Tiene un celular en roaming que su familia exiliada en España le ayuda a mantener, y que es la única forma en la cual puede actualizar minuto a minuto sus redes sociales e informar al mundo lo que ocurre en la isla donde vive. Ya le han acusado de estar al servicio de la CIA, e incluso de no vivir en la isla y hasta de ser un fantasma; pero no; aquí les dejo su fotografía.

Aunque sus números van en aumento permanentemente, un corte de sus cuentas a esta fecha indica que tiene casi 225 mil seguidores en twitter, 40 mil en Facebook, 41 mil en Instagram, casi 2 mil en YouTube, y alrededor de 100 mil visitas mensuales a su blog yusnaby.com

La periodista venezolana Maria Elena Lavau entrevista a Yusnabi Perez

¿Dónde está Fidel Castro?

Existen fuertes rumores de que Fidel Castro está muerto. Aún no hay nada confirmado, pero todo parece indicar que ya no vive o su mente ya no está clara.

Recientemente arribaron a la isla los 3 espías que estaban presos en Estados Unidos. El Gobierno cubano por 15 años ha mantenido una propaganda nacional e internacional muy fuerte para la liberación de ellos. Al regresar a Cuba en diciembre, no se tomaron ni una sola foto con Fidel Castro; ni siquiera apareció el día primero de enero, Aniversario del Triunfo de la Revolución, la típica foto de Fidel Castro sujetando el periódico Granma para demostrar que la revolución sigue en pie y que el Gran Líder aún nos vigila. Además, es un momento histórico de restablecimiento de relaciones entre Cuba y Estados Unidos y ni siquiera ha publicado una de sus frecuentes reflexiones.

¿Desde cuándo tienes el blog y como te las arreglas para actualizarlo?

Abrí mi blog hace dos años. Fue mi necesidad humana ante tanta censura, desinformación y control mediático del Partido Comunista de Cuba en la opinión popular. Lo abrí con el objetivo de mostrarle al mundo la realidad de Cuba y resaltar cada uno de los mitos (educación, salud, calidad de vida, vivienda, derechos, democracia) que la dictadura ha enarbolado como bandera. Mi blog se mantiene solo; cuenta con publicidad que genera fondos para cubrir los costos del mismo.

¿Cómo comenzó tu activismo, cuál fue el detonante?

Mi activismo comenzó en un momento clave de mi vida. Llegaba de viaje a Cuba luego de una temporada por Suiza, lugar donde abrí los ojos, viví libre y me desintoxiqué de todo el adoctrinamiento que recibí en mi país desde el día que nací. Cuando arribé a La Habana sentí la extrema necesidad de expresarme, de gritar, de hacer algo por mi país. Desde que puse un pie fuera el avión me di cuenta que mi vida en Cuba no iba a ser igual que antes. Así abrí mi Twitter y luego mi blog. A pesar de que pocos cubanos me leen, producto de la censura y las prohibiciones de internet en Cuba, encontré un público potencial inesperado: el venezolano. Me sorprendí al ver el paralelismo que existía entre Cuba y Venezuela. Mucha gente comenzó a ver en mis tweets y textos, el futuro a corto plazo que le venía a Venezuela. Mucha gente dijo que yo predigo el futuro de los venezolanos y no es así, yo simplemente he vivido mucho más tiempo en la dictadura cubana y conozco bien la estrategia que usan para manipular pueblos y cortar libertades. Intento cada día aportar mi granito de arena para que los venezolanos y latinoamericanos en general vean de forma sencilla sin pasiones ni manipulación, lo que ocurriría en un país si adoptaran un sistema como el cubano.

¿De qué vives?, ¿Cuál es el sueldo promedio mensual en Cuba?

Trabajo para varios medios de prensa fuera de Cuba, incluso no existiendo una ley de prensa aquí que ampare esta actividad. El cubano promedio cobra un sueldo medio mensual de 18 dólares. Muchos se preguntan ¿por qué el pueblo cubano no muere de hambre con tales salarios? La respuesta es sencilla: el dinero que envían los cubanos emigrados evita que muchas familias vivan en la miseria extrema. Según The Havana Consulting Group, en 2013, solamente desde Estados Unidos se enviaron a la isla más de 3500 millones de dólares en remesas. Gracias a esos que hace décadas eran gusanos y contrarrevolucionarios, hoy sobrevive el país.

El cubano de hoy, ¿tiene más o menos miedo que hace 40 años?

El cubano no tiene miedo. Muchos son capaces de agarrar cuatro tablas y una cámara de tractor inflada y lanzarse al mar en busca de la libertad arriesgando la vida. El cubano está desconectado, desinformado y desconoce, en su mayoría, los derechos básicos y los fundamentos de una democracia. La propaganda oficialista por 5 décadas ha creado un hombre nuevo anulado socialmente que al ver el costo/beneficio de expresarse libremente y exigir un cambio, prefiere emigrar y hacer vida en el destierro. Hoy en día la juventud no tiene nada que agradecerle a la Revolución de Castro; no existen vínculos ni compromisos. La mayoría de los mandatarios que controlan el país son octogenarios y aplican gran resistencia a la apertura tecnológica. El joven de hoy está en huelga de brazos caídos: no lucha contra la dictadura pero tampoco la defiende.

¿Cómo analizas el tema del bloqueo?

El Embargo norteamericano ha sido una estrategia para acabar con el Gobierno comunista no democrático en Cuba. Su política es bastante obsoleta y no ha contado con el respaldo de otros gobiernos. Sin embargo, el cubano de a pie no lo sufre. Las restricciones y limitaciones que tenemos en la isla son producto del bloqueo interno que impone el Gobierno a la nación. Como cubano tengo prohibido importar, exportar, abrir una empresa o fábrica, producir, competir. La ineficiencia del régimen se ha maquillado por décadas con la existencia del embargo y a su vez, le ha servido a Castro para justificar todas las violaciones de Derechos Humanos que constantemente ocurren en la isla.

¿Qué opinas de la reanudación de relaciones diplomáticas entre Estados Unidos y Cuba?

El restablecimiento de las relaciones diplomáticas CUBA-EEUU trae dos potenciales cambios en la dinámica cubana. En primer lugar, el fin de la hostilidad norteamericana hacia la isla acaba con el libreto acartonado del “enemigo histórico” culpable de todos los desaciertos de la política interna de Cuba; además, después de 56 años, el pueblo cubano y el norteamericano estarán cara a cara, sin intermediarios ni propaganda mediática y como consecuencia, esto traerá la ruptura de disímiles mitos de nuestras sociedades. El cubano verá que el estadounidense es una persona normal, con problemas, esperanzas, aspiraciones en la vida y no el colonizador que quiere desterrarnos de nuestra isla. Después de las palabras y acciones recientes de Obama, varias décadas de discurso y propaganda comunista en la isla se desvanecieron. El segundo cambio importante, es que al restablecer las relaciones entre ambas naciones, muchos gobiernos democráticos de Iberoamérica podrán canalizar de una forma más viable el apoyo a la oposición y sociedad civil cubana, quienes deberán exigir internamente sus derechos. En un futuro a corto plazo, cambios económicos y políticos no serán percibidos por el pueblo cubano. El Embargo norteamericano hacia Cuba puede acabar, pero el bloqueo del Gobierno de Cuba a los cubanos sigue en pie tan hiriente como siempre. El régimen de Castro, por citar algunos ejemplos, prohíbe al ciudadano cubano (por el simple hecho de ser cubano pues estas restricciones no aplican para extranjeros residentes en Cuba) el acceso a internet en domicilios y teléfonos celulares, la contratación de servicios de televisión por cable, importación y exportación de bienes con fines de lucro, la participación directa en la mediana y gran economía del país. Recientemente salió una resolución del ministerio de trabajo donde establecen un impuesto del 92 por ciento al salario del trabajador cubano que trabaje para una empresa extranjera en Cuba. La explotación odiosa del Gobierno al trabajador está llegando a niveles extremos que incluso ponen en duda las teorías socialistas-comunistas-marxistas que el régimen ha empleado por décadas para guiar su política. Pero sin dudas, Castro y su equipo, están entrando en un terreno inexplorado; se están viendo obligados a negociar en temas de presos políticos, derechos humanos, derecho internacional, democracia. También la sociedad civil y oposición se está viendo con más recursos, argumentos y quizá apoyo internacional para enfatizar su lucha por la democracia. El cubano de a pie ha tomado estas novedades con incertidumbre repitiendo una y otra vez el famoso dicho popular cubano “agáchate que viene la galleta“, lo cual significa que hay que mantenernos alerta que en cualquier momento viene el golpe.

¿Y qué dice la gente en la calle?, ¿Cuál ha sido su reacción?

Se nota mucha incertidumbre. La gente lleva mucho tiempo esperando este acercamiento. Sin embargo, el régimen de Castro no ha concedido ningún tipo de apertura en temas de libertad de expresión, derechos, etc. Hace algunos días, Tania Bruguera, artista plástica cubana, intentó hacer un performance en La Plaza donde todos los cubanos que fueran se pudiesen expresar libremente. El acto, horas antes de su realización, fue reprimido por las autoridades y encarcelaron a su organizadora y fueron a buscar a la casa para evitar que fueran a los posibles participantes (disidentes, activistas, periodistas independientes y miembros de la sociedad civil). Cuando el pueblo cubano ve este tipo de acciones, incluso en medio del momento histórico donde Estados Unidos se está abriendo a Cuba, se decepciona. El régimen prefirió el coste político de la represión antes de tener a un grupo de personas hablando libremente en un lugar público. También la desinformación genera muchas especulaciones y más en el pueblo cubano que lleva más de 56 años desconectados de la realidad del mundo

¿Qué ha representado Venezuela para los cubanos en los últimos 10 años?

Venezuela para el cubano de a pie ha sido la salvación a la crisis que sufrimos en los noventas. Al derrumbarse el Campo Socialista, Cuba vio que no había invertido en el desarrollo de la industria y en ser autosuficiente económicamente. La política parasitaria concluyó en una situación extrema sin opciones. No había electricidad, combustible, comida, productos de aseo.  Al llegar Chávez disminuyeron los apagones, aunque la escasez sigue vigente. En los inicios del chavismo en Venezuela, muchos médicos y profesionales cubanos se esperanzaron con las misiones internacionales como una vía para ganar dinero y traer artículos necesarios para la familia (ropa, zapatos, electrodomésticos). Sin embargo, hoy es uno de los destinos menos deseados por las brigadas internacionalistas. Hoy prefieren Brasil o África, donde el sueldo es mejor y no hay tanta violencia. Hace unos años, la imagen que el cubano tenía del venezolano era “un enfermo, mayormente en silla de ruedas vestido de rojo”. Hoy eso va cambiando, ya no vienen tantos enfermos; la mayoría viene ahora a sacar dólares de la tarjeta y llevarlos para Venezuela. Es muy común escuchar a los cubanos decir: “Los venezolanos debieron hablar con nosotros antes de votar por Chávez“. Fuera de toda la política absorbente y polarizada, el cubano siente un especial cariño y aprecio por el venezolano.

Para ilustrar esta nota, pedimos a Yusnaby una fotografía que aún no hubiera publicado. Nos envía una bien elocuente del estado de las calles y edificios en el centro de la ciudad. Toma fotos a diario, y las sube a las redes con comentarios audaces, lapidarios, tan conmovedores como las imágenes que revela. “Ahí está, en cada rincón su imagen (refiriéndose a Fidel Castro), para recordar a quién debemos tanta felicidad”, reza uno de ellos.

En Venezuela muchos jóvenes han comenzado a emigrar. ¿Has pensado en hacerlo tú?

La emigración ha sido la mayor válvula de escape de la dictadura cubana. De hecho, cuando no estás de acuerdo con el Gobierno y lo dices, la primera respuesta que te dan es “¡pues entonces vete!“. Respeto mucho a quienes han tomado la decisión de emigrar, yo no la descarto, pero mientras pueda estar en la isla, hacer algo por mi país y sienta que mi vida y la de mi familia no corren peligro, aquí estaré.

¿Cómo es que la mayoría tiene dificultades para salir de la isla y tu entras y sales, haces denuncias y no has tenido problemas con el gobierno?

La razón por la que no he tenido problemas por tanto tiempo en Cuba es porque las autoridades desconocían mi verdadera identidad. Pensaban que yo no existía o que vivía fuera de Cuba. Esto pudo mantenerme en una situación privilegiada para denunciar y que no me reprimieran. Esa fue mi protección por dos años, lo cual es un récord. Desde el momento en que mi identidad salió a la luz, esta situación ha cambiado. Desde hace un par de meses, he comenzado a recibir amenazas y difamaciones sobre mi familia y mi persona provenientes de los aparatos de la inteligencia cubana como por ejemplo, la publicación en redes sociales de la foto que las autoridades migratorias cubanas me hacen en el control de salida del aeropuerto internacional, un archivo imposible de obtener sin la aprobación del Gobierno. Los cubanos, en su gran mayoría, tienen importantes restricciones para salir de Cuba. Aunque luego de la reforma migratoria del 2013 donde el régimen nos devolvió el derecho de poder salir de Cuba sin pedirle permiso, los países de destino le exigen al cubano una visa muy difícil de conseguir. El cubano es un potencial emigrante. Cuando un ciudadano cubano va a un consulado cualquiera en La Habana para pedir una visa y muestra una carta diciendo que su sueldo es 18 dólares al mes, es extremadamente difícil conseguir el visado. Incluso Venezuela, en teoría país hermano, pone una serie requisitos bien difíciles a los cubanos para obtener un visado de turista.

¿Estudiaste fotografía?

No estudié fotografía. La Habana es muy fotogénica; no se necesita de una técnica profesional para captar los desastres y destrozos que ha ocasionado la revolución todo este tiempo. Sólo es necesario caminar un poco por la ciudad para tomar fotos idénticas a las que publico. Me apasionan mucho los rostros de la gente que expresa lo que sienten en ese momento. Así vive el cubano, expresando cada día lo que siente sin decir una sola palabra

¿Has tenido problemas por difundir esas fotos de la cotidianeidad cubana con esos comentarios?

Hasta el momento no, pero la presión psicológica va en aumento, y aunque no soy miedoso, temo por la estabilidad emocional de mi familia.

¿Cuántos Yusnaby y Yoani Sánchez hay en Cuba?

Yoani Sánchez como bloguera ha abierto un camino, fue la primera que abrió un blog, se expresó libremente y puso el spotlight del mundo en Cuba. Su trabajo ha sido bien difícil; no todo el mundo es capaz de resistir la presión psicológica que imponen los grupos represivos de la policía secreta hacia tu persona y familia cuando te expresas políticamente de forma no favorable al Gobierno. Ella ha sido una fuente de inspiración para muchos cubanos que han decidido abrir un blog y generar el tan necesitado debate entre cubanos. Hoy somos muchos, lo que no existen son las condiciones técnicas para que el mundo los escuche. Internet en Cuba es prohibido en domicilios y celulares. En las salas de conectividad habilitadas por el Gobierno es muy costoso su acceso. Muchos jóvenes están deseando un cambio, y aparte de la autocensura que ya es congénita, sus voces no son escuchadas debido a la inexistencia de medios libres con difusión masiva en la isla.

Vale la pena comentar que el precio por una hora de conectividad a internet en los centros permitidos por el gobierno cubano es de aproximadamente cinco dólares (4,50 CUC, peso convertible cubano o moneda dura, como prefieren llamarla algunos para diferenciarla del peso, que es la moneda con la que el gobierno paga los sueldos y salarios). En todo caso, para un maestro por ejemplo, conectarse a internet le significa gastar el 50 por ciento de su salario mensual.

¿Cómo pasaste las navidades?

Las navidades en Cuba son muy tristes. Fueron prohibidas por muchísimos años Mi familia tenía que esconder el árbol navideño y no se podía decir feliz navidad. El régimen comunista de la isla anuló todos credos y creencias; festejar la navidad era tomado como “desviación política” y quien lo hacía era excluido y marginado socialmente; incluso ir a la iglesia o bautizar a tu hijo podía tener represalias.

Ha sido una navidad sin esperanza, sin luz a final del túnel. Mis abuelos han esperado toda su vida por un cambio para mejor en Cuba. Cada año esperanzado pensaban que el próximo sería mejor, y así sucesivamente por 5 décadas. Hoy han perdido toda la vida esperando por ese cambio prometido. La raíz de la revolución se convirtió en cadenas. Sin embargo, el cubano ha aprendido a nadar en la tempestad. A pesar de las miles de limitaciones, muchas familias reunieron todo el año para al menos poder comer en estas fechas una pierna de cerdo en familia, y aquí vemos el verdadero valor de la navidad: sacrificio genuino, unificación familiar y amor aún en la escasez.

¿Cuál es tu mensaje para el pueblo venezolano?

Quiero enviar toda mi solidaridad al pueblo venezolano. Desearía decirle que no se acostumbren, que no se hagan parte de la ola que nos anula como personas y nos convierte en objeto político. Es necesario que luche el pueblo venezolano por la reconciliación familiar y que los emigrados no se olviden de Venezuela. Ustedes, sólo ustedes, son responsables del destino de su Nación. Ni Obama ni nadie va a ir a ayudarles. No esperen mirando a lo lejos (como el pueblo cubano) porque al final encontrarán un país destruido, consumido e incluso despojado de los derechos más básicos necesarios para reconstruirlo. No se peleen entre ustedes, no sean títeres del odio que el régimen emana. Respeten a quien piensa distinto y apoyen con todas sus fuerzas el inherente derecho a la libertad. Ustedes son gente de gran corazón y me han apoyado siempre. ¡Gracias!

 

Esperando a @barackobama

Publicado el Domingo, 14/Dic/2014

No las tienen nada fáciles los 56 funcionarios del gobierno de Maduro sancionados por “violaciones de los derechos humanos” en una Ley aprobada hace tres días por el Congreso de los Estados Unidos. Y no importa que la Ley se limite a negarles las visas de ingreso a ese país y a embargarles sus “bienes eventuales”, pues, a efectos de la justicia global, pasan a ser acusados sujetos a futuros juicios, a causa de que, los derechos humanos son universales y sus violadores hacen parte de la lista de delincuentes “también universales” que aun merodean por el mundo.

Barack Obama (Foto: EFE / Archivo)

Es una galería cuyos retratos más sobresalientes los encabeza en este momento, Abu Bakr al Baghdadi, califa del apocalíptico “Estado Islámico”; y siguen, Bashar al- Asad, presidente de una región equivalente a la tercera parte de Siria y conocido como “El carnicero de Damasco”; Vladimir Putin, emperador de todas las Rusias y con ganas de invadir a Europa, Asia y América Latina; Alexander Lukashenko, el último dictador de Europa; Kim Jong Un, heredero de la dinastía nordcoreana de los Sung; octogenarios del tipo Raúl y Fidel Castro de Cuba y Robert Mugabe, de Zimbawue (los tres suman 254 años) y -last but not least-, un pistolero reciente, sin nacionalidad, profesión, ni calificación laboral conocidas, como que fue extraído con fórceps del capricho de los dictadores Castro y Chávez e impuesto a los venezolanos: Nicolás Maduro.

Son los desatinos que presiden estados forajidos, desechos, malhechos y contrahechos, que hace mucho tiempo deberían estar entre rejas, en las cárceles del Tribunal Penal Internacional de La Haya, si no fuera porque, una crisis terminal en el multilateralismo está impidiendo que sus instituciones cumplan con el mandato de proteger a la humanidad de asesinos en serie, violadores de los derechos humanos, reos por delitos de lesa humanidad y genocidas.

Tal es el caso de la Organización de Estados Americanos, OEA, organismo continental americano habilitado por una “Carta Democrática” para denunciar, enjuiciar, expulsar de su seno, y aplicarles sanciones a la pandilla de neodictadores que en los últimos 15 años se ha entronizado en, por lo menos, cuatro países del región, pero confesamente impotente, y más bien cómplice del ensañamiento con que Chávez, Ortega, Correa, Evo Morales, y ahora Maduro, destruyeron la democracia, el estado de derecho y violan los derechos humanos de los ciudadanos de sus países.

Desbordado por la ola de criminalidad, corrupción e impunidad que impera desde el Sur del Río Grande, hasta la Patagonia, liderada por carteles mexicanos, venezolanos y colombianos de la cocaína, por organizaciones como los carteles de Sinaloa, Tijuana, los Zetas, Guerreros Unidos en México; el Cartel de los Soles, en Venezuela y del Valle, Oriental, y de la Guajira en Colombia.

Y con toda razón, en vías de desaparecer, porque no se puede encarnar la ley para no hacerla respetar, para, no solo temblar ante las amenazas de los dictadores, sino hacerse cómplice de ellos.

Y miren si los asesinatos y violaciones de los derechos humanos que perpetraron en Venezuela entre febrero y junio de este año los cuerpos represivos de la neodictadura de Maduro no brindaron ocasión para ello, pues, no solo documentaron un caso de terrorismo de estado convicto y confeso, sino que, los criminales, no pocas veces, invitaron y posaron ante medios impresos, audiovisuales y páginas web para que los siguieran en su ruta de la muerte y no quedaran dudas de su psicopatología.

Crímenes como los de la exMiss y modelo, Génesis Carmona y la deportista. Geraldine Moreno en Valencia; Basil Da Costa en Caracas, Daniel Tinoco en San Cristóbal, y Roberto Annese en Maracaibo -para solo hablar de seis expedientes entre 43 ultimados-, cursan ya en organismos internacionales como pruebas de delitos políticos ejecutados a plena luz y con premeditación y alevosía de los sicarios, cuerpos policiales, militares y paramilitares.

Fueron escándalos de barbarie incalificable, el primer crimen masivo perpetrado en la época de la internet y la redes sociales, ya que, los propios pistoleros, tal como hacen los militantes del “Estado Islámico” en estos días, jugaron a ganarse sus “15 minutos de fama” en la instantaniedad de las PC, los celulares, iPhone, Smartphons y I Pad.

También sus jefes, presididos por Maduro y los generales Miguel Rodríguez, Manuel Quevedo, Padrino López, entre otros, aparecieron en canales de televisión, emisoras de radio, cámaras digitales, videos y grabaciones de audio aplaudiéndolos a rabiar, felicitándoles, condecorándolos y llamando “colectivos de paz” a los que no eran sino puros, simples y satisfechos matones.

Una tragedia, en definitiva, como para que la hasta entonces ambigua comunidad internacional reaccionara con incredulidad y horror y forzara a Maduro a sentarse con la oposición en un diálogo de paz que, de una vez, pusiera fin a las violaciones de los derechos humanos que el chavismo tenía 15 años cometiendo y Maduro continuaba de una manera tan eficaz.

Y Maduro se sentó, pero en absoluto para poner fin a las atrocidades que sus sicarios cometían desde febrero, sino para ganar tiempo, bypasear a la comunidad internacional, disolver el diálogo y prepararse para avanzar en nuevos horrores y terminar de imponerle su tiranía a los venezolanos.

Se trató ahora de ensayar con una suerte de “economía de guerra”, con la que, a la quiebra del aparato productivo nacional -resultado de la instauración del socialismo-, se unió un cese de las importaciones de alimentos, medicinas y bienes y servicios, sin duda que para reducir por hambre, enfermedades y pobreza al país que seguía protestando y negándole a Maduro y sus huestes todo apoyo y legitimidad.

“La agenda del empobrecimiento tiene un objetivo político” escribía en su portal de Internet el economista, Alexander Guerrero, el 26 de noviembre pasado y agregaba: “El socialismo, el comunismo, fascismo, nazismo, procuran empobrecer a los individuos para hacerlos depender del Estado en lo económico, a cambio de suprimirle la libertad”.

“Maduro en 2 años partió en dos la economía nacional: medida en términos de PIB de 400 billones a 200 billones. ¿Y cómo pudo Maduro hacerlo? Con devaluación de 400% en Sicad I y II, hiperinflación de 125 % y controles extremos”.

“El parangón con los tiempos tempranos de Hitler, Stalin, Sung y Castro guarda mucho parentesco con lo que hace hoy Maduro: represión política, económica y agavillamiento comunal ¿Y cómo ver el empobrecimiento? Haga cola para maíz, papel toilette, jabón y vaya 5 veces al cajero por billetes inservibles”.

Más claro imposible, sobre todo cuando percibimos que al predecible fracaso del modelo socialista, siguió una crisis social de tonos apocalípticos, en la cual, la carestía y el desabastecimiento están a la orden del día para todo y para todos, sin que sea posible encontrar harina de maíz o trigo, leche, carne, arroz, azúcar, aceite, electrodomésticos, artículos de higiene, pañales, y papel toalet.

Capítulo aparte merecería la desaparición de las medicinas, equipos médicos y material médico quirúrgico, configurando una situación en la cual, los destrozos hasta donde no puede llegar el hambre, se completan con el cuadro aterrador que se vive en farmacias, clínicas y hospitales.

No se piense, sin embargo, que porque la agenda del empobrecimiento se ha introducido como una nueva forma de dominación, el gobierno se ha olvidado de seguir reprimiendo, y así el líder estudiantil, Lorent Saleh, hace meses que es objeto de un encarcelamiento injusto, y sin ningún tipo de proceso, porque y que conspiraba en Bogotá, tuiteros calificados de terroristas sufren detenciones arbitrarias o son perseguidos y a más de 100 presos políticos se les continua negando la libertad y aun el derecho a un debido proceso.

Lo más bizarro y reciente cometido por Maduro y sus sicarios en este campo, sin embargo, fue la imputación y que por magnicidio se forjó contra María Corina Machado, seguro que en la idea de seguir acosando a una líder opositora para que opte por lo que más conviene a Maduro: el exilio.

No lo lograrán, como no se rendirán los cientos de presos políticos, y el 80 por ciento de venezolanos que decidió ponerle fin a una dictadura que es vergüenza en el mundo por su crueldad, sevicia y ensañamiento contra sus ciudadanos.

Sobre todo ahora, cuando instituciones democráticas como el Congreso de los Estados Unidos aprueba la primera ley para llevar a la cárcel a los sicarios de Maduro y decirle al mundo que en Venezuela hay una dictadura y ponerle fin es responsabilidad de los hombres y mujeres libres y demócratas del planeta.

U.S. Officials Report Surge Of Cuban Migrants Heading To Florida

  • Cuban Rafter Crisis.jpg

    FILE –In this Aug. 26, 1994 file photo, Cuban refugees float in heavy seas 60 miles south of Key West, Fla. In the 20 years since Fidel Castro set off a high-seas humanitarian crisis by encouraging an exodus of 35,000 islanders, more than 26,000 other Cubans have risked their lives crossing the Florida Straits. Already this year, nearly 3,000 have been picked up by U.S. authorities, on a pace to double last years total. Experts say it shows the limits of the wet-foot, dry-foot policy that solved the 1994 crisis. (AP Photo/Dave Martin, File)

One early morning this April, Dairon Morera climbed onto a raft of aluminum tanks with 22 other people, revved up a Volvo car motor and pushed off the Cuban shore, joining a never-ending stream of islanders desperate to reach the United States.

“The biggest dream a Cuban has is to leave,” said Morera, who was frustrated by government limits on his pizza business. He had no money for airplane tickets or smugglers, so decided to risk his life at sea.

Morera’s journey was so turbulent that many people vomited, but all made it alive in just 20 hours. They ran ashore in the Florida Keys, hugging each other and shouting “Libertad!”

The number of Cubans trying this perilous journey is up sharply this year, with nearly 3,000 picked up by U.S. authorities so far, double last year’s pace.

The special status Cuban migrants have thanks to U.S. efforts undermine their communist government is a constant pull. While illegal U.S. immigrants fleeing poverty or violence in other countries are deported, Cubans are welcomed.

The trip can take two or three days if all goes well. But storms, strong currents, sharks and jellyfish abound. Without navigational tools or powerful engines, people can be swept far from any coast, running out of water and dying in the merciless sun.

“If we don’t find them and they don’t land, their chances of survival decrease every day they are out there,” said Capt. Mark Fedor, the Coast Guard’s enforcement chief in Miami.

Twenty years have passed since Fidel Castro eased political pressure on his communist government by telling Cubans they were free to leave. His declaration in August 1994 launched a sudden exodus of 35,000 islanders. Thousands were picked up by the U.S. Coast Guard and spent months behind barbed wire at the U.S. Navy base on Cuba’s eastern edge.

Finally, President Bill Clinton reached a deal with Castro: The migrants at Guantanamo could come to the U.S., and at least 20,000 other Cubans a year could get U.S. visas. But Cuban authorities would resume patrolling to keep people off unseaworthy rafts, and the U.S. would enforce a “wet-foot, dry foot” policy: Anyone intercepted at sea would be returned to Cuba; any Cuban reaching U.S. soil could stay.

It was a political compromise, meant to resolve a humanitarian crisis. But it never stopped Cubans from risking their lives to cross the 90-mile Florida Straits: Another 26,000 Cubans have tried it since 1995.

The death toll is unknown. Scholars estimate that at least one of every four rafters doesn’t survive.

That would mean at least 16,000 people have perished in the waters between Florida and Cuba since the 1959 revolution, said Holly Ackerman, a librarian at Duke University who has extensively studied the 1994 crisis.

A more accurate toll is possible, and even a list of the dead, since the U.S. knows who arrived and Cuba knows who left. But a real accounting has never been on the agenda of the governments’ migration talks held twice each year, she said.

“It is shameful that the two countries have not done this,” Ackerman said.

The latest arrivals come mostly on makeshift rafts, and have no close U.S. relatives, said Oscar Rivera, director of the Church World Service’s Miami office, which helps newly arrived Cuban migrants.

“They come smelling like fish and gasoline,” said Juan Lopez, associate director for Cuban and Haitian resettlement with the U.S. Conference of Catholic Bishops in Miami. “You can tell by looking at them how difficult, the things they have gone through to get here.”

Cubans come ashore as far north as the Carolinas, but more often reach the Keys, where empty rafts are often found with jackets, pants, shoes, bottles of water and backpacks on board, said Florida Fish and Wildlife Conservation Commission Officer Janette Costoya.

Most of the time, she has no idea what happened to those on board.

The latest rafts are often made of spray foam, wrapped in tarp and secured by metal rods. About half have engines, many adapted from cars or lawn mowers.

“They are unsinkable,” Costoya said.

The visa lottery was supposed to promise a safe alternative for Cubans who don’t qualify as refugees or immigrants. But the U.S. hasn’t called for new applicants since 1998, and most U.S. visas now go to reunify divided families.

After succeeding his brother as president, Raúl Castro dropped a requirement that Cubans get exit visas. But safe escapes are far too expensive for most Cubans to afford.

“Those who don’t have close family ties are forced to migrate without papers or look for other routes,” said Jorge Duany, who directs the Cuban Research Institute at Florida International University.

Many rafters evade Coast Guard patrols, and a fraction caught with “wet feet” — federal officials won’t say how many — are brought to U.S. shores for medical treatment or to pursue political asylum.

In 2012, 32,551 Cubans obtained legal U.S. residency, while only 90 who made it to U.S. shores were returned to the island. The same year, 146,406 Mexicans got residency, 448,697 were apprehended and 131,818 were deported.

Immigrant rights activists it’s unfair, and U.S. Sen. Marco Rubio of Florida, a Cuban-American Republican, agreed with them on one point, saying last year that some Cubans abuse their refugee status by repeatedly visiting relatives back on the island.

But Rubio didn’t push for changes, and Cuban migration has hardly been mentioned in congressional debates on immigration.

A %d blogueros les gusta esto: