265 años del natalicio de Francisco de Miranda, el primer venezolano que izó la bandera

Foto: Lienzo al óleo pintado por Arturo Michelena titulado “Miranda en La Carraca”

(Valencia, 28 de marzo) Sebastián Francisco de Miranda Rodríguez, nació en Caracas el 28 de marzo de 1750, hijo de Sebastián de Miranda y doña Francisca Rodríguez.

El 10 de enero de 1762, Francisco de Miranda comenzó sus estudios en la Universidad de Caracas y durante dos años estudió latín, también estudia medicina pero la interrumpe para trasladarse a España y seguir la carrera militar.

Para el año de 1771, Francisco de Miranda inicia un viaje muy largo recorriendo varios países y comienza a elaborar un registro con el que confeccionó su archivo personal, que alcanzó 63 volúmenes encuadernados y que siempre llevó consigo.

Participó en los tres grandes movimientos históricos y políticos de su tiempo: La Guerra de Independencia de los Estados Unidos; la Revolución Francesa, donde se le otorga el título de Héroe de la Revolución y Mariscal de Francia; y participa en La Guerras de Independencia Hispanoamericana.

El 3 de agosto de 1806, a bordo de la Corbeta Leander, Francisco de Miranda encabeza la Expedición Libertadora, ingresa a Venezuela por la Vela de Coro, donde es izada por primera vez la bandera venezolana, pero Miranda no consigue el apoyo popular y se reembarcó diez días después.

El 19 de abril de 1810, Venezuela inició su proceso independentista, por lo que Simón Bolívar convence a Francisco de Miranda a volver a Venezuela y es nombrado Jefe del Ejército patriota. El 5 de julio de 1811, Francisco de Miranda es firmante del Acta de la Declaración de Independencia de Venezuela.

Fue el segundo Presidente de los Estados de Venezuela. Ya con el rango de Generalísimo, asume el 25 de abril de 1812 el cargo de Dictador Plenipotenciario y Jefe Supremo de los Estados de Venezuela hasta el 26 de junio de 1813.

Las fuerzas realistas siguen atacando, Francisco de Miranda intenta resistir los ataques, pero la caída de Puerto Cabello a manos de los españoles, la rebelión de los esclavos en Barlovento, el creciente número de los ejércitos españoles que lo atacaban, le hicieron imposible resistir, negocia un armisticio con Domingo Monteverde y firma la capitulación el 25 de julio de 1812 en la ciudad de San Mateo y cae la Primera República de Venezuela.

Mientras Francisco de Miranda esperaba en el puerto de La Guaira para embarcarse al exterior, Simón Bolívar lo arresta y lo entrega al ejército real español, quien lo envió prisionero a Puerto Rico y poco después enviado a España a la fortaleza de La Carraca en Cádiz, muere el 14 de julio de 1816 y fue enterrado en una fosa común en el cementerio del Arsenal de la Carraca.

El verdadero Ideal Mirandino!!

Miranda

Hoy se cumplen 198 años del fallecimiento del más grande de los venezolanos, del universal Sebastián Francisco de Miranda, el Generalísimo, el Precursor de nuestra Independencia, el hijo de la panadera, el mejor ejemplo que debería guiar a quienes preconizan sobre su memoria pero se alejan en su práctica, haciendo de los elogios a este prócer un libreto más de la demagogia ramplona con la que nos tienen acostumbrados.

El Ideal Mirandino no puede ser confundido por el análisis aislado del contexto histórico y geopolítico de su época. Su legado está más vigente que nunca porque la riqueza de sus múltiples facetas hoy son recetas para el progreso en la tierra que lo vio nacer y que se resiste a ser sometida por el yugo de trasnochados ideales totalitarios de modelos extranjeros.
Es Francisco de Miranda quien revela a una nación incipiente que vivía el vacío del poder monárquico las ideas de igualdad, libertad y fraternidad con las que fraguaron el molde de una templanza sin parangón en ninguno de nuestros oriundos. Esos ideales, robustecidos con el racionalismo indispensable de sus cercanas relaciones con los enciclopedistas convirtieron a este mortal en un gigante cuya obra todavía no ha sido reconocida, a mi juicio, en su dimensión exacta.
El haber combatido en tierras foráneas forjando libertades e independencias en Europa y América del Norte, que le merecieron los mayores honores que esas naciones pudieron brindarle a venezolano alguno es tan solo una de las aristas de la figura monstruosa del gran Francisco de Miranda, a quien la historia no abunda en los detalles de su cobarde entrega al enemigo por parte de quienes luego ocupen páginas de brillo en nuestra historia.
El legado de Miranda puede resumirse en el ejercicio del libre pensamiento, el desarrollo de la intelectualidad a través del estudio, de las facetas más diversas del saber, enmarcadas en el ejercicio pleno de las libertades individuales y colectivas siempre conservando los principios más rigurosos del llamado a la “Unidad Perfecta”.
Soberanía era un término bien entendido para quien no toleró la dominación por potencia extranjera alguna, para quien siempre procuró construir un su tierra caminos de esperanza y progreso, para quien trató de ordenar el desorden que encontró y que tarde comprendieron quienes lo hicieron.
Utilizar el nombre de Francisco de Miranda para enarbolar banderas de exclusión, de malversación del erario público, de tiranía contra su pueblo, constituye una afrenta a su memoria, y no puede ser aceptado por quienes encontramos en el Ideal Mirandino el cobijo para nuestras aspiraciones de erradicar el odio, la mentira, la corrupción y la imposición de modelos autoritarios de nuestra hermosa Venezuela.
Don Francisco, su ideal vive entre quienes sembramos las semillas del verdadero amor por nuestra tierra y por nuestro pueblo, vive en quienes no tememos a la arbitrariedad del despropósito ni a la iniquidad del ejercicio dependiente del poder público. Sus enseñanzas están intactas en los hijos de Lautaro, creyentes en la conveniencia de una “Sociedad Patriótica” donde el disenso plantee sin las miserias humanas del pervertido ego de quienes pretenden sacar provecho de la crisis, en el rescate de esa disciplina militar que nunca le entendieron por generaciones, y en el impulso emancipador de quien quiere una Venezuela libre y de los venezolanos.
Reciba, Querido Hermano Sebastián, nuestro reconocimiento, infinito respeto y eterno compromiso por lograr que esta tierra amanezca un día libre y soberana, capaz de soportar el pensamiento plural, con probos en el manejo del erario público y trabajando con denodado esfuerzo por nuestro anhelado progreso.
Amanecerá y veremos…
  

Manifiestan en Chacao a pesar de despliegue policial #5A (+Fotos)

Vecinos de Chacao iniciaron una concentración aún cuando el municipio se encuentra acordonado por un gran despliegue de funcionarios de la Policía Nacional Bolivariana.
A través de Twitter, usuarios reportaron que en horas de la tarde funcionarios arremetieron con bombas lacrimógenas a pesar de no se había iniciado ningún tipo de protesta.
Vecinos de Chacao intentan bajar a la Francisco de Miranda pero PNB levanta piquete (7:58PM)
Ver imagen en Twitter
Ver imagen en Twitter
Ver imagen en Twitter
Ver imagen en Twitter
Ver imagen en Twitter
Ver imagen en Twitter
Ver imagen en Twitter
Ver imagen en Twitter
Ver imagen en Twitter

En fotos: una vez más los manifestantes cierran las calles de Altamira con barricadas

Foto: Mariely Márquez/ Noticias24

(Caracas, 25 de febrero).- La tarde de este martes, los estudiantes salieron nuevamente a las calles, cerrando con troncos, restos de metal, piedras y basura, la avenida Francisco de Miranda a la altura de la Plaza Francia de Altamira, esto como una medida de protesta, ante “las acciones del Gobierno Nacional”

Con pancartas, canticos, y consignas, los estudiantes apostados en la Francisco de Miranda, aseguraron mantenerse en las calles, sosteniendo que “es necesario crear consciencia en la sociedad en general, para que cesen las colas en abastos, para que se acabe la escasez de alimento y la inseguridad”.

“No estamos aquí manifestando contra un Gobierno, sino contra las acciones que este ha tomado para manejar a nuestro país“, manifestó un estudiante de la Universidad Central de Venezuela, que se encontraba sentado en medio de la calle, quien decidió mantener el anonimato.

De igual manera, indicaron que es necesario un cambio para el país y que a su vez este sea para mejor, sin embargo no realizaron un planteamiento de como debería ser dicho cambio.

Foto: Mariely Márquez/ Noticias24

Foto: Mariely Márquez/ Noticias24

Foto: Mariely Márquez/ Noticias24

Foto: Mariely Márquez/ Noticias24

Foto: Mariely Márquez/ Noticias24

Foto: Mariely Márquez/ Noticias24

Foto: Mariely Márquez/ Noticias24

Foto: Mariely Márquez/ Noticias24

Foto: Mariely Márquez/ Noticias24

Foto: Mariely Márquez/ Noticias24

Foto: Mariely Márquez/ Noticias24

Foto: Mariely Márquez/ Noticias24

Foto: Mariely Márquez/ Noticias24

Foto: Mariely Márquez/ Noticias24

Foto: Mariely Márquez/ Noticias24

Foto: Mariely Márquez/ Noticias24

5 claves para entender los hechos posteriores al #12F

12F_protestas_estudiantiles_oposicion_venezuela_capriles_leopoldo_lopez_maria_corina_maduro_640_3

1. Antecedentes: Durante la primera semana de febrero se registraron en el país distintas protestas de calle convocadas por los estudiantes para reclamar y exigir más seguridad en los campus universitarios. Distintos hechos de inseguridad fueron el motivo de la coordinación entre los centros de estudiantes y federaciones en todo el país. Puede revisar algunos de estos hechos en 5 claves para entender las protestas estudiantiles en Venezuela. La noche del martes 11 de febrero, estudiantes de la Universidad Católica Santa Rosa de Lima, en Caracas, se encontraban protestando en la Av. Baralt trancando el acceso hacia la Cota Mil. En horas de la noche fueron reprimidos por policías y amedrentados por motorizados de colectivos que, presuntamente, dispararon contra la universidad. Así mismo, en la Av. Francisco de Miranda, a la altura de la estación del Metro de Chacao, un grupo de personas cumplía una semana consecutiva manifestando.

2. Motivo de la protesta y concentración: El movimiento estudiantil convocó el día lunes a estudiantes, partidos políticos, ONGs y demás ciudadanos a una marcha en Caracas que saldría desde Plaza Venezuela hasta el Ministerio Público, con la finalidad de exigir la liberación de los estudiantes detenidos y trasladados a Coro. Estos estudiantes habían estado protestando por la inseguridad en la ULA Táchira, luego de un intento de violación a una estudiante de la misma casa de estudios. En el arranque de la convocatoria hablaron Gabriela Arellano, Leopoldo López, María Corina Machado y Juan Requesens.

Desde las nueve de la mañana muchas personas comenzaron a concentrarse en torno a la tarima colocada en Plaza Venezuela. Aunque la convocatoria fue hecha por los  estudiantes, además de un grueso de jóvenes, mucho adultos y personas mayores se unieron a exigir la liberación de los estudiantes detenidos y trasladados a Coro,. El punto final de la marcha sería el Ministerio Público, ubicado en la Avenida México de Caracas. En paralelo a esta marcha, en otras ciudades del resto del país otros grupos se concentraban o marchaban a lugares simbólicos de las distintas regiones.

3. La llegada: La marcha llegó sin inconvenientes hasta el Ministerio Públic,o donde no hubo respuesta de la Fiscal General Luisa Ortega Díaz. Una vez ahí, Leopoldo López y Gabriela Arellano dieron discursos informando que la Fiscal no había recibido los documentos. Tras esa comunicación, los manifestantes entonaron el Himno Nacional y los dirigentes indicaron que protesta seguiría al día siguiente y “hasta tener a los estudiantes libres”. Detrás el piquete de la Guardia Nacional y de la Policía Nacional Bolivariana se encontraban un grupo de colectivos, tal como había sucedido la noche anterior en la Av. Baralt. Casi una hora después de que los dirigentes de la manifestación se habían retirado, comenzaron acciones irregulares que involucraron a estudiantes, manifestantes, colectivos armados, Guardia Nacional Bolivariana, agentes del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (SEBIN) y Policía Nacional Bolivariana. Hubo más de 15 heridos, quienes fueron trasladados al Hospital Clínico Universitario, Hospital Vargas y Hospital Domingo Luciani. Bassil Da Costa, de 24 años, estudiante de la Universidad Alejandro Humbolt recibió un impacto de bala en la cabeza y murió en el Hospital José María Vargas de Cotiza. Por otro lado, Juan Crisóstomo Montoya, apodado “Juancho”, uno de los principales líderes del colectivo La Piedrita, también fue asesinado. Aún se desconocen los nombres de los responsables.

4. Después de La Candelaria: En distintos lugares del país varios residentes denunciaron y registraron en las redes sociales la represión por parte policías y efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana. En horas de la tarde del mismo miércoles 12 de febrero, en la Av. Francisco de Miranda, a la altura de la estación de Metro de Chacao, un grupo de jóvenes se reunió a manifestar. En el evento, lanzaron objetos hacia la Dirección Ejecutiva de la Magistratura y quemaron basura y neumáticos. Luego de una hora de protesta, fueron atacados por grupos de colectivos armados. Robert Redman recibió una bala en la cabeza y, según los reportes oficiales, murió en el instante. Horas antes, Redman había ayudado a cargar a Bassil Da Costa para trasladarlo hasta el hospital.

5. Horas posteriores: El jueves 13 de febrero, estudiantes de varias regiones del país siguieron en la calle, a pesar de que algunos de los líderes del Movimiento Estudiantil y partidos políticos dijeron que no manifestarían en la calle. Durante la tarde, en Caracas, las personas se concentraron nuevamente en la Av. Francisco de Miranda, a la altura de la Plaza Francia en Altamira, para protestar y rechazar los eventos de violencia del día anterior. En Táchira, Bolívar, Trujillo, Anzoátegui, Lara, Carabobo se registraron protestas que fueron reprimidas por cuerpos de seguridad del estado. Se reportan heridos de bala en todas las regiones del país donde hay manifestaciones y ya son más de 130 jóvenes detenidos.

El Ministro de Interior, Justicia y Paz, Miguel Rodríguez Torres, invitó a los estudiantes a una reunión el mismo jueves a las siete de la noche ofreciéndole buscar soluciones a los problemas “que ustedes traigan. Vengan ustedes y vamos a resolver. No se dejen manipular por nadie”. Esa reunión tuvo lugar y Rodríguez Torres la calificó como fructífera. El viernes 14, al momento de publicarse este post, un grupo de estudiantes se ha movilizado hasta la sede de la Organización de Estados Americanos para entregar un documento donde exigen a este organismo internacional que tome acciones con respecto a los hechos de violencia ocurridos en el país.

Tibisay En La Carraca Por Claudio Nazoa

miranda-en-la-carraca-michelena

Nuestro país, como sabemos, está ubicada al sur de Groenlandia; y ocurrió que a principios de los años 50, un cacique traidor de nombre Marcos Pérez Jiménez trajo a Venezuela a nefastos conquistadores españoles que nos enseñaron un idioma horrible llamado español, y una religión bárbara donde se le reza a un Dios judío clavado en una cruz.

Gracias a la revolución bolivariana se ha descubierto que esta tierra era habitada por indios que se hacían llamar Caracas, quienes vivían en un valle cuyo nombre era “Flor Roja”.

Cuando en 1950 llegaron los españoles, les preguntaron:

-¿Podéis decirnos cómo llamáis a este hermoso lugar?

– Jao, aquí llamarnos “Flor Roja”, pero nos pueden decir florecitas.

Don Diego de Lozada, quien venía al mando de los españoles, acotó:

-¿Estáis mamando gallo o sois maricones?

-No, pero nos gustaría…ja, ja, ja –respondió el jefe indio mientras los demás indígenas bailaban “El Pájaro de Fuego” de Stravinski.

Cuentan los escribanos españoles que hacia el este del valle La Flor Roja, había un parque que los indios llamaban “Parque del Este”. Allí, los conquistadores españoles se toparon con una carabela:

-¿Y esto qué es? –preguntó don Diego de Lozada.

El Negro Primero, quien hacía ejercicio junto a un blanco llamado Francisco de Miranda, contestó:

-Ese barco lo trajo el año pasado un italiano loco e’ bola llamado Colón. El tipo llegó vestido con minifalda marrón y como no consiguió autobús para subir a Caracas, se vino en barco y lo dejó aquí, anclado en el parque.

Miranda, recostado en una camita con una mano en la mejilla, se dirigió al conquistador:

– Mire don Diego, esta tierra es de malagradecidos, lo mejor que usted puede hacer es irse a otro país. Aquí lo que va a conseguir es bochinche. Pero antes de irse, adivine de quién es este vello púbico.

-¡De Catalina la Grande! – respondió Diego de Lozada y añadió- Yo también tengo uno.

El anciano quedó impávido con su cabeza apoyada sobre su mano. don Diego, le dijo:

-Aquí tenéis esta banderita tricolor. Si la fiscalía descubre que no sois un golpista y un traidor, os sugiero que la llevéis a Coro y proponedla como bandera de esta villa.

En eso aparecieron Andrés Bello y Simón Rodríguez, pacíficos y cultos indígenas encargados de la biblioteca de Babilonia.

Andrés Bello le advirtió a Lozada:

-Mire mijo, hágale caso al cuadro del viejo y tenga cuidado si se topa con el cacique insultador.

-¿Y cómo lo reconosco? –preguntó.

-Para empezar, reconozco se escribe con zeta –corrigió Andrés Bello.

-Gracias… Pero, ¿cómo lo reconozco? –insistió don Diego.

-Él te encontrará, te utilizará y cuando ya no le sirvas, te va a insultar.

A caballo, un hombre menudo acompañado por una mujer, gritaba desesperado:

-¡Paren la historia, por favor! Busquen a un médico. Mi esposa está muy enferma, si se muere, la historia será otra. ¡Yo sólo quiero ser el alcalde de San Mateo! Me niego a ser héroe ¡No quiero liberar ningún país! ¡Aguanta María Teresa! De ti depende. Españoles y canarios, ¡quédense!, porque son los únicos que saben lo que hacen.

Un cacique al que solo se le veía el bigote de tanto guardaespaldas, irrumpe con soberbia:

-¿Quién dijo héroe? ¡Traidores, sifrinitos, ladrones de la derecha fascista! Yo sólo lucho por la paz y contra la guerra.

A lo lejos, la india Tibisay, gritaba:

-Si se portan mal voy a dar los resultados ¡Voy a dar los resultados!

Perplejo, Diego de Lozada, murmura:

-Santiago de León, mejor nos salimos de la historia…Esta historia, no la merecemos.

3 de agosto de 1806: Día de la Bandera Nacional de Venezuela

alt

Tal día como hoy, hace 206 años, el Generalísimo Francisco de Miranda en compañía de los mártires de su “Expedición Libertadora” tocó tierras venezolanas, en la Vela de Coro, y desplegó la bandera tricolor.

Desde 1806 en Venezuela se conmemoraba anualmente el día de la Bandera Nacional los 12 de marzo, porque se flameó por primera vez el pabellón tricolor que con algunas modificaciones, habría de adoptar Venezuela, hecho memorable que no ocurrió en aguas venezolanas, sino en la rada de Jacmel, Haití por obra de su creador, Francisco de Miranda.

El Presidente de la República, Hugo Chávez Frías, decretó el 3 de agosto de 2006, como el Día de la Bandera, en justicia para el Generalísimo Francisco de Miranda y los mártires que llegaron hace 206 años a La Vela de Coro para izar por primera vez este símbolo patrio, en tierra venezolana.

A %d blogueros les gusta esto: