empresa vasca se embolsó €38 millones en comisiones en operación de venta de barcos militares a Vzla impulsada por Zapatero y José Bono

 

La antigua fiscal de Venezuela Luisa Ortega Díaz, expulsada y perseguida por el Gobierno bolivariano de Nicolás Maduro y refugiada en Colombia, ha puesto en manos de la CIA y de la Interpol un total de 56 archivos informáticos que desnudan la narco-corrupción chavista que ha llevado al país caribeño a sus más altos niveles de miseria.

Entre los documentos que la ex alto cargo del Gobierno de Maduro ha entregado para argumentar sus denuncias se encuentra uno que demuestra que una empresa vizcaína, Rabazven Holding, dirigida por dos ciudadanos venezolanos, Juan Rafael Carvallo López y Pedro Enrique Malavé Benavides, recibió comisiones de 38 millones de euros en una operación de venta de ocho buques militares de la empresa pública Navantia que el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, a través de su Ministerio de Defensa, entonces en manos de José Bono, llevó a cabo con la Administración de Hugo Chávez en 2005.  

El contrato se firmó al más alto nivel Caracas, con la presencia de José Bono y del entonces presidente de Navantia, Juan Pedro Gómez Jaén.

 

Dirigentes del PSOE y altos cargos militares venezolanos se repartieron la comisión de 38 millones de euros que la empresa vasca Rebazve obtuvo por las ocho patrulleras que Rodríguez Zapatero vendió a Hugo Chávez en 2005

El expediente sobre este asunto que obra en poder de Luisa Ortega Díaz, y que ésta ha entregado a la CIA y a la Interpol, lleva por título “caso sobreprecio en construcción de buques para la Armada en España, Evert García Plaza, Alto mando militar”. En el mismo se relata cómo el acuerdo firmado entre los dos gobiernos incluía la construcción de cuatro BVL -Buques de Vigilancia Litoral- con un coste total de 508,68 millones de euros, así como de cuatro POVZEE -Patrulleros Oceánicos para la Vigilancia de la Zona Económica Exclusiva-, con un precio de 698,71 millones de euros. El coste total de la operación fue de 1.207,39 millones de euros. Pero en los documentos finales de la operación el precio aumentó de una forma crucual, ya que, al parecer, el Gobierno venezolano habría de acabar pagando 1.246 millones de euros, 38.600.000 euros más.

Este sobrecoste se debe a que en las fases finales de la operación de venta, y según la información de la que dispone la fiscal Luisa Ortega Díaz, se dio cabida a una gran empresa dedicada a la consultoría internacional, que habría de embolsarse el 3,5% del total del dinero del contrato. Se trataba de la compañía Rebazve Holding S.L., que está inscrita en el Registro Mercantil de Vizcaya, y que está dirigida por dos venezolanos, Juan Rafael Carvallo López y Pedro Enrique Malavé Benavides.

Juan Rafael Carvallo López es uno de los grandes empresarios “boliviarianos” de la época de Hugo Chávez, mientras que Pedro Enrique Malavé, el otro administrador de Rebazve Holding S.L., también es responsable de otra empresa española: Fashion Canary Islands.

Ya en 2010, se publicaron algunas informaciones sobre aquella desmesurada comisión, pero nadie dio explicaciones al respecto ni en Venezuela ni en España. La empresa pública Navantia solamente explicó que “Rebazven ha estado históricamente en las operaciones de venta en Venezuela”. En ese momento, un medio de comunicación preguntó por qué se usó un intermediario (la vizcaína Rebazven) que se embolsaba más de 38 millones en la operación si oficialmente la venta era un logro directo de Zapatero y Bono. La respuesta de los astilleros públicos señaló a la gestión de José Bono en Defensa: “pregunten en Defensa, que son ellos quienes firmaron el contrato”. Ni José Bono ni José Luis Rodríguez Zapatero, que se habían presentado como los hacedores directos de la venta ante la opinión pública, jamás dieron ninguna explicación al respecto”.

Anuncios

Court Rules TV Network Shut Down by Chávez Must Be Reinstated

RCTV President Celebrates Venezuelans’ “Right to Be Informed”

Venezuela's Supreme Court has deemed the ruling "unenforceable." (Noticias24.com)

Radio Caracas Televisión may not have seen its last days after all.+

On Monday, September 7, the Inter-American Court of Human Rights (IACHR) issued a ruling ordering the Venezuela government to restore the network’s broadcasting license and return all seized assets.+

Radio Caracas Televisión (RCTV), which the Hugo Chávez administration shut down in 2007, praised the court’s decision in a statement on Tuesday.+

“This is a big victory for Venezuela. An opportunity for Venezuelans to enjoy their right to be informed,” RCTV President Marcel Garnier said. “The government will also have to return the equipment they stole from us.”+

The IACHR contends that the Venezuelan government has violated RCTV’s right to free speech by keeping the network off the air for eight years, and replacing it with the state-run Televisora Venezolana Social (TVES).+

President Nicolás Maduro has so far remained silent on the issue, but Venezuela’s Supreme Court ruled on Thursday, September 10, that IACHR’s order was “unenforceable.+

The Venezuelan court argues the company’s rights have not been violated, and says the IACHR ruling overlooks the Venezuelan government’s constitutional authority to grant and withdraw broadcast licenses.+

Venezuela abandoned the regional court in 2013 following the government’s denunciation of the American Convention on Human Rights. The court, however, maintains its jurisdiction over cases which occurred before Venezuela’s exit.+

RCTV’s final broadcast aired on May 27, 2007, before the Hugo Chávez administration (1999-2013) decided not to renew the network’s license. The shut down affected more than 7,000 employees.+

The network was known for its critical stance on the Chávez administration, and was among the first media outlets to denounce the concentration of power in the hands of the president. Chávez announced RCTV’s closure on national television and claimed the network had conspired in a coup d’etat against his government.+

The company has since waged legal battles at various levels of the Venezuelan judiciary, and has had its petition to recover expropriated assets rejected three times by the Supreme Court.+

Shortly after the closure, Chávez handed RCTV’s license and equipment over to state-run TVES. The Supreme Court ruled that the government could expropriate the equipment, without compensation, in order to “ensure that the state can immediately operate the television channel.”

In 2014, the Inter-American Press Association (IAPA) asked the IACHR to rule against the Venezuelan government over the “the unlawful shutdown of RCTV.”+

The IAPA denounced the government’s retaliation against RCTV “for its editorial stance,” calling it “a flagrant violation of the principles of freedom of expression established in the American Convention.”+

Flagship Case for Property-Rights Violations

Andrea Rondón, head of the Property Rights Committee at CEDICE Libertad and academic director for the Mises Institute Venezuela, told the PanAm Post that the IACHR ruling acknowledges Venezuela’s lack of free speech and independent judiciary.+

Rondón stressed that the Venezuelan government made an example out of RCTV to push the rest of the media to change their editorial line and “adapt it to government requirements.”+

She says that the IACHR ruling also notes that the Venezuelan government did not follow the proper procedure for nationalizing a company. However, Rondón believes the international court’s ruling “falls short,” because it does not address the property-rights violations involved in this case.+

According to the expert, the IACHR’s ruling is binding and the Venezuelan government must comply. If it does not, she says, it “won’t be just another case of contempt of court … it will be more evidence that we live in a dictatorship.”+

Si #Maduro fuera presidente y la comidilla gobernaran #Guatemala hace rato estaría preso por corrupción

Las denuncias quedan engavetadas en el Ministerio Público (MP).

.-  Escándalos de corrupción han salpicado a países de Suramérica como Brasil, Argentina y Chile. Ahora, un nuevo un acto delictivo, más grave, se hace público en América Central: El presidente de Guatemala, Otto Pérez Molina, dimitió y fue imputado por tres delitos, vinculados al caso de corrupción conocido como “La Línea”. Caso contrario, Venezuela, donde las acusaciones por irregularidades administrativas contra el presidente Nicolás Maduro, y de su antecesor Hugo Chávez, han quedado engavetadas en el Ministerio Público (MP).

Sobre el presidente Nicolás Maduro pesa una denuncia que se encuentra archivada en uno de los escritorios del despacho que preside Luisa Ortega Díaz,y de la cual la Fiscalía no ha hecho ningún tipo de mención.

En el 2005 se pidió una investigación en contra del mandatario nacional, cuando era presidente de la Asamblea Nacional (AN); se le acusó de que, a través de la inmobiliaria Triani, arrendaba el edificio Pas de Calais, ubicado en el centro de Caracas, sin justificación alguna. El contrato estuvo vigente desde el 20 de abril hasta el 31 de diciembre de 2005 y, aunque el edificio nunca se ocupó, el contrato fue pagado íntegramente. La denuncia la hizo el diputado a la AN por Un Nuevo Tiempo (UNT), Guillermo Palacios.

Además al mandatario se le ha acusado de “enchufar” a su familia en diferentes cargos del Gobierno, con lo que, según los artículos 52 y 61 de la Ley Contra la Corrupción, estaría incurriendo en tráfico de influencias. La primera combatiente, Cilia Flores, heredó la presidencia del Parlamento cuando Maduro fue designado canciller, mientras que el hijo de la ahora primera combatiente, Walter Gavidia Flores, fue “enchunfado” en el Poder Judicial como juez titular cuando apenas tenía 27 años.

Por su parte, Temir Porras, quien fuera mano derecha de Maduro como vicecanciller, fue designado en el 2013 como presidente de Bandes, a pesar que sobre él pesaba una acusación de la exembajadora de Venezuela en China, Rocío Maneiro, quien pidió que lo investigaran por la pérdida de 4 millones de euros. La acusadora fue destituida y no se abrió investigación alguna.

Una sola denuncia bastó en Guatemala para hacer justicia 

En cambio, contra Otto Pérez Molina pesa una sola denuncia que llevó a las autoridades independientes de Guatemala a pedir su renuncia y llevarlo a los Tribuales: Tráfico aduanero.

Se le acusó de liderar la denominada organización La Línea, en la que además estaría involucrada, la ya aprehendida, ex vicepresidenta Roxana Baldetti. El expresidente Pérez Molina al igual que Maduro prometieron “mano dura” contra la corrupción.

Sin embargo, al corrupción forma parte de los principales problemas que sus ciudadanos rechazan y han incidido en su baja popularidad, y en el peor de los casos, la renuncia del guatemalteco.

el senador y pre-candidato a la presidencia de los EEUU @marcorubio calificó a Maduro de “payaso corrupto”

Iniciativa-Politica-Exterior-YorkFoto-AP_NACIMA20150818_0007_6

El senador y precandidato presidencial estadounidense Marco Rubio dijo hoy que el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, es un “payaso corrupto” después de que el mandatario publicara un video en el que se acusa al legislador y a la también congresista Ileana Ros-Lehtinen de financiar las protestas de 2014.

“Nicolás Maduro dijo que (el fallecido presidente) Hugo Chávez le visitó una vez reencarnado en un pájaro, y esto suena como que está teniendo otro episodio similar”, afirmó hoy Rubio en una declaración remitida a Efe.

“Nicolás Maduro es un payaso corrupto, y el pueblo venezolano merece algo mejor que la represión, la mala gestión económica y los abusos de derechos humanos que están sufriendo por parte de sus actuales líderes corruptos”, añadió el legislador de origen cubano.

Rubio se pronunció en este sentido después de que Maduro publicara un video en el que un opositor venezolano asegura haber recibido, a través de intermediarios, dinero del senador por Florida para financiar las protestas de 2014.

José Rafael Pérez Venta, que en el video dice haber pertenecido a los opositores partidos Voluntad Popular (VP) y Alianza Bravo Pueblo, sostiene que tanto Rubio como Ros-Lehtinen, ambos republicanos, le hicieron llegar dinero a través de una persona llamada Betti Grossi, monto que no especifica.

Tanto Rubio, hijo de un humilde matrimonio cubano que emigró antes de la Revolución, como Ros-Lehtinen, que nació en La Habana y llegó con sus padres a EE.UU. cuando tenia siete años, son férreos opositores de los gobiernos venezolano y cubano.

“Esta alegación falsa de Maduro es otro intento para preparar una distracción de sus lamentables políticas que han causado escasez de comida, alto desempleo, un proceso electoral fraudulento y una crisis económica”, consideró Ros-Lehtinen hoy en un comunicado.

“El pueblo de Venezuela sabe que la responsabilidad por estas dificultades no es de ningún elemento externo, sino que la responsabilidad recae directamente sobre los hombros de Maduro y su régimen corrupto”, agregó Ros-Lehtinen.

segun #Forbe Fortuna de más de $ 4000 millones hace de la hija de Chávez maria gabriela @Maby80 la mujer más rica de #Venezuwela

Calculan que su caudal económico está muy por encima de Lorenzo Mendoza

El Diario de las Américas. – La polémica María Gabriela Chávez, “la predilecta” hija de “El Comandante Supremo”, sigue acaparando titulares de la prensa internacional. Quien en el pasado fue noticia por sus relaciones sentimentales y hasta llegó a sonar como la posible sustituta de su progenitor en el poder, hoy aparece en la portada de El Diario de las Américas por la abultada fortuna cosechada en revolución.

Los 4.197.000.000 de dólares que María Gabriela Chávez posee en sus cuentas de Andorra y EEUU, según reseña este medio de comunicación, le conceden el ostentoso título de la mujer más millonaria de Venezuela, muy por encima de empresarios como Lorenzo Mendoza, dueño de Empresas Polar, tildado cientos de veces por los chavistas como “el gran oligarca”, y que según la revista Forbes posee un capital de 3,6 millardos de dólares.

Portada de El Diario de las Américas de este viernes 07 de agosto
Portada de El Diario de las Américas de este viernes 07 de agosto

La “heroína” de Chávez

María Gabriela Chávez Colmenares nació en marzo de 1980 del matrimonio de Hugo Chávez con Nancy Colmenares, su primera esposa, y es la segunda entre sus cinco hijos conocidos –Rosa Virginia, Hugo Alejandro, Rosinés y Sara Manuela. Cursó algunos semestres de la carrera de Relaciones Internacionales en la Universidad Central de Venezuela y luego siguió estudios en Comunicación Social en la Universidad Bolivariana de Venezuela, fundada por Chávez en 2002.

Cuando su padre se divorció de su segunda esposa, Marisabel Rodríguez, María Gabriela asumió el rol de primera dama de Venezuela, acompañándolo en viajes y actos oficiales. De todos los hermanos Chávez es ella quien mantiene una relación más estrecha y profunda con los presidentes latinoamericanos que entablaron amistad o secundaron los planes regionales de su padre; especialmente con el líder cubano Fidel Castro y con la presidenta argentina Cristina Fernández de Kirchner, a quienes considera como un abuelo y una madre.

Hugo Chávez llamaba a María Gabriela “mi heroína” por desencadenar con unas breves declaraciones los episodios que condujeron a su rescate y restitución en el poder, tras el golpe de Estado que lo derrocó durante 48 horas en abril de 2002. Luego de recibir una llamada de su padre desde la cárcel adonde lo llevaron los golpistas, María Gabriela Chávez se comunicó con Fidel Castro para pedir ayuda.

 

Fue entonces cuando el cubano le aconsejó que declarara a los medios internacionales que Chávez no había renunciado a la Presidencia, según el propio relato de Fidel publicado este años en el diario cubano Granma: “Me llama y es cuando yo le propongo que si ella estaba dispuesta a hablar ella misma (a los medios). Dice: ‘Sí, ¡qué no haría yo por mi padre!’. Entonces le preparé inmediatamente para que hablara con Randy (Alonso) el periodista, y a las 12:40 disparamos (su mensaje) al aire (…) y se lo entregamos a las agencias y también a la CNN”. Ella tenía entonces 22 años.

A instancias de la presidenta argentina Cristina Fernández, que reaccionó con espanto a la feria en que se había convertido la capilla ardiente en honor a Hugo Chávez, María Gabriela también se hizo cargo del funeral de Estado de su padre en el último minuto.

@ElUniversal #MILITANCIA: “La estampida del chavismo” por Daniel Asuaje

El drama de la cúpula madurista
una pesadilla política…

 

■ Esta semana mi hermana Adriana me dio una noticia que me dejó completamente atónito: la prima Chichita ya no era chavista.

Su fervor sobrevivió a la anemia creciente del bolívar fuerte, a los suplicios del peregrinar por causa de la escasez y hasta un poco al desabrido liderazgo de Maduro. Varios sospechaban secretamente su defección, pero se hizo manifiesta el día del asalto a mano armada en su hogar y, junto con su hijo, vivió un trance sumamente difícil. Por delicadeza no transcribo sus expresiones cuando recuerda el hecho. El cambio de esta prima coincide con el de tantos otros que una vez siguieron emocionadamente a Hugo Chávez y denostan ahora del gobierno sucesor, y a veces de quien pidió votar por él.

Una cualidad notable de Hugo Chávez era su capacidad de ser seguido hipnóticamente por una diversidad muy grande de personas, eso posibilitó al chavismo ser una mezcla muy heterogénea de seguidores a un mismo líder. Una mixtura de exmilitantes de AD, Copei, MAS, Liga Socialista, ex guerrilleros, ex Causa R, militaristas, ex militares, ni-nis y, en general, ex votantes de los grandes partidos. Pero también la mezcla era de sentimientos: resentidos sociales, revolucionarios ilusionados, antipolíticos obnubilados, desamparados sociales y por, supuesto, quienes se vendían por un favor gubernamental o buscaban asaltar los dineros públicos. Sin embargo, los más importantes fueron quienes lo siguieron por convicción y emoción. Recuerdo muchas veces estar en hogares de seguidores de Chávez con su voz como telón de fondo. No importaba qué decía, sólo contaba su “estar allí”, acompañándolos.

Mientras Chávez vivió, el chavismo creció como la verdolaga. En efecto, de poco más de tres millones y medio de votos en 1998 y el 2000, se eleva a más de seis millones en el 2006, trepa hasta los ocho millones en 2012, aunque no llegó nunca a los ansiados diez millones para ponérselos “por el buche” a la oposición. La verdad es que la curva de variación no fue siempre ascendente, pues hubo dos bajones notables mientras Chávez estuvo vivo: en el 2007 para el referéndum y en las elecciones parlamentarias del 2010. En ambas la votación chavista fue menor a la de la oposición. Al analizar las elecciones del período quinto republicano observamos una relación directa entre abstencionismo y resultado electoral chavista pues cuando la abstención aumentaba, el chavismo decrecía en votos. Cuando Chávez logra los ocho millones, el nivel de participación es el más alto desde décadas. Un año después, Maduro triunfa por estrecho margen, siendo la participación electoral, aproximadamente, dos puntos porcentuales menores al registrado para la última elección de Chávez como presidente. Maduro gana, y esto es obvio, gracias al seguimiento masivo de la última voluntad política de Chávez. Pero aún así, casi 700.000 electores votantes a Chávez no dieron su voto a Maduro y desde ese momento la ruptura sentimental y política de electores chavistas ha sido una constante creciente y, a todas luces, indetenible por el gobierno.

Asumir que todos estos electores desafectos lo son por las mismas causas que la prima “Chichita”, vale decir porque terminan tocados por la situación país, es un error de óptica sin duda. Hugo Chávez fue un líder con un deseo enfermizo de ser querido, adorado y lo logró. Muchos de los desafectos al gobierno siguen recordando con nostalgia a Chávez. Por cierto, anhelar ser querido no es delito, lo malo es cuando ese anhelo de ser querido y recordado por propios y extranjeros se convierte en política de Estado. Pero sigamos, más bien, con el análisis del deslave.

El drama de la cúpula madurista es una diabólica trinidad: Ni Chávez vive, ni los petrodólares fluyen como antes, ni Maduro es un líder de masas. Después de un gran amor a cualquiera le cuesta llenar el vacío de la pérdida. Lo usual es un duelo prolongado. Esta realidad muestra dos cosas importantes: Uno, muchos corazones chavistas siguen desconsolados. Mal harían los nuevos pretendientes (pues son varios), hablar mal del difunto. Un discurso de ataque si bien recogería la rabia y frustración de votantes como la prima Chichita, alejaría a los sentimientos heridos. Dos, no sirve imitar a quien se fue. Para conquistar esos corazones se debe ser tan auténtico como el ya ido. Puede optarse por ser del mismo tipo o ser distinto a quien ya no está, pero la clave es, independiente de la opción tomada, ser uno mismo, no una copia. Esos corazones saben que ya no hay tanto dinero como antes, pero necesitan tener ilusiones, esperanzas y confiar en alguien. Esas cosas no las proporciona la cúpula madurista. La herencia recibida, y las consecuencias de sus políticas, han llevado a Maduro a conocer la pesadilla política de gobernar bajo la lapidaria frase “Con Chávez todo, sin Chávez nada”. Traducido hoy eso significa “Con Chávez todos los votos, con Maduro…”.


Por: Daniel Asuaje
EL UNIVERSAL
miércoles 29 de julio de 2015

*¡Por favor no olvides… dejar tus comentarios! ¡Nosotros si te escuchamos;
Da tu opinión sobre el tema…!

#Investigacion “Hay algo podrido…… en Fuerte Tiuna”

FOTO-ALEJANDRO-CREMADES-6

14/07/2015

|
COMANDANTE ETERNO | CORRUPCIÓN | DELINCUENCIA | FUERTE TIUNA | HUGO CHÁVEZ FRÍAS |MISIÓN VIVIENDA |

Cuanto terreno vacío hay, tantos edificios se alzan sin planificación ni planes de reinserción ni educación cívica. Construcciones deplorables, corrupción y chanchullos en los materiales, trata de trabajadores y pillaje son algunos males de estas ciudades “invivibles”

El sueño de todo conquistador es fundar una ciudad y ser venerado como el benefactor, el padre, el corazón de la patria. Así lo vería, quizás, el teniente coronel, Hugo Chávez, desde su helicóptero cuando señaló un punto ubicado en la montaña a unos kilómetros de la autopista Caracas-La Guaira. “Ahí nacerá una ciudad y su nombre será Caribia”. A lo que, probablemente, masculló algún lacayo: “pero comandante, por ahí pasa la falla de Tacagua”. El jerarca, sin voltear, respondería en tono solemne, “he dicho.”

FOTO-ALEJANDRO-CREMADES-4

Pero ese sueño de emperador romano, quizá sea, más bien, como una borrachera perenne o una enfermedad que acelera en la medida que el cuerpo cede, no debe ser suficiente construir un monumento a uno mismo, se debe llegar a donde nadie ha llegado, así raye en el absurdo. Fundar una ciudad dentro de una ciudad. “Dentro de Caracas cabe otra Caracas”. Estas palabras del Ministro —para la Transformación de Caracas— Farruco Sesto —también pronunciadas por Hugo Chávez—, quedaron a la postre como muestra de la adulancia y complacencia al comandante supremo y eterno y, más importante aún, como evidencia de responsabilidad ante lo que será, sin duda, la catástrofe urbanística más dramática de Latinoamérica.

FOTO-ALEJANDRO-CREMADES-2

Hay algo podrido en Tiuna

Quien entre a Caracas por Hoyo de la Puerta, desde la bajada de Tazón, además de un imponente cuadro del Ávila, podrá apreciar al Leviatán de la Misión Vivienda. Ciudad Tiuna, un proyecto de 42 edificios destinado a darle techo a miles de personas damnificadas que, como consecuencia de importantes retrasos en la entrega de las obras, se han ido acumulando en refugios de corte militar y hoteles secuestrados por el gobierno para ser utilizados como albergue.  Jorge Hernández, en un trabajo para El Universal, destacó que miembros de la Unión Bolivariana de Trabajadores afirman que para septiembre del 2013 , la paralización de las obras encargadas a la Fundación Rusa para la Construcción de la Vivienda llegó al 75%.

Desde el inicio de sus operaciones en el país, este grupo ruso fue protegido y amparado por el mismo Chávez, tomando en cuenta, por supuesto, que el gobierno nacional había llegado a importantes acuerdos de energía, financiamiento y construcción con distintas empresas rusas relacionadas. Luego de la muerte del presidente Chávez y vista la clara demora en la entrega del proyecto —debió terminarse en noviembre de 2012—, distintas organizaciones achacaron las culpas de las fallas en la construcción del complejo a la Fundación. Así, Nicolás Maduro, emulando a quien lo ungió, tuvo que dar un fuerte regaño público al Ministerio de Vivienda y Hábitat para que dieran su lugar a la Fundación. Dijo: “Si mi padre, (Chávez), los tenía como hermanos, entonces los rusos son mis tíos. Ayúdenlos.”

No solo se han prendido trifulcas o disputas públicas por la demora, sino también, se denunció la posible demolición de algunos de los edificios por su construcción negligente. Si bien muchos expertos han determinado que el trabajo ha sido deficiente, los representantes de la Fundación afirman que las debilidades estructurales solo afectan el 1% de cada una de las edificaciones y que su reparación requeriría de simples reforzamientos y calibraciones. Más allá de especulaciones en la prensa, trabajadores, que estuvieron relacionados al proyecto, revelaron que estas fallas se deben a un tipo de cemento de mala calidad contratado a la cementera de una persona cercana al gobierno nacional.

FOTO-ALEJANDRO-CREMADES-3

Según explica un grupo de ingenieros de la Fundación, “el retardo en la culminación del proyecto fue causado por la terminación de la relación contractual con las contratistas venezolanas que manejaban a los obreros”. Dicen, incluso, que estas empresas dejaron unos pasivos laborales que hubo de cubrir la Fundación —alrededor de 400 millones de bolívares. Sin embargo, fuentes cercanas a los sindicatos, esgrimen que esa deuda la cubrió el gobierno directamente.

En la intimidad, Vitaly Kryuchkov, el ingeniero que dirige a la Fundación Rusa, explica, a sus empleados, que parte importante del retraso se debe al entorpecimiento de los protocolos por parte de los inspectores de PDVSA —a quien corresponde la inspección de la obra. Recientemente, Kryuchkov invitó a representantes de la prensa a ver los edificios para que comprueben que son de muy buena hechura. Los periodistas, por supuesto, no son expertos en estructuras.

Hoy, el principal problema es que los presupuestos estaban calculados con costos de 2011 y 2012, y la inflación ha afectado de muerte el flujo de caja del proyecto. Las culpas se las barajean entre el Ministerio de la Vivienda, PDVSA, la Fundación y las contratistas venezolanas. Lo que es claro, es que existen muchas irregularidades sin explicación, como la contratación del cemento de baja calidad, o como el hecho que las viviendas se encontraban acondicionadas para equipos que funcionarían con gas directo, y terminaron siendo equipadas con cocinas eléctricas. Vaya lucha contra la corrupción.

A la manera china

En medio de la tormenta de acusaciones que han recibido los rusos, el grupo ha sido también denunciado en distintas ocasiones de violar la ley laboral. Han tenido incontables problemas con sindicatos que los acusan de emplear trabajadores a destajo. Sin embargo, la gran mayoría de los obreros que están trabajando estas obras son venezolanos. Por otro lado, la empresa que más edificios ha entregado es la china —las obras de Ciudad Tiuna han sido encargadas a rusos, bielorusos, y chinos. Explican los ingenieros que su sistema de vaciado y estructuras prefabricadas han sido de ayuda pero, lo más importante, casi toda su mano de obra es extranjera. Sí, china.

FOTO-ALEJANDRO-CREMADES-5

La regulación laboral venezolana es muy estricta en cuanto al número de empleados extranjeros que puede tener una empresa en Venezuela. Quien haya tenido que lidiar con estos asuntos de contratación de mano de obra extranjera para trabajar en el país, sabe que, para los casos en que se pretenda superar los límites que establece la ley, se requiere de un permiso especial por parte del Ministerio del Trabajo. Esta dispensa es una excepción sumamente difícil de obtener. Y, sin embargo, las empresas chinas que trabajan en ciudad Tiuna han ingresado miles de trabajadores al país. Personas que trabajan cerca de los obreros chinos cuentan que son hombres que traen desde China, presos y delincuentes, para efectuar labores de trabajo forzado. Es decir, pagan culpa en Venezuela y luego los devuelven, supuestamente. Y, en efecto, en lo que suena a chiste fabulado, cuenta un serio empresario que, ante sus problemas con sindicatos, un colega, ligado a fondos más bajos, al borde de un whisky, le comentó: “la solución a todos sus problemas era importar un conteiner de chinos”. Así mismo. Que no tenía que pagar más que 100 dólares mensuales por cabeza. Sin cabos ni enredos con la complicada legislación laboral criolla.

¿Cómo vive el hombre nuevo?

Obreros, ingenieros y arquitectos andan un “corre corre”. Los llaman por números: el 18, 34 y 35. Sobre la vida en esos conjuntos residenciales, relatan vecinos, que los edificios 18 y 34 son un hervidero de drogas y prostitución. En efecto, afirman que hay burdeles en algunos apartamentos y que la Guardia Nacional no se atreve a inspeccionarlos por el número de armas que suman los vecinos. Más que búnkeres, son pequeños fuertes dentro del gran Fuerte de Tiuna.

Pero, como todo en este país, se trata de pequeños grupos que tienen el control. Existe una gran mayoría de personas agradecidas, que solo quieren salir de la pobreza y vivir mejor. Alejarse de la marginalidad que pudre la zona. Que viven con una serie de irregularidades, como motos subiendo por las escaleras y por los ascensores, es por seguridad. La anarquía impera. Pero al preguntarle a un joven ¿por qué molestar a los vecinos con la moto dentro del edificio? Contesta con sinceridad y mucha razón: “es que la inseguridad no nos deja quietos”.

Esta realidad se traslada idéntica a los bloques construidos en otras partes de la ciudad y el país, donde la falta de planificación urbanística ya causa estragos en la vida de los vecinos. Luis Castellanos es un artista plástico que se mudó de San Antonio de los Altos a Sabana Grande. Escudriñó Caracas para conseguir la vibra de barrio Europeo a la que se había acostumbrado cuando vivió en España. “La gente le ha dado muy mala fama a Sabana Grande, pero es de los pocos sitios de Caracas donde realmente se puede vivir a pie”, dice Luis. A dos cuadras de su apartamento, se instaló una de las improvisadas edificaciones que forman parte de la Misión Vivienda. Poco a poco ha visto decaer la calidad de vida de la zona. “Son sencillos asuntos de calidad de vida. Un mar de gente en el Metrobus y automercados, basura, y una cantidad incontable de carros mal estacionados en la calle”, enumera los tormentos. Recuerda que algunos estacionamientos aledaños a la avenida Libertador fueron utilizados, precisamente, para construir algunos de estos edificios.“Y, por supuesto, otros asuntos menos sencillos: ‘malandreo’, rateros, drogas, armas y robos”, remata el artista. Tristemente, ha visto cómo la propiedad que le costó tanto adquirir se ha devaluado brutalmente.

Los barrios tienen dinámicas de vida muy distintas a las zonas urbanas colmadas de edificios. Nancy Redondo vive en Naiguatá. Relata que al pasar caminando frente a los edificios que acaban de erigir en Caraballeda se encuentra con grandes grupos de hombres bebiendo alcohol que molestan a la gente que transita por ahí. “En estos edificios se concentra lo malo, mientras que en el barrio está distendido”, comenta Nancy. Sin embargo, no desprecia las viviendas. “Ahí se vive mejor que en Caribia, donde está mi tía. Ella me contó que por allá los que mandan son ‘pranes’ que están presos, y le asusta que en cualquier momento, con un ventarrón de esos, se vaya a desplomar el edificio. Mucho mejor están en Caraballeda. Mi mamá espera un apartamento ahí, pero ahora, nos dicen que van a traer a un grupo de Petare”.

Hace poco más de un año, en la terraza 10 de la urbanización El Morro de Petare, el entonces Presidente, Hugo Chávez, entregó varios apartamentos de la Misión Vivienda. Con lo que, desde la entrega, los vecinos presentaron varias quejas por claros daños estructurales. En marzo de 2013 las autoridades de la “Gran Misión” enviaron a un grupo de obreros que simplemente maquillaron el daño. Así pues, llegó el momento en que el suelo bajo del edificio socavó completamente y la estructura se hundió. En consecuencia, todas las tuberías que se encontraban bajo la primera planta se quebraron como un costillar sometido al peso de un elefante. La planta baja inundada por aguas negras es una imagen de cataclismo imborrable de la memoria de los vecinos. El Ministerio de la Vivienda ordenó el desalojo del lugar y, para agregar insulto a la injuria, se le informó a los afectados que serían reubicados a unas viviendas en Vargas. Pero ellos, los afectados, son de la zona. Y nadie los mueve de ahí.

FOTO-ALEJANDRO-CREMADES

Antes de la construcción, se había advertido que esos terrenos no eran aptos ni siquiera para construir ranchos. Pero poco importa la ciencia cuando el capricho es el móvil. Es la misma historia en la mayoría de los proyectos. Falta de servicios públicos y vías de comunicación, inseguridad, mala planificación urbanística, construcciones baratas y deficientes y, lo más importante, carencia de recursos para desarrollar comunidades autosuficientes con responsabilidad cívica y sentido de la propiedad.

La ciudad del gigante fue un sueño mezquino y contagioso. Pero como todos los sueños, hay que despertar y enfrentar a la vida.