A Morris Chestnut le gustaría ser Pantera Negra

Imagen de Kick-Ass 2 (2013)

El actor Morris Chestnut, que veremos en el cine en la película “Kick-Ass 2. Con un par” sustituyendo a Omari Hardwick en el papel del detective Marcus Williams, es uno de esos nombres que han estado en Internet rumoreado para el papel de Pantera Negra en la encarnación que acabe haciendo Marvel del personaje en la gran pantalla.

Su nombre ganó principal trascendencia cuando en sus redes sociales apuntaba a que estaba preparándose para el personaje y que este estaría en la secuela de “Los Vengadores”, que ahora sabemos se titula “The Avengers: Age of Ultron”. El actor desmintió tal información bajo la excusa de que no era él quien gestionaba dichas redes, y que por tanto todo era incierto.

En una reciente entrevista en la que le preguntan por esos rumores, Chestnut reconoce que le encantaría interpretarlo pero por sus palabras no parece mostrarse muy esperanzado.

Obviamente me encantaría interpretar ese papel, Marvel y ese estudio son una mega-máquina, y tiene a gente en mente que les gustaría que lo hiciesen. Quizás, si hubiese dado alguna paliza en Kick-Ass me considerarían, pero nunca sabes lo que va a pasar. Cosas más extrañas han ocurrido en esta industria.

Aunque Marvel se ha planteado la posible adaptación del personaje, oficialmente no hay nada fijado. Parece bastante probable que forme parte de la Fase Tres de Marvel Studios (que comienza a finales de 2015 con “Ant-Man”) y rumores señalan que su película individual podría empezar a rodarse el año que viene. Nada se sabe sobre su posible aparición en la secuela de“Los Vengadores”.

Así fue la aparición de Loki en el panel de Marvel Studios en el Comic Con 2013

loki

Aún cuando en el panel de Marvel Studios se dieron el tiempo para presentar material de Thor: The Dark World, algo que estaba anunciado oficialmente, la mayor sorpresa se generó un poco antes de la presentación. Tom Hiddleston se hizo presente caracterizado de Loki, para presentar el material de la secuela del Dios del Trueno. Pero aún cuando ese tráiler mostrado en la Comic-Con 2013 no fue presentado oficialmente en la red, ya está disponible la presentación de Hiddleston en el Salón H del centro de convenciones.

Apliquen play al video a continuación, con todo y gritos por montón.

 

Review | El Hombre de Acero

man-of-steel-1

ADVERTENCIA: Esta reseña tiene spoilers. No la leas si no has visto la película.

De una u otra forma, Man of Steel es la película que este mundo necesita, pero no es la que merece. O quizás si nos la merecemos por tanto clamor por Super-acción. Este Hombre de Acero es, además, la película perfecta para ser odiada por aquellos que considerando al Superman de la película de Richard Donner con Christopher Reeve como una versión definitiva. O los creen que conocen al personaje al revés y al derecho sólo por haber visto una película del año de la pera (Igual para mi es maestra, así que no lloren).

También es una puede ser objeto de excesivos bombardeos de aquellos talibanes que creen que el Man of Steel de John Byrne de los cómics debería ser siempre la guía de todo, agarrándose a una nostalgia que batalla a ciegas contra el hecho de que ya ni siquiera corre en la continuidad de los cómics. Todo considerando que la gran gracia es que no hay un sólo Superman ni en términos de autores, ni menos de cómo lo considera la audiencia, pero si una base de conceptos únicos que lo hacen volar por sobre el resto.

Pero mientras Man of Steel es al mismo tiempo la película que DC Entertainment necesita para comenzar a imitar a Marvel Studios en la creación de un universo de superhéroes cohesionado, y sus ejecutivos parecen miembros del gobierno ante tanta lentitud por concretar los cambios que el pueblo pide, esta es también la película que toda la masa estaba esperando, tras unaSuperman Returns cuestionada por su falta de acción. Fácilmente batallando contra los prejuicios facilistas de aquellos que no entienden porque este es el superhéroe más relevante de todos, frunciendo ceños porque les carga que sea tan boy scout o bonachón al máximo,Zack Snyder y compañía generan una interpretación cargada de acción que desencaja mandíbulas, en donde el último hijo de Krypton acepta ser Superman y, al mismo tiempo, aún no lo es completamente. Y esa es la clave. Para bien y para mal.

 

man-of-steel-3

Esta es una película de orígenes, pero asimismo es una en donde mucho de lo que uno ya sabe del personaje se da por entendido. Una en donde también reinventan elementos para volver a demostrar por qué Superman es el de mayor encanto cuando uno se da el tiempo de conocerlo. De ahí que la duda previa radicaba en hasta qué punto serían fieles con la base del personaje, a partir de ese objetivo que han bramado por el campeonato: querían una modernización porque supuestamente la gente estaba aburrida de lo mismo de siempre (O, en términos del cine, seguir la línea Donner con una interpretación de la edad de plata).

Por eso la gran aprehensión aquí era si seguiría siendo Superman este Superman de Man of Steel. Y en gran parte lo es. Pese a que es uno que decide aceptar una opción dada en bandeja por Jor-El, en lo que es casi una invitación a calzarse la capa y la “S” en el pecho, al mismo tiempo es uno que desde su infancia siempre está salvando a otros. Pese al riesgo que representa el propio miedo ignorante de la humanidad. Más aún, y de cara al peligro, decide someterse a la decisión humana y ser entregado a un villano que exige su cabeza. Es quizás su gran acto de entrega, en una película que no oculta mucho ese afán de algunos por asimilar a Kal-el a una figura mesiánico-religiosa.

Así que en un charquicán de diálogos y referencias a múltiples historias de los cómics (desde el propio Man of Steel de Byrne al Birthright de Mark Waid o el All Star Superman de Morrison), aquí nos presentan una historia en dónde Krypton está agonizando a raíz de un mundo devorado por la ciencia. Uno en donde cada individuo es creado artificialmente con una función determinada: obrero, político, guerrero, panadero, científico, freidor de sopaipillas, etcétera.

man-of-steel-2

Jor-El (Russell Crowe) antes del apocalipsis inminente, ya que han explotado los recursos de tal forma que el planeta implosionará, concibe junto a su esposa Lara (Ayelet Zurer) al primer kryptoniano nacido de forma natural en milenios. Y en medio del colapso, el general Zod (Michael Shannon) decide dar un golpe militar siempre bajo la idea que nació con el rol de salvaguardar su planeta. Aún cuando su visión retorcida lo lleva a pensar que sólo  “los mejores linajes” deben ser salvados. Un extraterrestre nazi y esa visión antagónica lo eleva como uno de los puntos altos de la película.

Con el esquema más que conocido sobre el origen del personaje, y agregando elementos de criaturas tipo Avatar de un árido mundo montañoso y agreste en el que los bebes de probeta son cultivados al estilo Matrix, el guión a cargo de David S. Goyer (Batman Begins, Jumper, la trilogía Blade) da el salto desde su llegada a la Tierra a un Clark Kent (Henry Cavill) ya adulto que vaga por el mundo realizando proezas de forma anónima. Uno que aún no es el Clark que todos conocemos. Así que a través de flashbacks, dan cuenta en el primer tercio de la película de su historia junto a los Kent y los momentos clave de su vida en esta historia cuya base fue co-concebida por Christopher Nolan y cuya guía es una sola: ¿Cómo reaccionaría el mundo frente a un ser como Kal-El?.

Aquello también determina así tanto las fortalezas como las debilidades de una película que por un lado decide para bien dar un giro importante a la relación entre Superman y Lois Lane (Amy Adams), mientras que por el otro lastra elementos importantes de ha llevado a entenderse sobre este superhéroe. Parte importante de las respuestas a la interrogante está relacionada con el Pa’ Kent que interpreta de forma sólida Kevin Costner. Aún con toda su sobreprotección, inclusive cuando pareciera que dice cosas que no debería decir, encamina los mejores momentos para entender a esta versión, en donde hay un momento que ciertamente dividirá: la muerte de Jonathan.

man-of-steel-6

En Man of Steel siguen una línea en donde las últimas palabras de Clark hacia su padre adoptivo son de rechazo, de enrostrarle que no es su verdadero padre. Palabras de adolescente que llegan justo en el peor momento: la previa de un trágico desastre natural. A partir de ahí, y cortesía de una serie de situaciones random, la vida de Jonathan queda en jaque y la única forma de seguir con vida es que su hijo lo salve, exponiendo sus poderes ante el resto de la gente. Pero Clark acepta la decisión del propio personaje de Kevin Costner y no lo salva. Decide no revelar sus poderes al mundo, porque tanto la gente como el propio Clark aún no están preparados. Le demuestra que realmente sí es su padre, que lo quiere y seguirá su consejo. Una escena que fácilmente puede ser mal entendida, pero es cuando la película mejor funciona en base a lo que quiere proponer. Es cuando la historia tienen más gonádas para jugársela por su propuesta.

Pero en medio de todo eso, y el rol de una Lois Lane que está justo donde las papas queman, el mundo conoce a Superman en el momento que lo necesita. Y es que cuando Clark da con las respuestas sobre su origen, encontrando de forma random una nave de exploración kriptoniana enterradas hace miles de años en el hielo y que sirve como su especie de Fortaleza de la Soledad, activa una llamada de emergencia que es detectada por los únicos sobrevivientes de la destrucción de su planeta: el general Zod y sus secuaces que escaparon de la Zona Fantasma con la explosión. Un grupo de los últimos remanentes de su mundo, que durante los últimos 33 años han vagado por el universo buscando a aquellos kriptonianos que exploraron el cosmos y encontrar con una forma de construir a un nuevo Krypton. Pero Clark ha decidido escuchar el consejo, porque con el tiempo, la humanidad se le unirá en el sol.

man-of-steel-4

Con todo ese esquema base, la película de ahí en más demuestra que tiene mucho más ciencia ficción que de una propuesta clásica, generando un revoltijo de ideas en donde hay un elemento clave “súper importante” llamado Códice y en el que está la oportunidad de reconstruir a los niños probeta con lo que podrían volver a reconstruir al viejo mundo que ya no existe. Un Macguffin sin mucha gracia, pero que es el recurso con el cuál arman toda la acción impresionante de la película, ya que de ahí en más todo se estructura bajo la visión de un Zod que nació para salvar lo que queda de su mundo a como de lugar. El problema es que en su último tercio no hay desarrollo suficiente a todas las ideas que intentan plantear, porque no se dan el tiempo para que nos importen.

Hay hologramas que entregan diálogo expositivo hasta el cansancio, la reacción de los militares gringos hacia Superman generan estrategias de batalla muy vanas y sin sentido hacia la propia población, el número de kriptonianos que sobrevivieron junto a Zod es excesivo, ya que con suerte se puede identificar a cuatro personajes a lo largo de la película, y  existen otros tantos elementos que no cuajan completamente. Todo para sumarse a un esquema clásico que me tiene hasta las pelotas en todas las películas: hay una arma de destrucción masiva tecnológica que pone en riesgo a todos. Pasó en Batman Begins, pasa en Thor y tantas otras apuestas y también pasa aquí en Man of Steel, con un gigantesco dispositivo que permite terraformar el planeta. Algo que le resta importancia a la propia amenaza del poder que tienen en sus puños Zod y compañía.

man-of-steel-5

Pero todas esas cosas pasan a segundo plano con dos problemas de Man of Steel. Durante toda la película, estuve esperando que Superman actuara como Superman. Es decir, un personaje que es entendido como defensor de lo que es correcto, que se opone a toda muerte innecesaria, aquí es aparentemente indiferente a la muerte masiva de los habitantes de Smallville y Metropolis. Más aún, nunca en medio de la pelea en el pueblo se da el tiempo para trasladar las destructivas peleas masivas a otras zonas. Menos hay momentos en que se vea preocupado por los efectos colaterales de sus batallas más Dragon Ball Z que el propio Dragon Ball Z. Sí, aquí Superman está en desventaja. Sí, no puede evitar tanta destrucción, pero con Superman no basta con que diga un simple “aléjense, escóndanse”. No es suficiente.

Y es en el clímax de la película en donde finalmente hace lo que tienen que hacer. En medio del combate final con Zod, y tras varios minutos de destrucción en donde los propios humanos salvan el día en Metropolis, Superman rescata directamente a inocentes cuya vida está en riesgo. Pero para llevarlo a cabo, concreta otro pecado: debe matar con sus propias manos. Y Superman no mata. Si ese es el costo de tener una película con acción de desmadre, es un costo alto. Uno que podría aceptar en las circunstancias apropiadas, pero este no es precisamente el caso. Aún con la reacción posterior da un Henry Cavill vendiendo el dolor del alma, por la forma en que está estructurada toda, pero toda la acción previa, con este Superman indiferente a la masacre de los edificios colapsados, no logran venderme que era la única solución. Este Superman no muestra ingenio alguno durante el combate para evitar o salvar o rescatar, salvo cuando llega justo desde el otro lado del mundo para tomar a Lois. Todo lo hace entrando en modo hacer de tripas corazón.

formato

Con esos problemas, es innegable que la acción de Man of Steel es absolutamente increíble, dilata esfínteres y hace que uno literalmente se cague de pura impresión ante el dominio de acción que finalmente Zack Snyder demuestra. Sin tonteras de slow-motion ni sus sellos característicos de edición. Aquí está desatado y, repito, es más Dragon Ball Z que el propioDragon Ball Z. Hay un momento en que la siniestra Faora interpretada por la alemana Antje Traue se mueve a una velocidad tipo Goku, en la que pareciese que se teletransporta y se despacha a tres milicos en un segundo. Ahí aplaudí. También hay un nivel de destrucción tal, que Snyder destrona fácilmente a gente como Michael Bay,  mientras lo que logran aquí llega a un nivel de dulce para el ojo que ni siquiera The Avengers logra igualar.

Más aún, mientras esta película tiene momentos para desencajar mandíbulas y, pese a que no da cuenta de factores importantes de lo que es Superman (y a uno sólo le queda especular como he dicho que se debe a que es uno que aún no es completamente el hombre de acero que todos conocen), también hay momentos que transmiten emoción marcados en conjunto por una música de Hans Zimmer que cumple a la sombre del trabajo de John Williams. La primera vez que Superman vuela me dibujó una sonrisa, ya que en ese momento creí que un hombre podría volar. Y quizás por eso también el propio director anda afirmando que falta desarrollar más a este personaje inexperto, antes de siquiera pensar en una película de La Liga de la Justicia.

man-of-steel-8

También la película cierra de modo tal, que todo se enfila al stato quo conocido con gafas y reporteos en el Daily Planet. Sus últimas líneas de diálogo son precisas y los sucesos de la película dejan armado el camino para que ahora que existió este borrón y cuenta nueva, finalmente puedan dar cuenta del Superman que Henry Cavill puede llegar a interpretar. Porque aquí el actor británico cumple por sobre las expectativas y mejora bastante de lo que determina el guión, a partir de una interpretación a la altura de las circunstancias.

Asimismo, hay guiños a LexCorp y otras tantas cosas al universo de personajes, que finalmente DC Entertainment tiene el primer eslabón de lo que quería y deja listo para construir una serie de consecuencias que le rindan réditos para complacer a la masa. Inclusive el nivel de destrucción podría permitir que esta sea usada de pretexto para explicar todo lo que inevitablemente vendrá, mientras es innegable que la decisión de quebrar cuellos marcará al personaje a futuro.

Pero la más importante de todas las interrogantes que deja esta película es si finalmente lograrán madurar esta modernización. Es la película ideal para los críticos más férreos desSuperman Returns y la que necesitaba el clamor popular por ver al hombre de acero en despliegue como nunca antes se ha visto. Pero el personaje da para más y con algunos agregados habrían logrado mejorar aún más lo que de todas formas es un buen cimiento a futuro. Lo claro es que esto recién está comenzando y habrá que seguir esperando para ver al Hombre del Mañana como tal.

Disclaimer:

El sistema de mini-me se terminó con Iron Man 3. No es necesario. Si bajaste rápidamente hasta aquí sólo para ver cuántos mini-mes daba, ¿por qué mejor no vuelve al comienzo y lee esta reseña a la que le dediqué tiempo en escribir?.

Rumor: Joseph Gordon-Levitt sería el Batman de la película de ‘La Liga de la Justicia’

Hay rumores que no tienen sentido y por eso son fácilmente descartable. El problema surge cuando los rumores sin sentido surgen desde lugares más confiables y, por ende, tienen más espacio de credibilidad para que a la larga terminen concretándose. Eso último es el caso de lo siguiente: el gran rumor de fin de año. O al menos, uno no relacionado con Star Wars.

Al grano: todos sabemos – menos gente “especial” como un lector “especial” de este antro – que las Batman de Christopher Nolan originalmente no forman parte de ningún plan que de pie para otras películas de superhéroes bajo el amparo de Warner Bros. Es decir, la época de Christian Bale con el manto del hombre murciélago terminó y la propia ‘The Dark Knight Rises‘ dejó en claro su idealizado final para su versión de la historia del personaje más vendedor de todos. No hay más que competa a Christopher Nolan. Ahí terminó todo. Kaput.

Sin embargo, ahora en el estudio estarían buscando bajo aire, mar y tierra intentar hacer calzar a la lucrativa y exitosa trilogía finalizada en 2012, con sus planes a futuro con todos los personajes de ‘La Liga de la Justicia‘.

Drew McWeeny, conocido por su época de colaborador en Ain’t It Cool, ahora desde HitFix está reportando que Warner Bros. estaría generando los tratos necesarios para que Joseph Gordon-Levitt interprete al Batman del proyecto del grupo superheroico. No sólo eso, también negociaría con otro actor de la franquicia de Nolan para que se den una vuelta y hagan algo a futuro (¿Podrá ser Gary Oldman?).  En el sitio en todo caso aseguran que todo esto lo concretarían antes de la película planeada para 2015 y podrían perfectamente agregar una escena extra de fin de créditos tipo ‘aparición especial’ que tan bien le resultó a Marvel Studios en lo que será el Man of Steel dirigido por Zack Snyder, que se estrenará a mediados del próximo año y que el propio director ya está dando señales que dará pie para “encaminar la ruta” a algo más grande.

Ahora el análisis nos apunta a que esto no tiene sentido alguno. Joseph Gordon-Levitt interpretaría a un Batman que no es Bruce Wayne y que sólo sería posible de ver con más vida, porque en Warner Bros. han estado, están y estarán desesperados por seguir exprimiendo la gallina de los huevos de oro que representan las películas del personaje dirigida por Christopher Nolan. Es más que obvio que esta idea se le tuvo que haber pasado por la cabeza a un ejecutivo y no dudo que estuviese en análisis, pero no por eso es la mejor decisión, por mucho que las aguas se dividen entre aquellos que aceptamos el final de The Dark Knight Risesy otros talianes que están en contra.

Pero más allá de que la interacción del eventual Batman de JGL con La Liga de la Justicia no calce por ningún lado con lo que siempre se ha generado en la relación de Wayne con el grupo, por ahora nada está concretado y este rumor sólo da cuenta de un “quizás” se está analizando la opción. Todo esto en un escenario en donde el estudio comenzará el próximo año a informar de cómo encaminarán la ruta de una película que debería filmarse recién en 2014, pero de la cual dependen todo el resto de proyectos con los que quieren armar su universo cinematográfico.

Lo único que yo tengo que agregar es esto: Warner Bros, por favor, dejen morir a las película de la trilogía de Nolan en paz.

Con ustedes, este es el teaser tráiler de ‘Iron Man 3′

Tal y como estaba anunciado, durante la madrugada de este martes 23 de octubre Marvel Studios finalmente soltó a la red el primer avance oficial de su primera película para la segunda fase de su universo cinematográfico: “Iron Man 3“. Una secuela que desplegará todos sus recursos para alimentarse del Tony Stark de Robert Downey Jr., claro que en un escenario en donde los reportes previos de la premisa de esta tercera patita apuntan a que el personaje se irá rápidamente de paliza frente al poder de la tecnología que impondrá el villano Mandaríninterpretado por Ben Kingsley (Ghandi, La Lista de Schindler) y su ataque inicial a la residencia en Malibú.

Se trata así de una nueva entrega en donde el ingenio del multimillonario, filántropo y playboy deberá generar lo que siempre está en el medio: una nueva tecnología, una nueva armadura. La nueva Mark XLVII tendrá elementos sacados directamente de la historia Extremis de los cómics, por lo que un factor en juego será la nanotecnología y el nuevo control de Stark sobre su armadura. Todo esto como para ir olvidándose del lamentable despliegue de la segunda película estrenada en 2010 y que en parte ayudó a sepultar expectativas, las mismas que ahora sólo vuelven a generar hype por el éxito de The Avengers.

Las miradas así estarán en el nuevo enfoque que, a partir de su primer tráiler, anticipa desde su nevado comienzo un escenario de “pesadilla” en donde Stark no sólo tiene problemas para dormir, sino que también muchos quieren matarlo y lo único que él busca es proteger a como de lugar “aquello con lo que no puede vivir”. Aplica play a continuación.

 

El tráiler en HD desde Apple

Iron Man 3 dará el puntapié inicial de la segunda fase del universo de Marvel Studios a partir del próximo 3 de mayo en Estados Unidos, dirigida por Shane Black, guionista de clásicos de acción como Arma Mortal y El Último Boy Scout, y una historia a cargo de Drew Pearce, además de un elenco que incluye los retornos de Don Cheadle y Jon Favreau, junto a las adiciones de Rebecca Hall, James Badge Dale, William Sadler y Guy Pearce.

Un vistazo conceptual a Thanos de cara a la nueva fase de Marvel Studios

Los fanáticos dan con nuevo material a través de todas las vías posibles, las habidas y las por haber. En esta ocasión, y desde la aplicación Marvel’s The Avengers Second Screen Experience, se han filtrado un detallado vistazo a arte conceptual y las prótesis utilizadas, porque su creación no fue precisamente sólo obra de lo efectos digitales, en el hit de recaudación de 2013 para dar vida al villano entre las sombras de su universo cohesionado y que no se las hará fácil a los Vengadores en lo que será The Avengers 2.

Thanos, el personaje creado por Jim Starlin en los cómics, también tendrá una participación en lo que será Guardians of the Galaxy y después del salto pueden dar un vistazo a cómo se ideó la apariencia en carne y hueso del titán loco. Claro que todo puede ser modificado a futuro, ya que de hecho el mandamás de Marvel Studios, Kevin Feige, aseveró que probablemente cambiarán al actor que lo interpretó en la primera. Obvio, todo sea para agregar a alguien de renombre a la secuela. Su presentación a full en sociedad probablemente tendrá mucho más trabajo.

Los dejo con las fotos:

 

James Gunn podría dirigir Guardians of the Galaxy

Imagen de los cómics de Guardians of the Galaxy

Ya va siendo hora de que el proyecto “Guardians of the Galaxy” se haga con un director al frente del proyecto, sobre todo si quieren llevar a la fecha de 2014 de estreno y teniendo presente que un proyecto como este requerirá varios meses de post-producción.

The Hollywood Reporter, ha descubierto el listado de directores que Marvel tendría en mente para dirigir la adaptación, e incluso quién sería el favorito del estudio. El candidato principal sería James Gunn, escritor del par de películas de acción real realizadas deScooby Doo hace unos 10 años y de “Amanecer de los muertos” / “Dawn of the Dead”. En su faceta como director, y que es lo realmente importante, tenemos“Slither: La plaga”, que mezcla terror y comedia, y“Super”, el proyecto de bajo presupuesto que es comedia de superhéroes pero al mismo tiempo violenta.

El que sea el cineasta candidato por parte de Marvel Studios se debe principalmente a una de las razones por las que también se escogió a Joss Whedon en su momento, su capacidad de mezclar géneros, en este caso, la capacidad de mezclar acción, terror y comedia.

Gunn ya desveló su día, su deseo de querer dirigir una película de superhéroes, si bien de uno que no fuesen demasiado conocidos, e incluso estuvo en conversaciones con Marvel para un proyecto (se desconoce cuál fue).

El resto de la lista de candidatos, para el caso en el que Gunn no pueda o decida no aceptar el proyecto, lo componen:

  1. Peyton Reed: director de “Di que sí” / “Yes Man”“Separados” / “The Break-up” y de la reciente serie “New Girl”. A los fans de los superhéroes tal vez les suene porque estuvo a punto de dirigir la película de los Cuatro Fantásticos de 2005, si bien sabemos que finalmente la hizo Tim Story.
  2. El dúo compuesto por Ryan Fleck y Anna Boden: juntos han escrito y dirigido películas como“Una historia casi divertida” / “It’s Kind of a Funny Story”“Sugar” y “Half Nelson”.

“Guardians of the Galaxy” se estrenará el 1 de agosto de 2014. La prácticamente desconocida Nicole Periman escribió un primer borrador del guión, que está ahora re-escribiendo Chris McCoy (bastante desconocido también).

De los cómics, la película se basará en la renovación realizada en el año 2008, estando ya confirmados para la película los personajes de Drax the Destroyer, Groot, Starlord, Gamora y Rocket Raccoon. En los cómics, estos son tratados como un grupo de Cascos Azules Cósmicos con la misión de proteger la galaxia de amenazas con una fuerza muy superior a la habitual. Se rumorea que en la película podrían aparecer Thanos y Nova.